Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar

GLICLAZIDA EN VADEMECUM
 

GLICLAZIDA

DESCRIPCION

La gliclazida es una sulfonilurea de segunda generación que se utiliza en el tratamiento oral de la diabetes tipo 2.

Mecanismo de acción: la acción hipoglucemiante de la gliclazida se debe a la estimulación de las células de los islotes pancreáticos lo que ocasiona un aumento de la secreción de insulina. Las sulfonilureas se unen a los receptores de los canales potásicos ATP-dependientes, reduciendo el paso del potasio y produciendo la despolarización de la membrana. Esta despolarización estimula la entrada de calcio a través de los canales de calcio voltaje-dependientes aumentando las concentraciones de calcio intracelulares, lo que induce, a su vez la secreción y/o exocitosis de la insulina. Para que el fármaco sea efectivo se requiere que exista un número mínimo de células b viables, lo que no ocurre en el caso de la diabetes de tipo 1 o en casos severos de diabetes de tipo 2.

Aunque estructuralmente parecida a la glibenclamida, la gliclazida ha demostrado producir menos efectos cardiovasculares y una menor morbilidad por todas las causas. La menor incidencia de eventos cardiovasculares exhibidos por la gliclazida puede estar relacionada con el hallazgo de que este fármaco atenua la progresión del engrosamiento de la íntima. También se ha comprobado que la gliclazida tiene efectos antioxidantes protegiendo a los tejidos del ataque de los radicales libres. Así, a los 6 meses de tratamiento se observa una regresión significativa de la masa del ventrículo izquierdo en comparación con la glibenclamida.

Otros efectos farmacológicos de la gliclazida son una inhibición parcial de la agregación y adhesión plaquetaria, con una disminución de los marcadores de activación plaquetaria (tromboglobulina y tromboxano B2) y un efecto sobre la actividad fibrinolítica del endotelio vascular con aumento de la actividad del tPA.

 

Farmacocinética: después de la administración de una dosis oral de 80 mg, las concentraciones plasmáticas máximas de gliclazida se alcanzan a las 3-4 horas con unos valores de 4-6 mg/mL. El fármaco se distribuye por todo el organismo, siendo el volumen de distribución de 17.8 litros. La semi-vida de eliminación es de 10 a 12 horas . La gliclazida se une a las proteínas del plasma en un 96%.

La gliclazida es metabolizada en el hígado por las enzimas del citocromo P450, siendo excretada en su mayor parte por la orina. En esta se detecta menos del 1 % del fármaco sin metabolizar. No se han detectado metabolitos activos en plasma.

No se han observado modificaciones clínicamente significativas en los parámetros farmacocinéticos en los pacientes ancianos.

Toxicidad: Los estudios convencionales de toxicidad a dosis repetidas y genotoxicidad no han revelado especiales riesgos para los humanos. No se han realizado estudios de carcinogenicidad a largo plazo. No han aparecido alteraciones teratógenas en los estudios en animales, pero se observó una disminución del peso fetal en animales que recibieron dosis 25 veces más altas que la dosis máxima recomendada en humanos.

INDICACIONES

Diabetes subsidiarias de tratamiento oral.

La gliclazida es una sulfonilurea que posee una doble polaridad de acción: propiedades metabólicas y microvasculares originales. 

Administración oral:

  • Adultos: La dosis inicial recomendada es de 30 mg al día. Si la glucemia está adecuadamente controlada, esta dosis se puede utilizar como tratamiento de mantenimiento. Si el control de la glucemia no es el adecuado, esta dosis se podrá aumentar a 60, 90 o 120 mg al día, en pasos sucesivos. El intervalo entre cada incremento de dosis deberá ser de al menos un mes, salvo si la glucemia del paciente no se reduce después de dos semanas de tratamiento. En este caso, la dosis puede aumentarse al final de la segunda semana de tratamiento. La dosis diaria máxima recomendada es de 120 mg. En todos los casos, las dosis deberán ser personalizadas en función de la respuesta clínica del paciente (niveles de glucemia y determinación de la hemoglobina glicosilada).
  • Niños: la seguridad y eficacia de la gliclazida en los niños no ha sido evaluada
   
 

CONTRAINDICACIONES y PRECAUCIONES

La gliclazida está contraindicada en personas con hipersensibilidad conocida al fármaco o a otras sulfonilurea. Se deberá administrar con precaución en la diabetes juvenil, cetosis grave, acidosis, precoma y coma diabético, insuficiencia renal severa, insuficiencia hepática grave.

