CERTOLIZUMAB EN VADEMECUM

Vademecum

CERTOLIZUMAB
 
 
Nota importante

DESCRIPCION

El certolizumab pegol es un fragmento recombinante de un anticuerpo humanizado, Fab' , bloqueante del factor de necrosis tumoral alfa (TNFa). Este fragmento está combinado con un polietilenglicol de aproximadamente 40 kDa (PEG2MAL40K). El fragmento Fab 'es sintetizado por en E. coli genéticamente modificado y posteriormente se somete a purificación y conjugación con PEG2MAL40K, para generar el certolizumab pegol. El fragmento Fab 'se compone de una cadena ligera con 214 aminoácidos y una cadena pesada con 229 aminoácidos. El peso molecular de certolizumab pegol es de aproximadamente 91 kiloDaltons.

Mecanismo de acción: el certolizumab pegol se une al TNFa humano con una KD de 90pM. La TNFa es una citoquina pro-inflamatoria clave en los procesos inflamatorios. El certolizumab pegol neutraliza selectivamente al TNFa (IC90 de 4 ng/ml para la inhibición de TNFa humano en el ensayo de citotoxicidad en células L929 de un fibrosarcoma murino in vitro), pero no neutraliza la linfotoxina (TNFß). Como el certolizumab pegol reacciona mal con el TNF de los roedores y de los conejos, se evaluó su eficacia "in vivo" utilizando modelos animales en los que el TNFa humano era la molécula activa fisiológicamente.

El certolizumab pegol ha demostrado neutralizar el TNFa humano soluble y asociado a la membrana de una manera dependiente de la dosis. La incubación de los monocitos con certolizumab pegol resultó en una inhibición dependiente de la dosis de la producción TNFa inducida por LPS y de IL-1ß en monocitos humanos.

El certolizumab pegol no contiene el fragmento cristalizable (Fc), que normalmente está presente en un anticuerpo completo, y por lo tanto no se fija al complemento ni causa la citotoxicidad celular dependiente de anticuerpos "in vitro". No induce la apoptosis "in vitro" en monocitos o linfocitos humanos derivados de la sangre periférica ni induce degranulación de los neutrófilos.

Farmacocinética: un total de 126 sujetos sanos recibieron dosis de hasta 800 mg por vía subcutánea de certolizumab pegol (sc) y de hasta 10 mg / kg por vía intravenosa (IV) en cuatro estudios farmacocinéticos. La dosis únicas intravenosas y subcutáneas de certolizumab pegol ocasionan concentraciones plasmáticas relacionadas con la dosis con una relación lineal entre la dosis administrada y la concentración plasmática máxima (Cmax) y el área bajo la concentración plasmática certolizumab pegol frente al tiempo (AUC). La Cmax media de aproximadamente 43 a 49 mcg/ml se produjo en la semana 5ª después de la dosis de carga inicial utilizando el régimen de dosificación recomendado para el tratamiento de pacientes con artritis reumatoide (400 mg sc en las semanas 0, 2 y 4, seguido de 200 mg en semanas alternas).

Farmacocinética: la farmacocinética observada en los pacientes con artritis reumatoide y enfermedad de Crohn fue consistente con la observada en sujetos sanos.

Tras la administración subcutánea, las concentraciones plasmáticas máximas de certolizumab pegol se alcanzaron entre 54 y 171 horas después de la inyección. El certolizumab pegol muestra una biodisponibilidad de aproximadamente 80% (que van desde 76% a 88%) tras la administración subcutánea en comparación con la administración intravenosa.

El volumen de distribución en estado estacionario (V) se estimó como de 6 a 8 L.

El metabolismo de certolizumab pegol no ha sido estudiado en sujetos humanos. Los datos de los animales indican que una vez que escinde del fragmento Fab 'del resto de PEG, este último e excreta principalmente en la orina sin más metabolismo.

