TRANILCIPROMINA

 
Nota

DESCRIPCION

La tranilcipromina es un inhibidor reversible de la monoaminooxidasa indicado en el tratamiento de la depresión moderada o grave. Este fármaco se utiliza en el tratamiento de estados depresivos psicóticos tales como la psicosis depresiva maníaca, melancolia involutiva, depresiones reactivas y depresiones psiconeuróticas

Mecanismo de acción: la tranilcipromina es un inhibidor de la monoaminooxidasa con un rápido comienzo de su acción. Este fármaco aumenta los niveles de las aminas simpaticomiméticas (epinefrina, norepinefrina y serotonina) provocando su liberación en el sistma nervioso central a partir de sus reservorios. Este aumento es, teóricamente, el responsable de su efecto antidepresivo. Cuando se discontinua el tratamiento con tranilcipromina, se recupera la capacidad monoaminooxidasa en 3-5 días

Farmacocinética: la tranilcipromina se administra por via oral, absorbiéndose rápidamente, aunque se pueden producir variaciones interindividuales, Las concentraciones máximas se alcanzan en 1.5 horas. Se elimina por la orina, principalmente en forma metabolizada. Su semivida de eliminación es de 1.5-3h.

 

 

INDICACIONES Y DOSIFICACION

Tratamiento de estados depresivos psicóticos tales como la psicosis depresiva maníaca, melancolia involutiva, depresiones reactivas y depresiones psiconeuróticas sola o en combinación con la trifluoroperazina

Administración oral

  • Adultos: se ha sugerido una inicial dosis para adultos de 10 mg dos veces al día (mañana y tarde). Si no hay respuesta en 2 a 3 semanas l dosis se debe aumentar a 30 mg al día, 20 mg al levantarse y 10 mg en la tarde. Este tratamiento se debe continuar por lo menos una semana. Si se produce ninguna mejora, es poco probable que sea beneficiosa la administración continuada. Cuando se produce una respuesta satisfactoria, reducir gradualmente a nivel de mantenimiento.

    Cuando la tranilcipromina se combina con la trifluoperazina, la dosis usual para adultos es 10 mg detranilcipromina más 1 o 2 mg de trifluoperazina dos veces al día (mañana y tarde) dependiendo de las necesidades individuales del paciente. Después de consiguirse una respuesta satisfactoria, la administración puede ser reducida a 1 dosis diaria, por lo general dada en la mañana. Cuando se administra la terapia electroconvulsiva simultáneamente con tranilcipromina, se pueden dar por lo general durante la serie 10 mg dos veces al día, que luego serán reducidos a 10 mg al día durante la terapia de mantenimiento.

 

CONTRAINDICACIONES Y PRECAUCIONES

La tranilcipromina está contraindicada enlos pacientes con trastornos cardiovasculares o cerebrovasculares o un historial de dolores de cabeza recurrentes o frecuentes. Como tranilcipromina puede provocar cambios en la presión arterial, administrar con gran cuidado para los pacientes con una lesión cerebrovascular confirmado o sospechado, hipertensión o enfermedad cardíaca. R

La tranilcipromina debe utilizarse con precaución en individuos más allá de la edad de 60 años debido a la posibilidad de la esclerosis cerebral con vasos dañados existente,. en pacientes con daño hepático o discrasias sanguíneas: se han comprobado evidencias de toxicidad hepática y discrasias sanguíneas inducidas por la tranilcipromina. Se recomienda que los pacientes con daño hepático conocido o discrasias sanguíneas no sean tratados con tranilcipromina.

La tranilcipromina no debe utilizarse en presencia de feocromocitoma conocido o sospechado debido a que este tumor secreta sustancias presoras.

 

Clasificación de la FDA de riesgo en el embarazo

La tranilcipromida se clasifica dentro de la categoría C de riesgo en el embarazo.El uso de cualquier fármaco en el embarazo, durante la lactancia o en mujeres en edad fértil requiere que los beneficios potenciales de la droga que sopesar sus posibles riesgos para la madre y el niño.