 
Clasificación de la FDA de riesgo en el embarazo

La gliclazida se clasifica dentro el grupo C de riesgo en el embarazo. No hay experiencia en humanos con el uso de gliclazida durante el embarazo, aunque hay algunos datos con otras sulfonilureas. En estudios con animales, gliclazida no es teratogénica. Se debe conseguir el control de la diabetes antes del embarazo, para reducir el riesgo de malformaciones congénitas ligadas a la diabetes incontrolada. No se recomiendan los agentes hipoglucemiantes, la insulina es el fármaco de primera elección para el tratamiento de la diabetes durante el embarazo. Se recomienda cambiar el tratamiento hipoglucemiante a insulina antes de intentar el embarazo, o tan pronto como se descubra.

Si desconoce si gliclazida o sus metabolitos son excretados en la leche materna. Dado el riesgo de hipoglucemia neonatal, el producto está contraindicado en madres lactantes.

 
 

Al igual que los demás hipoglucemiantes orales, la gliclazida no dispensa de una dieta apropiada. Debe efectuarse la analítica habitual del diabético, regular y periódica, para un correcto control glucémico. En caso de intervención quirúrgica o de descompensación de la diabetes se debe recurrir a la insulina. Esta especialidad contiene lactosa. Se han descrito casos de intolerancia a este componente en niños y adolescentes. Aunque la cantidad presente en el preparado no es, probablemente, suficiente para desencadenar los síntomas de intolerancia, en caso de que aparecieran diarreas debe consultar a su médico.

 

 
 

INTERACCIONES

El efecto de las sulfamidas hipoglucemiantes se puede potenciar por la administración simultánea de antiinflamatorios no esteroides, sulfamidas antibacterianas, cumarínicos, l.M.A.O., betabloqueantes, diazepam tetraciclina, cloranfenicol, clofibrato, ingestión de alcohol etílico.

Por el contrario puede reducirse su eficacia por los barbitúricos, agonistas beta-bloqueantes, corticoides, diuréticos y estroprogestágenos (hiperglucemiantes). 

Algunos antiácidos (óxido de magnesio, trisilicato magnésico y bicarbonato sódico) aumentan la biodisponibilidad de la gliclazida, mientras que el carbonato cálcico, el magaldrato y la simeticona la reducen. Sin embargo, se desconoce la significancia clínica de estos hallazgos.

La rifampina, un fármaco inductor de las enzimas hepáticas del citocromo P450 reduce significativamente los niveles plasmáticos del la gliclazida, multiplicándose por 4 el aclaramiento de la sulfonilurea. Este mismo efecto puede darse con otros inductores hepáticos, lo que obligar a un aumento de las dosis. Por el contrario, los fármacos que antagonizan las isoenzimas del citocromo P450 (p.ej miconazol, ketoconazol) puede ocasionar un aumento de los niveles plasmáticos de gliclazida con el correspondiente riesgo de hiperglucemia.

Los corticoides, y los agonistas b-adrenernérgicos (salbutamol, ritodrina, etc) aumentan el metabolismo de la glucosa, por lo que se deberán ajustar las dosis de gliclazida si se administran concomitantemente.

 
Monografia

La farmacocinética de la gliclazida es afectada significativamente por la Hierba de San Juan aumentando la excreción del antidiabético. Los pacientes tratados con gliclazida deberán abstenerse de consumir esta planta o, si,lo hacen, deberán ajustar la dosis para evitar serias hiperglucemias.