La unión covalente de polímeros del polietilenglicol péptidos, retrasa el metabolismo y la eliminación de estas entidades de la circulación por una variedad de mecanismos, incluyendo la disminución de aclaramiento renal, la proteólisis, y la inmunogenicidad. En consecuencia, certolizumab pegol es "fragmento conjugado con PEG con el fin de extender la semi-vida de eliminación plasmática terminal (t½) de la Fab 'de un anticuerpo Fab" . La semi-vida de la fase de eliminación terminal (t½) fue de aproximadamente 14 días para todas las dosis probadas. El aclaramiento después de la administración IV a sujetos sanos varió de 9,21 ml/h a 14.38 ml/h. El aclaramiento después de la dosis subcutánea se estimó 17 ml / h en pacientes con enfermedad de Crohn Del mismo modo, aclaramiento plasmático se estimó en 21,0 ml/h en pacientes con artritis reumática. La vía de eliminación de certolizumab pegol no ha sido estudiado en sujetos humanos. Los estudios en animales indican que la principal vía de eliminación del componente PEG es a través de la excreción urinaria.

La presencia de anticuerpos anti-certolizumab se asoció con un aumento de 3,6 veces en el aclaramiento

No se han realizado estudios específicos de clínicas para evaluar el efecto de la insuficiencia renal en la farmacocinética del certulizumab, si bien es de esperar que la farmacocinética de la fracción PEG (polietilenglicol) sea dependiente de la función renal. No hay datos suficientes para proporcionar una recomendación de la dosis en pacientes con insuficiencia renal moderada y grave.

Toxicidad: en ratas y monos Cynomolgus tratados con certulizumab pegol con dosis superiores a las utilizadas en humanos, la histopatología reveló una vacuolización celular presente fundamentalmente en macrófagos en numerosos órganos (ganglios linfáticos, en las zonas de inyección,bazo, glándulas suprarrenales, útero, cérvix, plexos coroideos del cerebro y en las células epiteliales de losplexos coroideos). Es probable que este efecto fuera causado por la captación celular de la fracción PEG. Sin embargo, los estudios funcionales "in vitro" de macrófagos vacuolizados humanos indicaron que se mantuvieron todas las funciones evaluadas.

En las ratas > 90% del PEG administrado se eliminó en 3 meses tras una dosis única, siendo la orina la principal ruta de excreción. El certolizumab pegol no presenta reactividad cruzada con el TNF del roedor. Por tanto, se han tenido que realizar los estudios de toxicología reproductiva con un reactivo homólogo reconocido por el TNF de la rata. El valor de estos datos para la evaluación del riesgo humano es limitado.

No se observaron efectos adversos sobre el comportamientoo sobre la fertilidad femenina, los índices reproductores embriofetales y peri- y postnatales en ratas utilizando un fragmento Fab' PEGilado de roedor anti-TNFa de rata (cTN3 PF) tras una supresión sostenida del TNFa. En ratas macho se observó una movilidad de los espermatozoides reducida y una tendencia a la reducción en el número de esperma-tozoides.

Los estudios de distribución han mostrado que la transferencia del cTN3 PF a través de la placenta o de la
leche a la circulación fetal y neonatal es insignificante.

En los estudios preclínicos no se demostraron efectos mutagénicos o clastogénicos. No se han realizado
estudios de carcinogenicidad con el certolizumab pegol.

 

 

Ver también
Adalimumab
Infliximab
Etanercept
Golimumab
Anakinra
Abatacept
Tocilizumab

 

 

INDICACIONES Y POSOLOGIA

Artritis reumatoide en combinación con metotrexato:

Administración subcutanea:

  • Adultos: La dosis inicial recomendada de certolizumab a para pacientes adultos es de 400 mg (administrado como 2 inyecciones subcutáneas de 200 mg cada una) en las semanas 0, 2 y 4. La dosis de mantenimiento recomendada de 200 mg cada 2 semanas. Una vez se confirma la respuesta clínica, se puede considerar una dosis alternativa de mantenimiento de 400 mg cada 4 semanas. Durante el tratamiento con certolizumab se debe continuar utilizando MTX cuando sea apropiado.

El certolizumab está indicado para el tratamiento la artritis reumatoide activa de moderada a severa cuando la respuesta a los fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FARMEs), incluyendo metotrexato, ha sido inadecuada. El certolizumab puede administrarse en monoterapia en caso de intolerancia al metotrexato o cuando el tratamiento continuado con metotrexato no sea posible.

Espondiloartritis axial y anquilosante:

Administración subcutánea:

  • Adultos: La dosis inicial recomendada de certolizumab a para pacientes adultos es de 400 mg (administrado como 2 inyecciones subcutáneas de 200 mg cada una) en las semanas 0, 2 y 4. Después de la dosis de inicio, la dosis de mantenimiento es de 200 mg cada 2 semanas o 400 mg cada 4 semanas. Durante el tratamiento con certolizumab se debe continuar utilizando MTX cuando sea apropiado.