Estudios de reproducción en animales demuestran que la tranilcipromina pasa a través de la barrera placentaria en el feto de la rata, y en la leche de la perra lactante. La ausencia de una acción dañina de tranilcipromina sobre la fertilidad o sobre el desarrollo postnatal, por tratamiento prenatal o de la leche de los animales tratados no se ha demostrado. Tranilcipromina se excreta en la leche humana.

 

 
 

INTERACCIONES

Debido a que el efecto de muchos fármacos antidepresivos puede persistir durante 10 a 20 días, no se iniciará la terapia con la tranilcipromina hasta una semana después de suspender el tratamiento con estos fármacos; a continuación, utilizar la mitad de la dosis normal para la primera semana. Del mismo modo, permitir que transcurra uan semana entre la interrupción de tranilcipromina y la administración de cualquier otro medicamento que sea contraindicado con tranilcipromina como:

  1. . Otros inhibidores de la MAO, como isocarboxazid y fenelzina.
  2. Derivados de dibenzazepina como la amitriptilina, nortriptilina, protriptilina, desipramina, imipramina, doxepina, perfenazina, carbamazepina, ciclobenzaprina, amoxapina, clomipramina, maprotilina y trimipramina. La administración concomitante con estos fármacos puede inducir crisis hipertensivas o convulsiones severas.
  3. Simpaticomiméticos como la anfetaminas, efedrina y preparaciones para los resfriados, la fiebre del heno y la reducción de peso que contienen vasoconstrictores (por ejemplo, fenilefrina, fenilpropanolamina), así como con la metildopa, la dopamina, la levodopa y el triptófano, debido a que estas combinaciones pueden precipitar hipertensión, dolor de cabeza severo, hiperpirexia y rara vez incluso hemorragia.cerebral (subaracnoidea). La combinación de inhibidores de la MAO y el triptófano se ha reportado que causa síndromes conductuales y neurológicos que incluyen desorientación, confusión, amnesia, delirio, agitación, síntomas hipomaníacos, ataxia, mioclonías, hiperreflexia, temblores, oscilaciones oculares y signos de Babinski.
  4. En combinación con fluoxetina: aunque la relación causal no ha sido establecida, la muerte se ha producidoa tras el inicio del tratamiento con inhibidores de la MAO, poco después de la discontinuación de la fluoxetina. Por lo tanto, tranilcipromina no debe utilizarse en combinación con fluoxetina. Deje por lo menos 5 semanas entre la discontinuación de la fluoxetina y la iniciación de la tranilcipromina
  5. . Otros medicamentos: dextrometorfano, buspirona.

En combinación con el queso u otros alimentos con un alto contenido de tiramina se han producido hipertensivas en ocasiones se durante el tratamiento con tranilcipromina después de la ingestión de estos alimentos. La tiramina se metaboliza normalmente por la monoamina oxidasa en las células intestinales y hepáticas. Cuando se inhibe la monoamino oxidasa, tiramina es absorbida desde el tracto gastrointestinal pasando libremente a la circulación. Se libera norepinefrina de las neuronas adrenérgicas que causan una respuesta hipertensiva exagerada y otros efectos.

En general, el paciente debe evitar alimentos ricos en proteínas en las que se utilizan potenciadores del sabor. En particular, los pacientes deben ser instruidos a no tomar alimentos como el queso (excepciones: queso crema y queso cottage) crema agria, el arenque en escabeche, el hígado, la carne preparada con ablandadores, Bovril, extractos de levadura, como Marmite, la salsa de soja, vainas de habas (habas), higos en conserva, uvas pasas, plátanos, o aguacates (especialmente si están demasiado maduros), el chocolate y el caviar.

Las bebidas alcohólicas pueden precipitar una reacción severa. Por lo tanto, el paciente debe evitar las bebidas alcohólicas, especialmente vinos tintos (como Chianti), jerez y cerveza (incluyendo la cerveza sin alcohol).

