Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar

RADIONICA

   
 

INTRODUCCION

La Radiónica fue creada por un médico e investigador americano Albert Abrams (1863 – 1924), Director del Cooper Medical College (Dept. de Medicina, Universidad Leland Stanford de California). La Radiónica es un Método de Sanación de la Medicina Alternativa y Complementaria, clasificada por sus usuarios dentro de la categoría de Medicina Energética o también de Medicina de Información. Una parte de la radiónica es la radiestesia que puede detectar a distancia y a través de un instrumento, las radiaciones emitidas por cualquier cuerpo o forma de energía. También es llamada rabdomancia.

El nombre de radiestesia deriva de las palabras latina radius que significa radiación y griega aesthesis, que significa sensibilidad. Es, por tanto, la técnica que maneja la detección del espectro completo de las radiaciones que emiten, tanto los cuerpos de cualquier naturaleza, como las diversas formas de energía. Se le llama radiestesista al practicante de la radiestesia.

Se detecta la manifestación de las radiaciones a través de instrumentos, siendo los más usados el péndulo y las varillas.

La radiónica es un método de sanación a distancia a través de un instrumento o cualquier otro medio, que utiliza las facultades de percepción extra-sensorial.

En el curso de sus investigaciones, Abrams ideó un instrumento con indicadores graduados que le permitía medir las reacciones e intensidad de las enfermedades de sus pacientes. De este proyecto, que Abrams llamó ERA o Reacción Electrónica de Abrams, surgió la Radiónica. La labor pionera de Abrams obtuvo la crítica de sus colegas de profesión, que hicieron todo lo posible por desacreditarlo. Con el tiempo, sus instrumentos llegaron a Inglaterra y en 1.924, año de la muerte de Abrams, una Comisión bajo la Presidencia de Sir Thomas investigó sus hallazgos. Para asombro de la profesión médica, la Comisión tuvo que admitir a regañadientes y después de llevar a cabo pruebas exhaustivas, que las afirmaciones de Abrams sobre el valor diagnóstico de su método estaban probadas. Otros médicos adoptaron la técnica de Abrams y entre ellos, Sir James Barr, quien escribió un libro que trataba sobre los trabajos de Abrams y su gran contribución a la medicina.

A partir de los años 60, Malcolm Rae y David V. Tansley renovaron los instrumentos utilizados en radiónica basándose en el concepto de que el hombre y todas las formas de vida comparten un terreno común en el que están inmersos que es el campo electromagnético de la tierra, y que cada forma de vida tiene su propio campo electromagnético que si es distorsionado puede conducir en última instancia a una enfermedad del organismo. Partiendo de la homeopatía y utilizando la radiestesia Rae diseñó un modo de trabajar más sutil que los existentes en su época, con instrumentos basados en el magnetismo y con conceptos como los cuerpos sutiles y los chakras que hasta entonces no se tenían en cuenta. A él se deben las tarjetas geométricas e instrumentos como el simulador de potencia, el analizador, el simulador tipo Remedio/Localizador.

La Radiónica tiene en cuenta que hay un número de campos de energía finamente organizados que yacen más allá de aquellos identificados por la ciencia, y que estos campos pueden ser utilizados para propósitos de diagnóstico y tratamiento. Los aparatos radiónicos se diseñan con el propósito de ser la conexión entre la conciencia humana y las energias presentes en cualquier objeto, ser vivo, pensamiento o forma. Cuando se configuran correctamenre pueden hacer que los deseos u objetivos de los pensamientos se hagan realidad.

En el campo de salud, los aparatos radiónicos permiten detectar enfermedades a nivel vibracional que pueden estar presentes e incluso a nivel de formación. También suministran información sobre la vitalidad de un órgano determinado.

 

   

 

La radiónica ha sido desde sus comienzos criticada salvajemente y sigue siendo considerada como un fraude, no obstante la proliferación de fabricantes de equipos de radionica y del hecho que su uso haya sido aprobado en el Reino Unido. Por el contrario, la FDA rechaza su uso en los EE.UU dando pie a que hayan proliferado en México numerosas clínicas que utilizan este metodo sanador.

Lo cierto es que algunas de sus revindicaciones como la sanación a distancia utilizando como testigos simplemente fotografías o los nombres de los pacientes son difíciles de aceptar por la ciencia ortodoxa. De hecho, no hay estudios clínicos publicados y los casos conocidos son testimoniales o anecdóticos. Los expertos en radionica tampoco son capaces de explicar como funcionan aunque aseguran que todas las máquinas radiónicas dan resultados positivos.