Artritis psoriásica:

Administración subcutánea:

  • Adultos: La dosis inicial recomendada de certolizumab a para pacientes adultos es de 400 mg (administrado como 2 inyecciones subcutáneas de 200 mg cada una) en las semanas 0, 2 y 4. Después de la dosis de inicio, la dosis de mantenimiento recomendada es de 200 mg cada 2 semanas. Una vez se confirma la respuesta clínica, se puede considerar una dosis alternativa de mantenimiento de 400 mg cada 4 semanas. Durante el tratamiento con certolizuma se debe continuar utilizando MTX cuando sea apropiado.

 

 

Enfermedad de Crohn:

Administración subcutánea:

  • Adultos: La dosis inicial recomendada de certolizumab a para pacientes adultos es de 400 mg (administrado como 2 inyecciones subcutáneas de 200 mg cada una) en las semanas 2 y 4. En los pacientes en los que se obtiene una respuesta clínica las dosis de mantenimiento recomendadas son de 400 mg cada 4 semanas

 
 

CONTRAINDICACIONES Y PRECAUCIONES

Los pacientes tratados con certolizumab están en mayor riesgo de desarrollar infecciones graves que pueden llevar a la hospitalización o a la muerte. La mayoría de los pacientes que desarrollaron estas infecciones estaban siendo tratados con inmunosupresores concomitantes como metotrexato o corticosteroides. El certolizumab se debe suspender si el paciente desarrolla una infección grave o sepsis. La infecciones reportadas incluyen:

- Tuberculosis activa, incluida la reactivación de la tuberculosis latente: los pacientes con tuberculosis han presentado frecuentemente con enfermedad diseminada o extrapulmonar. Los pacientes deben hacerse la prueba de la tuberculosis latente antes de su uso certolizumab y durante la terapia. El tratamiento para la infección latente se debe iniciar antes de su uso certolizumab .

- Infecciones fúngicas invasivas, incluyendo histoplasmosis, coccidioidomicosis, candidiasis, aspergilosis, blastomicosis, y neumocistosis: los pacientes con histoplasmosis u otras infecciones fúngicas invasivas pueden presentar una enfermedad diseminada, en lugar de la enfermedad localizada. La prueba antígeno/anticuerpo para la histoplasmosis puede ser negativa en algunos pacientes con infección activa. Debe ser considerada una terapia antifúngica empírica en pacientes con riesgo de infecciones fúngicas invasivas que desarrollen la enfermedad sistémica grave.

- Bacterianas, infecciones virales y otras debidas a patógenos oportunistas, incluyendo Legionella y Listeria: l os riesgos y beneficios del tratamiento con certolizumab se debe considerar cuidadosamente antes de iniciar el tratamiento en pacientes con infección crónica o recurrente.

Los pacientes deben ser vigilados de cerca para detectar el desarrollo de los signos y síntomas de infección durante y después del tratamiento con certolizumab

Se ha reportado linfoma y otras neoplasias, algunas mortales, en niños y adolescentes tratados con bloqueantes del TNF bloqueantes del TNF. El certolizumab no está indicado para su uso en pacientes pediátricos.

Se han notificado también casos de melanoma y carcinoma de células de Merkel en pacientes tratados con
antagonistas del TNF, incluyendo el certolizumab pegol.

En pacientes tratados con antagonistas del TNF se han notificado casos de linfoma hepatoesplénico de células T (HSTCL). Este raro tipo de linfoma de células T cursan con una progresión muy agresiva y su desenlace es, por lo general, mortal. La mayoría de los casos notificados con antagonistas del TNF ocurrieron en adolescentes y hombres jóvenes con enfermedad de Crohn o colitisulcerosa. Casi todos estos pacientes habían recibido tratamiento con los imunosupresores azatioprina y/o 6-mercaptopurina de forma concomitantecon un antagonista del TNF durante o previo al diagnóstico. No se puede descartar el riesgo de desarrollar linfoma hepatoesplénico de células T en pacientes tratados con certozilumab.