Los pacientes en tratamiento con tranilcipromina también deben ser advertidos de no consumir cantidades excesivas de cafeína en cualquier forma (café, té, bebidas de cola, etc) debido a los posibles efectos de la cafeína en el sistema nervioso central.

Además de las advertencias citadas anteriormente, los pacientes deben ser instruidos para que eporten la aparición de dolor de cabeza u otros síntomas inusuales y deben ser instruidos para llevar una tarjeta para fines de identificación indicando que están recibiendo un inhibidor de la MAO.

La tranilcipromina potencia los depresores del SNC como la morfina, meperidina, barbitúricos y el alcohol, así como los agentes hipotensores y fármacos antiparkinsonianos.

Los iInhibidores de la MAO tienen la capacidad para suprimir el dolor anginoso que de otro modo serviría de advertencia de la isquemia miocárdica.

Se deben tomar precauciones adecuadas en pacientes epilépticos debido a que la tranilcipromina puede influir sobre el umbral convulsivo.

Utilizar con precaución en la diabetes, el hipertiroidismo y pacientes con disfunción renal.

Suspenda el medicamento al menos 7 días antes de la cirugía electiva y de interrumpir el tratamiento si se producen palpitaciones o inusualmente frecuentes dolores de cabeza durante la terapia.

Dado que los medicamentos antidepresivos pueden agravar estos síntomas coexistentes como agitación o ansiedad, tranilcipromina no debe usarse solo en pacientes con marcada agitación psicomotora. En los pacientes depresivos la posibilidad de suicidio debe considerarse siempre y deben tomarse las precauciones adecuadas

Cuando la tranilcipromina se combina con derivados de fenotiazina u otros agentes que afectan la presión arterial, los pacientes deben ser observados más de cerca la posibilidad de un efecto hipotensor añadido.

Las precauciones normales deben ser observados en los pacientes con insuficiencia renal debido a la posibilidad de acumulación del fármaco en estos pacientes.

 

 
 

REACCIONES ADVERSAS

El efecto adverso más frecuente es el insomnio, que por lo general puede ser superado cuando se administra la última dosis del día, 3 horas antes de ir a la cama, mediante la reducción de la dosis o con la prescripción de un hipnótico suave. Otros posibles efectos adversos incluyen debilidad, somnolencia, mareos, boca seca, náuseas, diarrea, dolor abdominal, o estreñimiento. Se han descrito taquicardia, anorexia, edema, palpitaciones, visión borrosa, escalofríos, retención urinaria, sudoración, impotencia, tinnitus, espasmos musculares y temblores, parestesias, erupción cutánea e ictericia leve en raras ocasiones.

Pueden ocurrir crisis hipertensivas graves en pacientes que reciben tranilcipromina. Estas respuestas no están por lo general relacionadas con la dosis y se asocian a una reacción distintiva caracterizada por todos o algunos de los siguientes síntomas: dolor de cabeza occipital que puede irradiarse frontalmente, palpitaciones, rigidez en el cuello o dolor, náuseas o vómitos, sudoración (a veces con fiebre y en ocasiones con frío, piel fría y húmeda) y fotofobia. Además de taquicardia o bradicardia y dolor en el pecho asociado, se pueden producir dilatación de las pupilas. Se ha descrito hemorragia intracraneal, a veces fatal en los resultados, en asociación con este aumento paradójico de la presión arterial. Si se produce una reacción hipertensiva, discontinuar el medicamento e instituir el tratamiento hipotensor. El dolor de cabeza tiende a disminuir cuando la presión arterial disminuye. Se recomienda el mesilato de fentolamina (5 mg iv) para su uso en los casos agudos. No usar reserpina o alcaloides de rauwolfia parenterales, ya que pueden paradójicamente, aumentar la hipertensión. Para las reacciones más leves puede estar indicada la clorpromazina inyectable Estos medicamentos deben administrarse con precaución a fin de evitar la producción de un efecto hipotensor excesivo.

La fiebre debe ser controlada por medio de enfriamiento externo. Otras medidas sintomáticas y de apoyo que pueden ser entablados en caso necesario.

