EUGENOL

INTRODUCCION

El Eugenol es un derivado fenólico presente en grandes cantidades en la esencia del clavo (Syzygium aromaticum) aunque también puede extraerse de la pimienta, hojas de laurel, canela, alcanfor y otras plantas. Es de consistencia líquida y aceitosa, de color amarillo claro, con aroma característico, poco soluble en agua y soluble en alcohol. El aceite de clavo ha sido utilizado desde el siglo XVI como antiséptico y anestésico local para aplicación tópica, hasta que Chislama en 1873, lo introdujo en la odontología y recomendó que se mezclara con óxido de zinc para formar una masilla de eugenolato de zinc y pudiera aplicarse directamente en las cavidades cariosas.

En odontología, actualmente el eugenol es empleado, a menudo mezclado con óxido de zinc, como material de obturación temporal, y es un componente de las preparaciones higiénicas orales. Igualmente se utiliza como sedante pulpar, cementante provisional, apósito quirúrgico, obturador de conductos, anestésico tópico, protector dental, como desinfectante en la obturación de los conductos radiculares y en el revestimiento pulpar. Tópicamente forma parte de formulaciones de dentífricos y productos cosméticos y también de una formulación de aplicación tópica sobre el glande para evitar la eyaculación prematura

 

 

 

Mecanismo de acción

El eugenol es un bloqueante irreversible de la conducción nerviosa y en concentraciones bajas, es capaz de reducir la transmisión sináptica de la zona neuromuscular. Varios estudios han concluido que el eugenol inhibe la ciclooxigenasa, favoreciendo el efecto analgésico y anestésico al lograr la inhibición de la biosíntesis de las prostaglandinas. A bajas concentraciones el eugenol inhibe la actividad nerviosa de forma reversible, como un anestésico local. Después de la exposición a altas concentraciones de eugenol, la conducción nerviosa es bloqueada irreversiblemente, indicando un efecto neurotóxico. El eugenol igualmente reduce la transmisión sináptica en la unión neuromuscular. Las fibras nerviosas sensoriales y sus funciones desempeñan un papel importante en la generación de la respuesta inflamatoria, ya que los nervios sensoriales en la pulpa dental contienen péptidos vasoactivos, como la sustancia P, péptido relacionado con el gen de la calcitonina, y otros. El hecho de que el Eugenol inhiba la actividad nerviosa y los componentes vasculares de la respuesta inflamatoria, así como la relación entre estos elementos, puede estar vinculado con sus posibles efectos antiinflamatorios.

El eugenol inhibe la quimiotaxis de los neutrófilos y la generación de anión superóxido a bajas concentraciones. Se ha encontrado que el Eugenol actúa como un inhibidor competitivo de la prostaglandina H (PGH) sintetasa, y previene el enlace del ácido araquidónico a esta enzima con la consecuente formación de PGH. El aceite de clavo ha demostrado ser un potente inhibidor de la formación de tromboxanos y de la agregación plaquetaria en sangre humana in vitro . Tanto las prostaglandinas (PG) como los leucotrienos (LT) son mediadores importantes en la respuesta inflamatoria. La PGE2 y algunos LT, aumentan el flujo sanguíneo y la permeabilidad vascular, y a concentraciones fisiológicas sensibilizan las terminaciones nerviosas.


Los efectos provocados por especies reactivas de oxígeno son eventos moleculares relacionados con el daño tisular. Son múltiples los estudios que han demostrado la capacidad antioxidante del eugenol y compuestos relacionados (como el isoeugenol), de inhibir la peroxidación lipídica inducida por especies reactivas de oxígeno. Igualmente inhibe la formación radical superóxido en el sistema xantina-xantina oxidasa, así como la generación del radical hidroxilo, previniendo la oxidación de Fe 2+ en la reacción de Fenton, la cual genera este radical que es uno de los más agresivos a los tejidos, por todas las reacciones que desencadena. Toda esta propiedad quimiopreventiva puede estar dada por una actividad scavenger de radicales libres

 