El tratamiento de la infección de tuberculosis latente antes de la terapia con agentes bloqueantes del TNF ha demostrado reducir el riesgo de reactivación durante la terapia. Una induración de 5 mm o más en la prueba de la tuberculina debe considerarse un resultado positivo en la evaluación de si es necesario un tratamiento para la tuberculosis latente antes de iniciar el certolizumab, incluso para pacientes previamente vacunados con el bacilo de Calmette-Guerin (BCG).

La terapia antituberculosa también debe ser considerada antes de la iniciación del certolizumab en pacientes con antecedentes de tuberculosis latente o activa en los que un curso adecuado de tratamiento no se puede confirmar, y para los pacientes con un resultado negativo para la tuberculosis latente, pero que tienen factores de riesgo para infección por tuberculosis. Se recomienda consultar con un médico con experiencia en el tratamiento de la tuberculosis para ayudar en la decisión de iniciar el tratamiento contra la tuberculosis es apropiado para un paciente individual.

La tuberculosis se debe considerar seriamente en pacientes que desarrollen una nueva infección durante el tratamiento certolizumab, especialmente en pacientes que previamente o recientemente han viajado a países con una alta prevalencia de tuberculosis, o que han tenido contacto cercano con una persona con tuberculosis activa.

Los pacientes deben ser estrechamente monitorizados para el desarrollo de los signos y síntomas de infección durante y después del tratamiento con certolizumab , incluyendo el desarrollo de la tuberculosis en pacientes con resultados negativos para la infección tuberculosa latente antes de iniciar la terapia. Las pruebas para la infección tuberculosa latente también pueden ser falsamente negativas durante el tratamiento con certolizumab.

El certolizumab debe interrumpirse si un paciente desarrolla una infección grave o una sepsis. Los pacientes que desarrollan una nueva infección durante el tratamiento con certolizumab deben ser controlados estrechamente, y sometidos a una pronta y completa evaluación diagnóstica adecuada para un paciente inmunodeprimido, debiendose iniciar el tratamiento antimicrobiano apropiado.

Para los pacientes que residen o viajan en regiones donde las micosis son endémicas, se debe sospechar una infección fúngica invasiva si desarrollan una enfermedad sistémica grave. Debe ser considerada una terapia antifúngica empírica apropiada mientras se realiza un estudio diagnóstico. La prueba antígeno/ anticuerpo para la histoplasmosis puede ser negativo en algunos pacientes con infección activa.

Se han observado entre los pacientes que reciben inhibidores del TNF más casos de tumores malignos en comparación con los pacientes de control. En el caso del certozilumab, los estudios en la enfermedad de Crohn y otras enfermedades, muestran que el número de neoplasias fue similar en ambos grupo (0.5% para los pacientes tratados con certozilumab frente al 0.6% para el placebo)

También se han reportado neoplasias, algunas mortales, entre los niños, adolescentes y adultos jóvenes que recibieron tratamiento con antagonistas del TNF (inicio del tratamiento = 18 años de edad).

Aproximadamente la mitad de los casos fueron linfomas, incluyendo linfoma de Hodgkin y el linfoma no-Hodgkin. Los otros casos representaban una variedad de diferentes neoplasias e incluían neoplasias raras normalmente asociadas con la inmunosupresión y tumores malignos que no se observan generalmente en los niños y adolescentes. Los tumores malignos se produjeron después de unos 30 meses de tratamiento (rango 1-84 meses). La mayoría de los pacientes estaban recibiendo inmunosupresores concomitantes. Estos casos fueron reportados después de la comercialización y se derivan de una variedad de fuentes, incluyendo los registros y los informes posteriores a la comercialización espontáneos.

Los pacientes con artritis reumatoide, particularmente aquellos con enfermedad muy activa, están en un riesgo mayor para el desarrollo de linfoma.

Se han reportado casos de empeoramiento de la insuficiencia cardíaca congestiva y la nueva aparición de insuficiencia cardíaca con bloqueantes del TNF, incluyendo el certolizumab. El certolizumab no se ha estudiado formalmente en pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva, pero se han descrito el empeoramiento de la insuficiencia cardíaca congestiva y el aumento de la mortalidad con otros bloqueantes.

Los siguientes síntomas que podrían ser compatibles con reacciones de hipersensibilidad que se han notificado en raras ocasiones después de la administración de certolizumab son: angioedema, disnea, hipotensión, erupción cutánea, enfermedad del suero, y la urticaria. Si se producen dichas reacciones, interrumpir la administración de certolizumab e instituir una terapia apropiada. No hay datos sobre los riesgos del uso del certolizumab en pacientes que han experimentado una reacción de hipersensibilidad grave hacia otro bloqueante del TNF.

