MIGLITOL EN VADEMECUM
 

MIGLITOL

 
Nota importante

DESCRIPCION

El miglitol es un inhibidor reversible de las alfa-glucosidasas  intestinales. Bajo la influencia de miglitol, la digestión de carbohidratos complejos en monosacáridos absorbibles en el  intestino delgado se retrasa de forma dosis dependiente. Por tanto, la administración de miglitol reduce la hiperglucemia postprandial y suaviza las fluctuaciones del perfil diario de glucemia. La absorción de glucosa administrada por vía oral no es inhibida por miglitol.

A diferencia de las sulfonilureas, miglitol no estimula la secreción de insulina pancreática.

El tratamiento con miglitol también reduce la glucemia en ayunas y altera las cifras de hemoglobina glicosilada (HbA1, HbA1c). Los cambios pueden ser una reducción o una disminución del deterioro de las cifras de HbA1 o HbA1c, dependiendo del estado clínico del  paciente y de la progresión de la enfermedad. Estos Parámetros se ven afectados de forma dosis dependiente por miglitol.

Propiedades farmacocinéticas: La acción farmacodinámica de miglitol es local en el tracto gastrointestinal. Tras la administración oral de dosis bajas de miglitol (12,5 a 25 mg), el compuesto es absorbido casi cuantitativamente. El aumento de la dosis oral de miglitol de 25 a 200 mg produjo cambios no lineales en su absorción. Aproximadamente el 90% de una dosis de 50 mg es absorbido, y el 60% de una dosis de 100 mg. Las características de absorción de miglitol siguen la cinética de Michaelis-Menten con una ventana de absorción de 6-10 horas tras la administración. Su volumen de distribución en estado  de equilibrio (Vss) de 0,18 l/kg muestra que miglitol se distribuye principalmente en el espacio extracelular.

Miglitol se une a las proteínas plasmáticas únicamente en cantidades muy pequeñas (<4%). El fármaco no se metaboliza en el intestino ni tras la absorción, sino que se elimina de forma invariable casi exclusivamente por vía renal. El aclaramiento de miglitol puede reducirse en pacientes con insuficiencia renal. La  excreción biliar de miglitol es insignificante (<1%). Por tanto, el aclaramiento corporal total es igual al aclaramiento renal (99 a 114 ml/min. en jóvenes voluntarios sanos) y corresponde a la velocidad de filtración glomerular. La semivida terminal aparente, t1/2, se encuentra en el intervalo de 2-3 horas en la mayoría de los jóvenes voluntarios sanos.

Datos preclínicos sobre seguridad: En estudios de toxicidad crónica, la pérdida de peso constituyó la  toxicidad limitante de dosis. No pudieron determinarse los órganos diana específicos de toxicidad.

El miglitol careció de potencial genotóxico en el conjunto de ensayos de genotoxicidad y no hubo signos de carcinogenicidad inducida por miglitol ni en ratones ni en ratas.

 

INDICACIONES Y POSOLOGIA

Tratamiento complementario a la dieta y el ejercicio para mejorar el control glucémico en los pacientes con diabetes mellitus de tipo

Los comprimidos de miglitol se toman por vía oral y deben  masticarse con el primer bocado de la comida o bien tragarse  enteros con un poco de líquido antes de la comida.

  • Adultos: La dosis inicial recomendada es de 50 mg tres veces al día. Se ajustará individualmente ya que la tolerancia puede ser diferente de un paciente a otro, y se irá aumentando hasta la dosis de mantenimiento recomendada de 100 mg tres veces al día después de cuatro a doce semanas de tratamiento.
  • Pacientes ancianos: No se requiere modificación alguna respecto a la pauta de dosificación en adultos.
  • Insuficiencia hepática: No se requiere ajuste de dosis.
  • Insuficiencia renal:  No se requiere ajuste de dosificación en pacientes con insuficiencia renal leve a moderada (aclaramiento de creatinina > 25ml/min.).
 

CONTRAINDICACIONES Y PRECAUCIONES

Hipersensibilidad al miglitol o a cualquiera de los excipientes. Miglitol no debe utilizarse en niños, ni en menores de 18 años ni durante el embarazo o la lactancia.