 
 

La administración concomitante de la gliclazida con el hongo Agaricus Blazei Murill durante 12 semanas ha demostrado mejorar significativamente la resistencia insulínica en sujetos con diabetes tipo 2. Estos efectos beneficiosos de la combinación parecen ser debidos a que el tratamiento ocasiona un aumento significativo de los niveles de adiponectina.


 
 

REACCIONES ADVERSAS

La gliclazida es bien tolerada y sólo el 6% de los pacientes discontinua al tratamiento al cabo de un año debido a las reacciones adversas. Como ocurre con todos los antidiabéticos orales, la gliclazida puede provocar hipoglucemia, si los horarios de las comidas son irregulares o las comidas insuficientes o mal diseñadas. Los síntomas de hipoglucemia son: cefalea, hambre intensa, náuseas, vómitos, lasitud, somnolencia, alteraciones del sueño, nerviosismo, agresividad, mala concentración, disminución de la vigilancia y reacciones lentas, depresión, confusión, alteraciones visuales y del habla, afasia, temblor, paresias, alteraciones sensoriales, vértigos, sensación de impotencia, pérdida del autocontrol, delirio, convulsiones, respiración superficial, bradicardia, mareos y pérdida de consciencia, pudiendo terminar en coma y muerte. Además, se pueden observar signos de contrarregulación adrenérgica: sudoración, piel húmeda, ansiedad, taquicardia, hipertensión, palpitaciones, angina de pecho y arritmias cardiacas. En general, los síntomas desaparecen después de la ingesta de hidratos de carbono. Sin embargo, los edulcorantes artificiales no tienen este efecto.

Se han comunicado trastornos gastrointestinales, incluyendo dolor abdominal, náuseas, vómitos, dispepsia, diarrea y estreñimiento. Estos pueden evitarse o minimizarse si gliclazida se toma con el desayuno.

Se han comunicado con menor frecuencia los siguientes efectos adversos:

  • Reacciones cutáneas y subcutáneas: rash, prurito, urticaria, eritema, rash maculopapular, ampollas. Se ha comunicado vasculitis alérgica en muy raras ocasiones con otras sulfonilureas.
    Alteraciones hematológicas y linfáticas: Las alteraciones hematológicas son raras. Pueden incluir anemia, leucopenia, trombocitopenia, granulocitopenia. Estas en general revierten con la interrupción del tratamiento. En raras ocasiones se han descrito casos de eritrocitopenia, agranulocitosis, anemia hemolítica y pancitopenia para otras sulfonilureas.
  • Alteraciones hepato-biliares: elevación de las enzimas hepáticas (AST, ALT, fosfatasa alcalina) o hepatitis (casos aislados). Interrumpir el tratamiento si aparece ictericia colestásica. Con otras sulfonilureas se ha observado raramente casos de niveles elevados de enzimas hepáticas e incluso alteración de la función hepática (ej: con colestasis e ictericia) y hepatitis que remitió tras la retirada de la sulfonilurea o progresó a fallo hepático con amenaza vital en casos aislados. Estos síntomas suelen desaparecer después de interrumpir el tratamiento.
  • Alteraciones oculares: Pueden aparecer molestias visuales transitorias especialmente al inicio del tratamiento, debido a cambios en la glucemia.

Las crisis hipoglucémicas que puedan originar las intoxicaciones accidentales o voluntarias se tratarán con glucosa por vía oral (paciente consciente) o por vía endovenosa (paciente comatoso).

 