El uso de bloqueantes del TNF, incluyendo el certolizumab, se ha asociado con la reactivación del virus de la hepatitis B (VHB) en pacientes que son portadores crónicos de este virus. En algunos casos, la reactivación del VHB en conjunción con el bloqueante de TNF ha sido fatal. La mayoría de los informes se refieren a pacientes tratados concomitantemente con otros medicamentos que suprimen el sistema inmunológico, lo que también puede contribuir a la reactivación del VHB.

En los pacientes que desarrollen una reactivación del VHB, se debe interrumpir el tratamiento con certolizumab e iniciar una eficaz terapia anti-viral. La seguridad de la reanudación de la terapia con bloqueadores TNF después de controlada la reactivación del VHB es desconocida. Por lo tanto, tener precaución al considerar la reanudación del tratamiento certolizumab en esta situación y vigilar a los pacientes muy de cerca.

El uso de bloqueantes del TNF, de los cuales certolizumab es miembro, se ha asociado con casos raros de nueva aparición o exacerbación de los síntomas clínicos y/o evidencia radiográfica de enfermedad desmielinizante del sistema nervioso central, incluyendo la esclerosis múltiple, la enfermedad desmielinizante periférica y el síndrome de Guillain-Barré. Se recomienda precaución al considerar el uso de certolizumab en pacientes con trastornos desmielinizantes preexistentes del sistema nervioso central o periférico de inicio reciente. Se han descrito casos raros de trastornos neurológicos, incluyendo convulsiones, neuritis óptica y neuropatía periférica en pacientes tratados con certolizumab.

Se han descrito casos raros de pancitopenia, incluyendo anemia aplásica, con los bloqueantes del TNF. En el casi del certolizumab se han reportado con poca frecuencia reacciones adversas del sistema hematológico, incluyendo una citopenia médicamente significativa (por ejemplo, leucopenia, pancitopenia, trombocitopenia). Aunque ningún grupo de alto riesgo ha sido identificado, se recomienda precaución en pacientes con historial de anormalidades hematológicas significativas. Todos los pacientes deben buscar atención médica inmediata si presentan signos y síntomas de discrasias sanguíneas o infección (por ejemplo, fiebre persistente, hematomas, sangrado, palidez) mientras se encuentran en tratamiento con certolizumab.

Se han observado infecciones graves en los estudios clínicos con el uso concomitante de anakinra (una antagonista de la interleukina-1) y etanercept (otro bloqueante del TNF) sin beneficio adicional comparado con etanercept solo. También se observó un mayor riesgo de infecciones graves también se observó en el uso combinado de inhibidores del TNF con abatacept y rituximab. Debido a la naturaleza de los eventos adversos observados con esta combinación, toxicidades similares también pueden resultar de la utilización de certolizumab con otros FARMES.

El tratamiento con certolizumab puede dar lugar a la formación de autoanticuerpos y rara vez, al desarrollo de un síndrome similar al lupus. Si un paciente desarrolla síntomas indicativos de un síndrome similar al lupus después del tratamiento con certolizumab se debe suspender el tratamiento.

En un ensayo clínico controlado con placebo en pacientes con artritis reumatoide, no se detectaron diferencias en la respuesta de anticuerpos a la vacuna entre los grupos de tratamiento con certolizumab y de placebo cuando se les administró la vacuna polisacárida antineumocócica y la vacuna contra la influenza simultáneamente. Sin embargo los pacientes tratados con certolizumab y metotrexato concomitante tuvieron una respuesta humoral menor en comparación con los pacientes tratados con certolizumab solo.

Debido a que el TNF es un mediador de la inflamación y modula la respuesta inmune celular, existe la posibilidad de que los bloqueantes del TNF, incluyendo certolizumab, afecten a las defensas del huésped frente a infecciones y neoplasias. El impacto del tratamiento con certolizumab en el desarrollo y evolución de los tumores malignos, así como infecciones activas y/o crónicos, no se conocen completamente. La seguridad y eficacia de certolizumab en pacientes con inmunosupresión no se ha evaluado formalmente.