El miglitol está asimismo contraindicado en pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal, úlcera colónica, obstrucción intestinal parcial  o en pacientes predispuestos a la obstrucción intestinal. Además, miglitol no debe utilizarse en pacientes con enfermedades intestinales crónicas asociadas con alteraciones importantes de la digestión o de la absorción ni en pacientes con patología que pueda empeorar como resultado de un aumento de la formación de gas intestinal, p. ej. hernias importantes.

Puesto que se ha observado que el aclaramiento de miglitol se encuentra reducido en la insuficiencia renal y sus efectos no han sido completamente evaluados en pacientes con insuficiencia renal grave, su uso está contraindicado en pacientes con aclaramiento de creatinina inferior a 25 ml/min.

Hipoglucemia: a pesar de no haberse observado durante los ensayos clínicos, miglitol puede potenciar los efectos  hipoglucémicos de las sulfonilureas, y la dosificación de éstas puede requerir un ajuste conveniente. Se registraron episodios hipoglucémicos en ensayos clínicos en combinación con insulina.  Los episodios de hipoglucemia que se producen durante la terapia deben ser tratados, en su caso, con administración de glucosa y no de sacarosa. Ello se debe a que miglitol retrasa la absorción de los disacáridos, pero no de los monosacáridos.

Embarazo: No se recomienda el uso de miglitol durante el embarazo. Si se descubre un embarazo durante el tratamiento con miglitol, debe interrumpirse el tratamiento con este fármaco y sustituirse por un tratamiento alternativo apropiado. La información disponible respecto al uso de miglitol durante el embarazo en el ser humano es insuficiente para establecer los posibles efectos perjudiciales. Los estudios realizados hasta la fecha en animales de experimentación no han mostrado efectos nocivos.

Lactancia:  Miglitol no debe utilizarse durante la lactancia. Miglitol se excreta  por la leche materna en concentraciones muy pequeñas.

 
 

INTERACCIONES CON OTROS MEDICAMENTOS

La biodisponibilidad de glibenclamida se reduce ligeramente cuando se administra concomitantemente con miglitol, aunque los resultados de los ensayos clínicos con glibenclamida indican que  ninguna interacción farmacocinética entre estos agentes es clínicamente relevante.

La biodisponibilidad de metformina se reduce ligeramente cuando se administra concomitantemente con miglitol. Se desconoce el alcance de este hallazgo. El uso de miglitol combinado con metformina no ha sido todavía bien evaluado mediante ensayos clínicos.

Los adsorbentes intestinales (p. ej., carbón vegetal) y los medicamentos con enzimas escisores de carbohidratos (p. ej., amilasa, pancreatina) pueden reducir el efecto de miglitol y por tanto no deben tomarse de forma concomitante.

Miglitol puede producir síntomas gastrointestinales, incluyendo  heces blandas y diarrea, y por lo tanto, puede potenciar los efectos de los laxantes. Al igual que con otros agentes causantes de diarrea, deben considerarse los efectos potenciales sobre medicaciones concomitantes, especialmente los preparados de  liberación sostenida, debido a la posibilidad de modificación de los tiempos de tránsito gastrointestinal.

La administración concomitante de miglitol y digoxina en voluntarios sanos reduce las concentraciones plasmáticas de digoxina. Sin embargo, este efecto no fue observado en pacientes DMNID tratados previamente con digoxina durante un mínimo de cuatro semanas. Por tanto, esta interacción farmacocinética puede no ser clínicamente relevante.

No se observó interacción alguna entre miglitol y nifedipino o antiácidos como hidróxido de magnesio o hidróxido de aluminio.

 
 

REACCIONES ADVERSAS

El resultado del mecanismo de acción de miglitol es una mayor  proporción de carbohidratos no digeridos que pasan al intestino grueso. Estos carbohidratos pueden ser utilizados también por la  flora intestinal, produciendo un aumento de la formación de gas  intestinal. Por tanto, la mayoría de pacientes presentan probablemente uno o más síntomas relacionados con este hecho, concretamente flatulencia, diarrea y dolor abdominal. También  pueden presentarse distensión abdominal, heces blandas,  borborigmos (meteorismo) y sensación de plenitud.