La sobredosis con glipizida da lugar a fenómenos de hipoglucemia. Se puede apreciar la aparición de hormigueo en los labios y la lengua, náuseas, vómitos, dolor epigástrico de intensidad moderada, letargia, confusión, agitación o nerviosismo. Puede aparecer un incremento de la actividad simpática, con taquicardia, sudoración, sensación intensa de hambre y temblores. En los casos más graves se han descrito convulsiones, estupor, coma y muerte.
La hipoglucemia leve o moderada, en la que no existe pérdida de la conciencia se trata con la administración de azúcar (caramelos o zumos) glucosa por vía oral y el reajuste posológico de la sulfonilurea. Se aconseja monitorizar al paciente hasta lograr una estabilización de su glucemia.
La hipoglucemia severa, aunque es rara, requiere hospitalización. Si aparece coma hipoglucémico, se recurrirá a la administración intravenosa en bolus de glucosa concentrada al 50%, y posteriormente al mantenimiento de los niveles de glucemia con una infusión de glucosa al 10%, de forma que se alcance una glucemia alrededor de 100 mg/dl. En ocasiones puede ser precisa la administración de glucagón o corticoides intravenosos. Se debe monitorizar al paciente durante varios días, debido a que la hipoglucemia podría recurrir.

La administración de carbón activo puede reducir la absorción de las sulfonilureas.

 

PREPARADOS 

  • Diamicron, comp. 30 mg SERVIER
 
Buscar en Internet

REFERENCIAS

  • Hu H, Williams KM, Liauw WS, Murray M, Day RO, McLachlan AJ. Effects of St John's wort and CYP2C9 genotype on the pharmacokinetics and pharmacodynamics of gliclazide. Br J Pharmacol . 2008 Jan 21;
  • Monami M, Balzi D, Lamanna C, Barchielli A, Masotti G, Buiatti E, Marchionni N, Mannucci E. Are sulphonylureas all the same? A cohort study on cardiovascular and cancer-related mortality. Diabetes Metab Res Rev . 2007 Sep; 23 ( 6 ): 479-84.
  • Katakami N , Yamasaki Y , Hayaishi-Okano R , Ohtoshi K , Kaneto H , Matsuhisa M , Kosugi K , Hori M . Metformin or gliclazide, rather than glibenclamide, attenuate progression of carotid intima-media thickness in subjects with type 2 diabetes. Diabetologia. 2004 Nov;47(11):1906-13.
  • Hsu CH, Liao YL, Lin SC, Hwang KC, Chou P. The mushroom Agaricus Blazei Murill in combination with metformin and gliclazide improves insulin resistance in type 2 diabetes: a randomized, double-blinded, and placebo-controlled clinical trial. J Altern Complement Med . 2007 Jan-Feb; 13 ( 1 ): 97-102 .
  • Pan NH, Lee TM, Lin MS, Huang CL, Chang NC. Association of gliclazide and left ventricular mass in type 2 diabetic patients. Diabetes Res Clin Pract . 2006 Nov; 74 ( 2 ): 121-8 .
  • Belcher G, Lambert C, Edwards G, Urquhart R, Matthews DR. Safety and tolerability of pioglitazone, metformin, and gliclazide in the treatment of type 2 diabetes. Diabetes Res Clin Pract . 2005 Oct; 70 ( 1 ): 53-62 .
  • Kim H, Yun M, Kwon KI. Pharmacokinetic and pharmacodynamic characterization of gliclazide in healthy volunteers. Arch Pharm Res . 2003 Jul; 26 ( 7 ): 564-8
  • Palmer KJ, Brogden RN. Gliclazide. An update of its pharmacological properties and therapeutic efficacy in non-insulin-dependent diabetes mellitus. Drugs . 1993 Jul; 46 ( 1 ): 92-125 . Review.
  • Kobayashi K, Kimura M, Sakoguchi T, Hase A, Matsuoka A, Kaneko S. Pharmacokinetics of gliclazide in healthy and diabetic subjects. J Pharm Sci . 1984 Dec; 73 ( 12 ): 1684-7 .
  • Papanas N, Tziakas D, Chalikias G, Floros D, Trypsianis G, Papadopoulou E, Kortsaris A, Symeonidis G, Souliou E, Maltezos E, Hatseras D. Gliclazide treatment lowers serum ICAM-1 levels in poorly controlled type 2 diabetic patients. Diabetes Metab. 2006 Sep;32(4):344-9.

 
  Monografía revisada el 27 de Febrero de 2014.Equipo de redacción de IQB (Centro colaborador de La Administración Nacional de Medicamentos, alimentos y Tecnología Médica -ANMAT - Argentina).