La experiencia sobre la seguridad de intervenciones quirúrgicas en pacientes tratados con certozilumab eslimitada. Si se planifica una intervención quirúrgica debe tenerse en cuenta la semivida de eliminación de 14 días de certolizumab pegol. Los pacientes tratados con certozilumab que requieran cirugía deben serestrechamente vigilados por la aparición de infecciones y se deben tomar las medidas apropiadas.

 

 
Clasificación de la FDA de riesgo en el embarazo

El certolizumab se clasifica dentro de la categoría B de riesgo en el embarazo. N se han realizado estudios adecuados y bien controlados con el certolizumab en mujeres embarazadas.

Las concentraciones plasmáticas de certolizumab pegol obtenidas de 10 mujeres tratadas con certolizumab durante el embarazo y de sus hijos recién nacidos mostraron una baja transferencia placentaria de certolizumab pegol. Sin embargo, el certolizumab puede ser eliminado a un ritmo más lento en los bebés expuestos que en pacientes adultos.

Ningún daño fetal se observó en los estudios de reproducción animal. Debido a que los estudios de reproducción en animales no siempre son predictivos de la respuesta humana, este medicamento debe usarse durante el embarazo sólo si es claramente necesario.

No se sabe si certolizumab pegol se excreta en la leche humana. Debido a que muchos fármacos se excretan en la leche humana y debido al potencial de reacciones adversas graves en los lactantes debidas al certolizumab , debe decidirse si interrumpir la lactancia o suspender el fármaco, teniendo en cuenta la importancia del fármaco para la madre.

 

 
  INTERACCIONES

La farmacocinética del metotrexato no se ve alterada por la administración concomitante con certolizumab en pacientes con artritis reumatoide. No se ha estudiado el efecto de metotrexato en la farmacocinética de certolizumab . Sin embargo, los pacientes tratados con metotrexato tienen menor incidencia de anticuerpos para certolizumab. Por lo tanto, los niveles plasmáticos terapéuticos son más propensos a ser sostenidos cuando el certolizumab se administra con metotrexato.

No se han realizado estudios formales de interacción fármaco-fármaco con el certolizumab tras la administración concomitante con corticosteroides, medicamentos anti-inflamatorios no esteroideos, analgésicos o inmunosupresores.

 

 
 

REACCIONES ADVERSAS

El certolizumab ha sido estudiado en 4.049 pacientes con artritis reumatoide en ensayos controlados y abiertos durante 92 meses, en 325 pacientes con espondiloartritis axial activa en un ensayo clínico controlado con placebo hasta 30 meses, en 409 pacientes con artritis psoriásica en un ensayo clínico controlado con placebo y 1.564 pacientes con enfermedad de Crohn. En estos estudios, el porcentaje de pacientes que tuvieron que discontinuar el tratamiento debido a reacciones adversas osciló entre el 5% (en la artritis reumatoides) y el 8% (en la enfermedad de Crohn). Los pacientes bajo placebo que discontinuaron el tratamiento ascendieron al 2.5% y 7% respectivamente.

Las reacciones adversas descritas con mayor frecuencia fueron:

  • Infecciones e infestaciones: frecuentes: infecciones bacterianas (incluyendo abscesos), infecciones víricas (incluyendo herpes, papilomavirus e influenza); poco frecuentes: sepsis (incluyendo fallo multiorgánico, shock séptico), tuberculosis, infecciones fúngicas (incluye oportunistas)
  • Neoplasias benignas, malignas y no especificadas (incluyendo quistes y pólipos): poco frecuentes: neoplasias del sistema linfático y sangre (incluyendolinfoma y leucemia), tumores sólidos, cánceres de pielno melanoma, lesiones precancerosas (incluyendoleucoplasia oral, nevus melanocítico), tumores benignosy quistes (incluyendo papiloma cutáneo); raras: tumores gastrointestinales, melanoma; carcinoma de células de Merkel.
  • Trastornos de la sangre y del sistema linfático: frecuentes: trastornos eosinofílicos, leucopenia (incluyendo neutropenia, linfopenia); poco frecuentes: anemia, linfadenopatía, trombocitopenia, trombocitosis; raras: pancitopenia, esplenomegalia, eritrocitosis, morfología anormal de los glóbulos blancos
  • Trastornos del sistema inmunológico: poco frecuentes: vasculitis, lupus eritematoso, hipersensibilidad al fármaco (incluyendo shock anafiláctico), reacciones alérgicas, autoanticuerpos positivos; raras: edema angioneurótico, sarcoidosis, enfermedad del suero, paniculitis (incluyendo eritema nodoso)
  • Trastornos del metabolismo y de la nutrición: poco frecuentes: desequilibrio electrolítico, dislipidemia, trastornos del apetito, cambio de peso; rara: hemosiderosis
  • Trastornos del sistema nervioso: frecuentes: dolores de cabeza (incluyendo migraña), alteraciones sensitivas; poco frecuentes: neuropatías periféricas, mareo, temblores; raras: crisis, neuritis de pares craneales, alteración de la coordinación o del equilibrio, esclerosis múltiple, Síndrome de Guillain-Barré
  • Trastornos psiquiátricos: poco frecuentes: ansiedad y cambios de humor (incluyendo los síntomas asociados); raros: intento de suicidio, delirio, trastorno mental.
  • Trastornos cardiacos: poco frecuentes: cardiomiopatías (incluyendo insuficiencia cardiaca), trastornos isquémicos de las arterias coronarias, arritmias (incluyendo fibrilación auricular), palpitaciones; raras: pericarditis, bloqueo auriculoventricular
  • Trastornos vasculares: frecuentes: hipertensión; poco frecuentes: hemorragia o sangrado (cualquier localización), hipercoagulación (incluyendo tromboflebitis, embolia pulmonar), síncope, edema (incluyendo periférico, facial), equimosis (incluyendo hematoma, petequias); raras: accidente cerebrovascular, arteriosclerosis, fenómeno de Raynaud, livedo reticularis, telangiectasia.
  • Trastornos respiratorios, torácicos y mediastínicos: poco frecuentes: asma y síntomas relacionados, derrame pleural y sus síntomas, congestión e inflamación del tracto respiratorio, tos; raras: enfermedad pulmonar intersticial, neumonitis
  • Trastornos gastrointestinales : frecuentes: nausea; poco frecuentes: ascitis, úlcera y perforación gastrointestinal, inflamación del tracto gastrointestinal (cualquier localización), estomatitis, dispepsia, distensión abdominal, sequedad orofaríngea; raras: odinofagia, hipermotilidad
  • Trastornos hepatobiliares: frecuentes: hepatitis (incluyendo aumento de las enzimas hepáticas); poco frecuentes: hepatopatía (incluyendo cirrosis), colestasis, aumento de la bilirrubina; raras: colelitiasis.
  • Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo: frecuentes: exantema; poco frecuentes: alopecia, nuevo episodio o empeoramiento de la psoriasis (incluyendo psoriasis pustulosa palmoplantar) dermatitis y eccema, trastornos de la glándula sudorípara, úlceras cutáneas, fotosensibilidad, acné, pigmentación de la piel, sequedad de la piel, trastornos de las uñas y de los lechos ungueales; raros: exfoliación y descamación de la piel, trastornos vesiculares, trastornos en la textura del pelo.
  • Trastornos musculoesqueléticos y del tejido conjuntivo: poco frecuentes: trastornos musculares, aumento de la creatinfosfoquinasa sanguínea.
  • Trastornos renales y urinarios: poco frecuentes, insuficiencia renal, sangre en orina, síntomas uretrales y de la vejiga; raros: nefropatía (incluyendo nefritis)
  • Trastornos del aparato reproductor y de la mama: poco frecuentes: trastornos hemorrágicos uterinos y del ciclo menstrual (incluyendo amenorrea), trastornos de la mama; raros: disfunción sexual
  • Trastornos endocrinos: raros: trastornos tiroideos
  • Trastornos oculares: poco frecuentes: trastornos visuales (incluyendo visión reducida), inflamación del ojo y del párpado, trastorno del lagrimeo.
  • Trastornos del oído y del laberinto: poco frecuentes: tinnitus, vértigo
  • Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración: frecuentes: pirexia, dolor (cualquier localización), astenia, prurito(cualquier localización), reacciones en el lugar de la inyección; poco frecuentes: escalofríos, enfermedad de tipo gripal, percepción de la temperatura alterada, sudores nocturnos, rubor; raros: fístula (cualquier localización)

 

 

La dosis máxima tolerada de certolizumab pegol no ha sido establecida. Se han administrado dosis de hasta 800 mg por vía subcutánea y 20 mg/kg por vía intravenosa sin evidencia de toxicidad

En caso de sobredosis, se recomienda que los pacientes sean monitorizados estrechamente por las posibles reacciones o efectos adversos, y en caso de aparecer estas iniciar el tratamiento sintomático adecuado inmediatamente.