Se han comercializado numerosos equipos radiónicos, cuyo coste oscila entre varios miles de dólares a los que son prácticamente gratuitos al consistir en una antahkanarana, o en un gráfico de papel (p.ej. máquina simbólica de Hieronymus)

Según los expertos en radiónica, debido a que los datos de un paciente se miden en forma de frecuencias, un poco como ondas de radio, no es esencial que el paciente y el médico estén en el mismo lugar. Normalmente, si un médico tiene una muestra "testigo", generalmente un cabello, una gota de sangre o una muestra de la caligrafía de un paciente, es muy posible hacer un diagnóstico. Utilizando las frecuencias únicas encontradas en las muestras testigo de una persona, la persona real puede ser identificada y analizada a distancia. Una vez detectado un problema médico es igualmente posible transmitir las vibraciones curativas radiónicas al paciente.

El modus operandi es siempre el mismo, ya sea con una "máquina de papel", ya sea con una máquina supersofisticada. Una “máquina” de radiónica es un circuito eléctrico o electrónico que sirve tanto para captar información como para emitir información. No está concebido siguiendo enteramente los patrones habituales de los circuitos eléctricos y puede no tener sentido desde el punto de vista de un experto en electrónica. Generalmente consta de una placa o depósito donde coloca, por ejemplo, una muestra de una persona (foto, algún cabello, muestra de sangre, muestra de saliva, etc) y se adjunta un escrito donde se registra la información a recoger. Por ejemplo: “Estado actual de Gloria Sandoval en relación a su pie diabético". En el otro depósito o placa, colocaremos otro escrito con el estado deseado: “Gloria Sandoval ha sido revascularizada, no hay necesidad de amputar y el pie se recupera perfectamente de la isquemia padecida". En algunos instrumentos radiónicos más sofisticados se puede escribir en un ordenador los mensajes, en otros se pueden sugerir el procedimiento o los fármacos a utilizar.

Utilizando una placa táctil, que se encuentra en el dispositivo (que en algunos dispositivos se denominan antenas), se pasan los dedos sobre la placa táctil y el operador apreciará adherencia cuando la numeración adecuada corresponda con la indicada en los potenciómetros (que pueden ser de uno a 12)

Para entender como funcionan las frecuencias actuales en las máquinas radiónicas es necesario comprender lo que son los armónicos. En acústica y electromagnetismo un armónico de una onda es un componente sinusoidal de una señal. En los sistemas eléctricos de corriente alterna los armónicos son frecuencias múltiplos de la frecuencia fundamental de trabajo del sistema y cuya amplitud va aumentando conforme aumenta el múltiplo. Es decir, los armónicos pueden derivarse por el proceso de multiplicación. Por ejemplo, una frecuencia fundamental de 3000 Hz tendrá armónicos en 3000, 6000, 9000 y así sucesivamente. El material opuesto a un armónico es conocido como un Subarmónico. Un subarmónico se deriva por proceso de división. Un subarmónico de 3000 Hz puede ser 1500 Hz, o 600 Hz, al igual que 500, 1000, 200, 300, y 50 entre muchos otros. El problema que surge con los subarmónicos es que van perdiendo energía de forma exponencial. Un subarmónico que sea la mitad del que le precede tiene la mitad de energía que el anterior y el doble del que le sigue. De esta forma, a medida que uno se aleja de la frecuencia fundamental, la energía de los subarmónicos es crítica.

Royal R.Rife estableció que el término adecuado para una frecuencia de audio que es un sub armónico (exacto o casi exacto) de la frecuencia fundamental a la que vibra cualquier objeto es la "Frecuencia de Resonancia Coordinativa" (CRF en inglés). Los dispositivos modernos de radiónica utilizan las frecuencias de resonancia cordinativas en el tratamiento de la enfermedad.

Rife descubrió las frecuencias fundamentales exponiendo un microorganismo en particular a su aparato. Cuando descubría una frecuencia sinusoide que mataba, desvitalizaba o rompía fisicamente dicho organismo, anotaba la frecuencia como fundamental. Sin embargo cuando se intenta utilizar esta frecuencia o alguno de sus sub armómicos surge el problema de la energía. Las máquinas modernas generan ondas cuadradas para crear las frecuencias de resonancia coordinativas. En efecto, se ha observado que una onda cuadrada ajustada a una frecuencia determinada genera múltiplos de sí misma que pueden ajustar a la Frecuencia de Resonancia Coordinativa que se conoce como frecuencia fundamental de Rife. Por ejemplo, la frecuencia fundamental para el tétanos es de 234.000 Hz y su CFR es de 244 Hz, es decir que se ha reducido 234.000/ 244 =959.06 veces y, por tanto la energia de este sub-armónico es despreciable.

 

 

 
 

REFERENCIAS

Hilario Garcia Ferrero: Radionica: El secreto de las conocidas máquinas de los deseos. .http://radionic-international.com/producto/radionica-el-secreto-de-las-conocidas-como-maquinas-de-los-deseos-ebook/

David V Tansley. Dimensiones de la radiónica.

Jaya Jaya, Myra: La curación vibracional