Los síntomas de angustia aguda generalmente desaparecen en 24 horas o menos.

Con las dosis superiores a 30 mg al día, sobre todo en pacientes con hipertensión preexistente, se puede producir hipotensión postural, que generalmente se puede aliviar colocando al paciente en posición supina hasta el regreso de la presión arterial a la normalidad. Los incrementos de la dosis deben ser muy graduales en los pacientes que muestran una tendencia a la hipotensión despúes de la dosis inicial.

La sobreestimulación, indicada por el aumento de la actividad, la agitación y los síntomas maníacos, es por lo general evidencia de la acción terapéutica excesiva. La dosis debe ser reducida, o una fenotiazina debe administrarse simultáneamente.

 

 

Por lo general los síntomas característicos de una sobredosis son los descritos anteriormente.

En función del grado de sobredosis y de la susceptibilidad individual, puede verse una intensificación de los síntomas y manifestaciones adicionales a veces graves. Algunos pacientes presentan insomnio, inquietud y ansiedad, progresando en los casos graves a la agitación, confusión mental, y la incoherencia. Se puede producir hipotensión, mareos, debilidad y somnolencia, progresando en los casos graves a mareo intenso y shock. Algunos pacientes han mostrado hipertensión con fuerte dolor de cabeza y otros síntomas. En raras ocasiones, se han reportado en la que la hipertensión fuera acompañado por contracciones o fibrilación mioclónica de los músculos esqueléticos con hiperpirexia, a veces progresando a la rigidez generalizada y coma.

Debido a que las estrategias para el tratamiento de la sobredosis están en continua evolución, es recomendable ponerse en contacto con un centro de toxicología para determinar las últimas recomendaciones para el manejo de una sobredosis de cualquier droga.

Normalmente el tratamiento debe consistir en medidas de soporte generales, una estrecha observación de los signos vitales y medidas para contrarrestar los síntomas específicos que se producen, ya que la inhibición de la MAO puede persistir

Si se produce hipertermia sSe recomienda la refrigeración externa. Los barbitúricos pueden ayudar a aliviar las reacciones mioclónicas, pero la frecuencia de administración deben ser cuidadosamente controlados debido a que la tranilcipromina puede prolongar la acción de los barbitúricos

Cuando la hipotensión requiere tratamiento, se deben iniciar las medidas estándar para el manejo de shock circulatorio. Si se utilizan agentes vasopresores, la velocidad de infusión debe ser regulada por la observación cuidadosa del paciente, porque una respuesta presora exagerada a veces se produce en presencia de la inhibición de la MAO.

Recuerde que el efecto tóxico de la tranilcipromina puede retrasarse o prolongarse después de la última dosis del fármaco. Por lo tanto, el paciente debe ser observado de cerca por lo menos durante una semana.

No se sabe si la tranilcipromina es dializable.

 

 
 

PRESENTACION

Parnate, grageas 10 mg (GOLDSHIELD PHARMACEUTICALS)

 

 
 

REFERENCIAS

  • Baker GB, Coutts RT, McKenna KF, Sherry-McKenna RL.: Insights into the mechanisms of action of the MAO inhibitors phenelzine and tranylcypromine: a review. J Psychiatry Neurosci. 1992 Nov;17(5):206-14.
  • Briggs NC, Jefferson JW, Koenecke FH. : Tranylcypromine addiction: a case report and review. J Clin Psychiatry. 1990 Oct;51(10):426-9. Review.
  • Atkinson RM, Ditman KS.: Tranylcypromine: a review. Clin Pharmacol Ther. 1965 Sep-Oct;6(5):631-55. Review.
  • Baker GB, Coutts RT, Greenshaw AJ. Neurochemical and metabolic aspects of antidepressants: an overview. J Psychiatry Neurosci. 2000 Nov;25(5):481-96. Review.

 
  Monografía revisada el 26 de septiembre de 2014.Equipo de redacción de IQB (Centro colaborador de La Administración Nacional de Medicamentos, alimentos y Tecnología Médica -ANMAT - Argentina).