Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar

RADIONICA

   
 

MAQUINA DE ROYAL RAYMOND RIFE

Los átomos que componen una molécula permanecen juntos en su configuración molecular con una energía de enlace covalente y en consecuencia, cada molécula emite y absorbe energía en su propia frecuencia electromagnética específica. No existen dos clases de moléculas que tengan la misma firma espectral u oscilación electromagnética. Algunas de las aplicaciones de esta propiedad son la espectroscopia infrarroja, la espectrofotometria ultravioleta y los espectros de resonancia magnética nuclear, técnicas que permiten a los químicos identificar con precisión todo tipo de moléculas, incluyendo las procedentes de galaxias lejanas.

Al estar compuesto de átomos y moléculas, todo organismo y todo cuerpo es energía, y como tal, es un campo electromagnético. A su vez, todo proceso químico sobre las células se realiza a través de frecuencias electromagnéticas. 

Royal Raymond Rife (1888--1971) nacido en Nebraska fue un inventor que desarrolló un microscopio óptico con una resolución de 60.000 veces, muy por encima del limite de los 2.000 aumentos que son el máximo que puede conseguirse con un microscopio óptico tradicional. Este microscopio le permitió observar células, microorganismos e incluso virus vivos, a diferencia de los microscopios electrónicos que necesitan una preparación de la muestra que la mata. Aunque Rife mostró a muchos de sus colegas como funcionaba el microscopio, no publicó los planos del mismo y no se ha conseguido reproducirlo. Gracias a su microscopio, Rife pudo observar el comportamiento "in vivo" de bacterias y virus cuando eran sometidos a una radiación electromagnética de una fecuencia determinada. De esta manera pudo comprobar que cada uno de estos microorganismos reaccionaba de manera distinta a la radiación electromagnética y que cuando se alcanzaba una frecuencia determinada el microorganismo "explotaba" emitiendo un destello de luz. En efecto, lo mismo que una copa de cristal se rompe cuando la voz de un tenor o una soprano alcanza una frecuencia determinada (se dice que la frecuencia de la copa ha entrado en resonancia con la de la voz del cantante), cuando la frecuencia emitida por Rife igualaba la frecuencia propia del microorganismo, este era destruido.

Incrementando la intensidad de una frecuencia a la cual resuena naturalmente estos microbios, Rife incrementó su oscilación natural hasta que ellos se deformaban y desintegraban por estrés estructural. Rife llamó a esta frecuencia Frecuencia Oscilatoria Mortal (Mortal Oscillatory Rate, MOR), la cual no dañaba en absoluto los tejidos circundantes.

Los instrumentos de Rife actuales usan armónicos de estas frecuencias (en mecánica ondulatoria, un armónico es el resultado de una serie de variaciones adecuadamente acomodadas en un rango o frecuencia de emisión, denominado paquete de información o fundamental. Dichos paquetes configuran un ciclo que, adecuadamente recibido, suministra a su receptor la información de cómo su sistema puede ofrecer un orden capaz de dotar al medio en el cual expresa sus propiedades El armónico, por lo tanto es dependiente de una onda portadora. Y a la vibración fundamental de cada tono musical también se le llama primer armónico porque generalmente se acompaña de otras vibraciones menores divididas en 2,3,4,5 o más partes iguales)

Con mucha paciencia, Rife fue determinando la frecuencia de resonancia de miles de patógenos. Mas del 75% de los organismos que Rife pudo observar con su Microscopio Universal eran solamente visibles con luz ultravioleta. Pero esta luz está fuera del espectro visible humano. El ingenio de Rife permitió superar esta limitación, por medio de la heterodinamia, una técnica que llegó a ser popular en la primeras emisoras de radio. El iluminó el microbio (generalmente un virus o una bacteria) con dos diferentes frecuencias de luz ultravioleta las cuales resonaban con la firma espectral del microbio. Estas dos frecuencias producían una interferencia cuando se mezclaban, Estas interferencias daban una tercera de longitud de onda más larga que caía en la porción del espectro visible de espectro electromagnético. Así fue como Rife hizo visibles a los microbios invisibles sin matarlos, algo que los microscopios electrónicos de hoy no pueden duplicar.

Igualmente, Rife determinó las MOR de algunos virus inductores del cáncer a los que llamó "Cryptocides primordiales". Le tomó a Rife muchos años hasta que descubrió las frecuencias que específicamente destruían herpes, polio, meningitis espinal, tétanos, influenza y un inmenso número de otros organismos productores de enfermedades peligrosas.

Entretanto, surgió el debate entre quienes vieron los virus cambiar en diferentes formas mediante el microscopio de Rife y quienes no lo habían hecho. En 1934, la Universidad del Sur de California, comisionó un comité de investigación médica especial para que entregase pacientes con cáncer terminal del hospital del Condado de Pasadena al laboratorio y clínica de Rife en San Diego para su tratamiento. Este equipo incluyó doctores y patólogos designados para examinar los pacientes, si todavía estuviesen vivos, a los 90 días. Pasado este lapso, el Comité de notables concluyó que el 86.5% de los pacientes habían sido completamente curados. El tratamiento fue entonces ajustado y el 13.5% de los pacientes también respondieron en las cuatro semanas siguientes. El porcentaje de éxito utilizando la tecnología de Rife fue del 100%.

Sin embargo, este éxito y los testigos del mismo fueron silenciados. Al principio se intentó comprar la parte de Rife. Morris Fishbein, que tenía el control completo de la Asociación Médica Americana en 1934 envió un abogado a Rife, con una oferta que "no podía rechazar". Nunca sabremos cuales fueron los términos de esa oferta, pero si sabemos que Fishbein había tratado se silenciar otros descubrimientos médicos recurriendo a todos los medios a su alcance, aunque hoy la AMA le niega.