Los síntomas, especialmente aquellos referidos al tracto  gastrointestinal, tienen relación tanto con la dosis como con el  substrato alimenticio y pueden disminuir con el tratamiento continuado. Los síntomas pueden reducirse siguiendo la dieta  prescrita y evitando el consumo de sacarosa o alimentos que contengan azúcar. Si los síntomas son mal tolerados, se recomienda reducir la dosificación.

Si la diarrea persiste, los pacientes serán estrechamente monitorizados. La dosis se reducirá y eventualmente, si es   necesario, se interrumpirá el tratamiento.

Otros efectos secundarios informados (frecuencia 1-3,5%) durante el tratamiento con miglitol son náuseas, estreñimiento y dispepsia.

Cuando se utiliza en combinación con otros tratamientos antidiabéticos (sulfonilureas e insulina), se ha descrito hipoglucemia.

 

SOBREDOSIS

No existe experiencia con la sobredosis por miglitol. No se conocen antídotos específicos de miglitol.

En caso de sobredosis, los pacientes presentarán probablemente síntomas gastrointestinales, por ejemplo, flatulencia, diarrea y dolor abdominal. También pueden presentar distensión abdominal, heces  blandas, borborigmos (meteorismo) y sensación de plenitud. En caso de sobredosificación se evitará la ingesta de comidas y/o bebidas que contengan hidratos de carbono durante las 4-6 horas  siguientes. La diarrea se tratará con medidas conservadoras.

 
 

PREPARADOS

DIASTABOL, Comp. 100 mg  (SANOFI WINTHROP) 

 
 

REFERENCIAS

  • Scott LJ, Spencer CM. Miglitol: a review of its therapeutic potential in type 2 diabetes mellitus. Drugs 2000 Mar 59:3 521-49
  • Minatoguchi S, Arai M, Uno Y, Kariya T, Nishida Y, Hashimoto K, Kawasaki M, Takemura G, Fujiwara T, Fujiwara H . A novel anti-diabetic drug, miglitol, markedly reduces myocardial infarct size in rabbits. Br J Pharmacol 1999 Dec 128:8 1667-72
  • Russell JC, Graham SE, Dolphin PJ. Glucose tolerance and insulin resistance in the JCR:LA-corpulent rat: effect of miglitol (Bay m1099). Metabolism 1999 Jun 48:6 701-6
  • Mitrakou A, Tountas N, Raptis AE, Bauer RJ, Schulz H, Raptis SA. Long-term effectiveness of a new alpha-glucosidase inhibitor (BAY m1099-miglitol) in insulin-treated type 2 diabetes mellitus. Diabet Med 1998 Aug 15:8 657-60
  • Segal P, Feig PU, Schernthaner G, Ratzmann KP, Rybka J, Petzinna D, Berlin C. The efficacy and safety of miglitol therapy compared with glibenclamide in patients with NIDDM inadequately controlled by diet alone. Diabetes Care 1997 May 20:5 687-91
  • Pagano G, Marena S, Corgiat-Mansin L, Cravero F, Giorda C, Bozza M, Rossi CM. Comparison of miglitol and glibenclamide in diet-treated type 2 diabetic patients .Diabete Metab 1995 Jun 21:3 162-7
  • Sels JP, Kingma PJ, Wolffenbuttel BH, Menheere PP, Branolte JH, Nieuwenhuijzen Kruseman AC17. Effect of miglitol (BAY m-1099) on fasting blood glucose in type 2 diabetes mellitus. Neth J Med 1994 Jun 44:6 198-201
  • Johnston PS, Coniff RF, Hoogwerf BJ, Santiago JV, Pi-Sunyer FX, Krol A. Effects of the carbohydrase inhibitor miglitol in sulfonylurea-treated NIDDM patients. Diabetes Care 1994 Jan 17:1 20-9

 
  Monografía revisada el 15 de Octubre de 2010.Equipo de redacción de IQB (Centro colaborador de La Administración Nacional de Medicamentos, alimentos y Tecnología Médica -ANMAT - Argentina).