GASTROENTEROLOGIA

K22.5 DIVERTÍCULOS DE ESÓFAGO

 

Definición: invaginaciones de la pared del esófago, de aspecto sacular, que comunican con la luz a través de una abertura de tamaño variable

Introducción

Los divertículos esofágicos son relativamente frecuentes y se clasifican de varias formas. Se denominan verdaderos cuando todas las capas del esófago están presentes en la pared diverticular y falsos cuando la pared del divertículo está formada por la mucosa y submucosa, formando una hernia a través de la capa muscular (*)

Según su localización:

  • Divertículo faringeoesofágico o divertículo de Zenker. Se localiza en la parte superior del esófago (*)
  • Divérticulo medioesofágico (*)
  • Divertículo epifrénico, en la parte inferior del esófago próximo al diafragma (*)

Según el mecanismo de formación, se clasifican en

  • Divertículo por pulsión, cuando se deben al aumento de la presión intraesofágica que ocasiona una hernia de la capa mucosa a través de las distintas capas.
  • Divertículo por tracción: se deben a cicatrices o a adherencias periesófagicas

Divertículos del cuerpo esofágico

Los divertículos del cuerpo esofágico se observan preferentemente en los dos tercios inferiores del esófago. Cuando se localizan en los 5 cm por encima del esfinter esofágico inferior, reciben el nombre de divertículos epifrénicos.

En algunos casos estas lesiones son congénitas y representan una forma frustada de fístula esofageotraqueal. Los divertículos por tracción, poco frecuentes en los países desarrollado se deben a deformaciones o cicatrices del esófago resultantes de enfermedades inflamatorias crónicas del mediastino.

Los divertículos del tercio medio del esófago suelen ser de pequeño tamaño, de forma redondeada y de cuello ancho, lo que explica que raras veces retengan alimentos. Son relativamente frecuentes.

Las manifestaciones clínicas de los divertículos son muy variables y dependen fundamentalmente de su tamaño y localización. La mayoría de las veces son asintomáticos, pero del del cuerpo esofágico pueden ocasionar disfagia y a veces regurgitación, síntomas habituales del divertículo de Zenker. Los grandes divertículos del tercio medio del esófago también pueden producir disfagia y regurgitaciones

DIAGNOSTICO

El diagnóstico se establece por lo general radiológicamente. El contraste de batio permite ver con facilidad el tamaño y la situación de la bolsa diverticular.

La endoscopia agrega escasa información, salvo en el caso de que se sospeche la presencia de un cáncer. Endoscópicamente, los diverticulos del tercio medio del esógafo suelen ser de pequeñas dimensiones y cuello ancho (*) Los divertículos epifrénicos suelen presentar un cuello estrecho aunque su tamaño puede alcanzar grandes proporciones (*) produciendo incluso una reducción de la luz esofágica. Como los divertículos epifrénicos son divertículos por pulsión, la pared diverticular está formada por una fina capa mucosa lo que aumenta el riesgo de perforación al practicar la endoscopia.

TRATAMIENTO

Los divertículos asintomáticos no requieren tratamiento. En los pacientes con disfagia o serios problemas de regurgitación está indicada la cirugía. En la mayor parte de los casos de divertículos epifrénicos, se practica una funduplicatura si la miotomía llega al esfínter esofágico inferior.