Así que Fishbein recurrió a otros procedimientos. El primer incidente fue el robo gradual de componentes, fotografías, películas y notas del laboratorio de Rife. El culpable nunca fue hallado.

Entonces, mientras Rife se preocupaba por reproducir sus datos perdidos (en esos días no había ni fotocopiadoras ni computadoras), partes de las 5.682 piezas del Microscopio Universal fueron robadas. Poco antes, un incendio intencional había destruido el multimillonario laboratorio Brunett en New Jersey, donde científicos se estaban preparando para anunciar la confirmación del trabajo de Rife. Pero el golpe final vino luego, cuando la policía confiscó ilegalmente lo que quedaba de los 50 años de investigación de Rife.

Entonces, en 1939, representantes de una familia que controlaba la industria Farmacéutica puso una demanda contra la "Beam Ray Corporation". Esta, era la única compañía que fabricaba los instrumentos de frecuencia de Rife (Rife no era socio). La industria farmaceútica perdió, pero su demanda legal abatida tuvo el efecto deseado: la Beam Ray Corporation fue a la bancarrota debido a los gastos legales. Y durante la Gran Depresión, esto significó, que la producción comercial de los instrumentos de frecuencia de Rife cesase completamente.

El siguiente paso fue desacreditar o comprar a los testigos de los éxitos de Rife. Así Arthur Kendall, el director del Northwestern School of Medicine quien trabajó con Rife en los virus de cáncer, aceptó casi un cuarto de millón de dólares para retirarse repentinamente a Méjico. Esta era una suma exorbitante en épocas de la Depresión.

El Dr. George Dock, otra figura prominente que colaboró con Rife, fue silenciado con una enorme donación, junto con los honores mas altos que la Asociación Medica Americana pudo otorgarle. Entre zanahorias y palos, cada uno excepto el Dr. Couche and Milkbank Johnson se dieron por vencidos con el trabajo de de Rife, y volvieron a prescribir fármacos.


Finalmente, las revistas médicas, sostenidos económicamente casi totalmente por las compañías farmacéuticas y controladas por la AMA, rechazaron publicar cualquier artículo, respecto a la terapia de Rife. Por consiguiente una generación entera de médicos nunca oyó hablar de los adelantos de Rife.

Al llegar a este punto, Rife cesó de producir y consumió la ultima tercera parte de su vida sumergido en el alcohol. Así aliviaba el dolor y su frustación por la mitad de un siglo de esfuerzo inútil, ignorado, mientras el sufrimiento innecesario de millones continuaba y continua para provecho económico de unos pocos. En 1971. Royal Rife murió por una combinación de Valium y alcohol a la edad de 83 años.

Afortunadamente, su muerte no fue el fin de su terapia electrónica. Unos pocos doctores e ingenieros sensibles reconstruyeron sus instrumentos de frecuencia y mantuvieron su genio vivo. La tecnología de Rife llegó a ser de público conocimiento otra vez en 1986 con la publicación "The Cancer Cure That Worked, por Barry Lynes", y otros materiales acerca de Royal Rife y su trabajo monumental. Aunque el libro de Lynes ha sido un éxito editorial también ha sido atacado por los estamentos oficiales que siguen considerando la terapia de Rife como un fraude.


   

 

 

 

A pesar de los esfuerzos por silenciar esta terapia, muchas empresas han desarrollado equipos generadores de las fecuencias de Rife y se han ido creando bases de datos con las frecuencias que supuestamente eliminan microorganismos patógenos. Aunque las máquinas de Rife están prohibidas en los Estados Unidos, en el Reino Unido, en la Unión Europea y otros muchos países se comercializan distintos modelos, con distintas aplicaciones: terapia Bemer, equipos combinados con laseres de baja intensidad, terapia cuántica, Health Navigator, etc.

A pesar que la gran cantidad de información que se ha publicado sobre la radiónica y sus efectos beneficiosos e incluso curativos para la salud, no existen publicaciones científicas que avalan sus efectos. A nuestra manera de ver solo hay dos explicaciones posibles: o que la terapìa electromagnénica de muy baja frecuencia no funciona, o que funciona de tal manera que pueda lesionar los intereses económicos de las Farmaceúticas. ¿Que ocurriría si la radiónica curase el cáncer en el 100% de los casos, tal como Rife demostró? ¿Quien usaría la quimioterapia con sus efectos secundarios tan importantes, su baja efectividad y su coste abusivo?

Una de las máquinas de Rife más interesantes es la desarrollada a partir de 2013 por John White, David Bourke y otros, llamada Spooky2 [en homenaje al término "spooky" (escalofriante) utilizado por Einstein para describir el entrelazamiento cuántico]. Esta es una máquina que va acompañada de un potente software y de numerosos accesorios que le confieren una gran versatilidad. La Spooky2 utiliza las bases de datos de frecuencias desarrolladas por Rife y otros muchos investigadores, frecuencias que le permiten interaccionar no sólo con patógenos (bacterias, virus, hongos y parásitos) sino también con células enfermas o anormales (incluídas las cancerosas). Debido a su precio razonable y su versatilidad, se han vendido miles de Spooky2 y son miles los testimonios de su efectividad.

 

 

 
 

REFERENCIAS

Hilario Garcia Ferrero: Radionica: El secreto de las conocidas máquinas de los deseos. .http://radionic-international.com/producto/radionica-el-secreto-de-las-conocidas-como-maquinas-de-los-deseos-ebook/

David V Tansley. Dimensiones de la radiónica.

Jaya Jaya, Myra: La curación vibracional

https://www.spooky2-mall.com/