Toxicidad

A pesar de que su aplicación es común, el eugenol puede llegar a provocar lesiones cáusticas o quemaduras superficiales cuando es colocado en forma directa y en altas concentraciones en los tejidos blandos. La severidad del daño es proporcional al tiempo de exposición, a la dosis y a la concentración. Se ha visto que el eugenol puede llegar a mostrar tanto in vivo como in vitro diferentes tipos de toxicidad, tales como daño directo al tejido, dermatitis, reacciones alérgicas, disfunciones hepáticas, coagulación intravascular diseminada, hipoglucemia severa, e incluso la muerte por falla orgánica múltiple

El eugenol puro en concentraciones mayores de 10-4 mmol/mL (> 600 mg/ml) produce la inhibición de la migración celular y modifica la síntesis de las prostaglandinas, lo que afecta la respiración celular, la actividad mitocondrial y produce severos cambios en la actividad enzimática de la membrana celular. En la mucosa labial y se ha observado una desnaturalización progresiva y fijación del citoplasma en la superficie del epitelio, seguida de licuefacción tisular, edema, pérdida de los puentes intercelulares y disolución de algunas fibras musculares superficiales. A altas concentraciones, el Eugenol estimula la liberación de superóxido de los neutrófilos, lo que aumenta el daño tisular en el sitio de inflamación

El eugenol es bactericida a relativamente altas concentraciones (10-2 a 10-3 mmol/mL)

Se han propuesto algunos mecanismos bioquímicos para explicar la citotoxicidad del Eugenol, como:

  • El eugenol puede ser oxidado por la enzima peroxidasa a un producto tóxico en los hepatocitos de ratas.
  • El eugenol y compuestos relacionados tienen una alta afinidad por la membrana plasmática a causa de su solubilidad lipídica
  • El eugenol puede desacoplar la fosforilación oxidativa en la mitocondria.

Estos efectos tóxicos del Eugenol pueden explicar por qué su aplicación directa en pellets de algodón sobre el tejido pulpar ocasiona la exacerbación de los síntomas de la pulpitis. El contacto directo entre el tejido vital y el material que contiene Eugenol puede provocar daño al tejido.

Cuando se administra por vía oral a niños, el aceite de clavero ha sido asociado a acidosis láctica, coagulación intravascular diseminada, disfunción hepática e irritación de los tejidos mucosos. Se ha comunicado un caso de anestesia local facial permanente y ausencia de sudoración en un sujeto al que se le derramó en la cada aceite de clavo. También se han comunicado casos de irritación local, molestias, disfunción eréctil transitoria y eyaculación retrasada en exceso cuando se aplicó una crema con varios ingredientes entre ellos, el aceite de clavo

Por vía intravenosa, el eugenol produce hipoxemia, disnea aguda y edema pulmonar con infiltrados intersticiales y alveolares.

 

REFERENCIAS

  • Yogalakshmi B, Viswanathan P, Anuradha CV. Investigation of antioxidant, anti-inflammatory and DNA-protective properties of eugenol in thioacetamide-induced liver injury in rats. Toxicology . 2010 Feb 9;268(3):204-12.
  • Kar Mahapatra S, Chakraborty SP, Majumdar S, Bag BG, Roy S. Eugenol protects nicotine-induced superoxide mediated oxidative damage in murine peritoneal macrophages in vitro. Eur J Pharmacol . 2009 Nov 25;623(1-3):132-40. Epub 2009 Sep 19.
  • Hemaiswarya S, Doble M. Synergistic interaction of eugenol with antibiotics against Gram negative bacteria. Phytomedicine . 2009 Nov;16(11):997-1005. Epub 2009
  • Robbers JE, Tyler VE. Tyler's Herbs of Choice: The Therapeutic Use of Phytomedicinals. New York, NY: The Haworth Herbal Press, 1999.
  • Choi HK, Jung GW, Moon KH, et al. Clinical study of SS-Cream in patients with lifelong premature ejaculation. Urology 2000;55:257-61 .
Monografía apta para discapacitados
Monografía creada el 20 de abril de 2010. Equipo de redacción de IQB
 

Subir un nivelMapa de esta Web. El mejor sitio para empezar