 

 

PRESENTACION

CIMCIA vial con 200 mg de certolizumab; jeringa precargada con 200 mg/ml. de certolizumab

NOTA: en Europa el certolizumab pegol ha sido aprobado sólo para su uso en la artritis reumatoide. En los EEUN se utiliza además en la enfermedad de Crohn y en la artritis psoriásica (2014)

 

 
 

REFERENCIAS

  • Kawalec P, Mikrut A, Wisniewska N, Pilc A. Tumor necrosis factor-a antibodies (infliximab, adalimumab and certolizumab) in Crohn's disease: systematic review and meta-analysis. Arch Med Sci. 2013 Oct 31;9(5):765-79.
  • Landewé R, Braun J, Deodhar A, Dougados M, Maksymowych WP, Mease PJ, Reveille JD, Rudwaleit M, van der Heijde D, Stach C, Hoepken B, Fichtner A, Coteur G, de Longueville M, Sieper J. Efficacy of certolizumab pegol on signs and symptoms of axial spondyloarthritis including ankylosing spondylitis: 24-week results of a double-blind randomised placebo-controlled Phase 3 study. Ann Rheum Dis. 2014 Jan;73(1):39-47.
  • Keystone E, Landewé R, van Vollenhoven R, Combe B, Strand V, Mease P, Shaughnessy L, VanLunen B, van der Heijde D. Long-term safety and efficacy of certolizumab pegol in combination with methotrexate in the treatment of rheumatoid arthritis: 5-year results from the RAPID 1 trial and open-label extension. Ann Rheum Dis. 2014 Dec;73(12):2094-100
  • Nanau RM, Neuman MG. Safety of anti-tumor necrosis factor therapies in arthritis patients. J Pharm Pharm Sci. 2014;17(3):324-61.
  • Jansen JP, Buckley F, Dejonckheere F, Ogale S. Comparative efficacy of biologics as monotherapy and in combination with methotrexate on patient reported outcomes (PROs) in rheumatoid arthritis patients with an inadequate response to conventional DMARDs--a systematic review and network meta-analysis. Health Qual Life Outcomes. 2014 Jul 3;12:102.
  • Ranatunga S, Miller AV. Active axial spondyloarthritis: potential role of certolizumab pegol. Ther Clin Risk Manag. 2014 Feb 12;10:87-94.
  • Smolen JS, Emery P, Ferraccioli GF, Samborski W, Berenbaum F, Davies OR, Koetse W, Purcaru O, Bennett B, Burkhardt H. Certolizumab pegol in rheumatoid arthritis patients with low to moderate activity: the CERTAIN double-blind, randomised, placebo-controlled trial. Ann Rheum Dis. 2014 Jan 15. doi: 10.1136/annrheumdis-2013-204632
  • Gladman D, Fleischmann R, Coteur G, Woltering F, Mease PJ. Effect of certolizumab pegol on multiple facets of psoriatic arthritis as reported by patients: 24-week patient-reported outcome results of a phase III, multicenter study. Arthritis Care Res (Hoboken). 2014 Jul;66(7):1085-92.
  • Smolen JS, Landewé R, Breedveld FC, Buch M, Burmester G, Dougados M, Emery P, Gaujoux-Viala C, Gossec L, Nam J, Ramiro S, Winthrop K, de Wit M, Aletaha D, Betteridge N, Bijlsma JW, Boers M, Buttgereit F, Combe B, Cutolo M, Damjanov N, Hazes JM, Kouloumas M, Kvien TK, Mariette X, Pavelka K, van Riel PL, Rubbert-Roth A, Scholte-Voshaar M, Scott DL, Sokka-Isler T, Wong JB, van der Heijde D. EULAR recommendations for the management of rheumatoid arthritis with synthetic and biological disease-modifying antirheumatic drugs: 2013 update. Ann Rheum Dis. 2014 Mar;73(3):492-509

 
  Monografía creada el 5 de octubre de 2014. Equipo de redacción de IQB (Centro colaborador de La Administración Nacional de Medicamentos, alimentos y Tecnología Médica -ANMAT - Argentina).
.
 
  buscar  
   

Sibir un nivelMapa de esta Web. El mejor sitio para comenzar