ICH

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar

GEMOTERAPIA

   
 

La gemoterapia es una pseudociencia que afirma que a través de lo que actualmente se conoce como gemas, cristales o minerales, se extraen no sólo numerosos nutrientes de la naturaleza, sino también energía natural que establece el flujo de energía en el cuerpo, el equilibrio físico, mental, emocional y espiritual de una persona. 

Por más de 5.000 años, la medicina tradicional China e India (Ayurveda) prescribieron la utilización de los cristales y piedras preciosas para curar diversos males. Esta medicina se fundamenta en que el ser humano es parte de una energía cósmica global.

Ya desde la Antigüedad, las piedras preciosas han ejercido una magia especial en muchas culturas, no sólo por su belleza como adorno ó simple accesorio decorativo, sino también por sus efectos esotéricos, relacionando bienestar y astrología. Las piedras preciosas y semipreciosas son muy populares como amuletos, asociadas a los signos del zodíaco o simplemente como elementos decorativos

El mismísimo Testa escribió "en un cristal tenemos pruebas de la existencia de un principio de la vida formativa, y aunque no podemos entender la vida de un cristal, no obstante, es un ser vivo".

A pesar de que existen numerosos libros e incluso verdaderas enciclopedias sobre la influencia de las piedras en el ser humano dependiendo de la forma y del tipo de cristal, no hemos encontrado publicado ni un solo trabajo científico que lo demuestre. En Internet se encuentran docenas de páginas que afirman - sin ninguna prueba - que las piedras que venden tienen propiedades curativas, emiten energía vibracional, fortalecen los chakras y otras muchas más. Es posible que algunas de estas piedras produzcan algún beneficio, pero si lo hacen y hasta que se demuestre lo contrario será por un efecto placebo.

 

 
 

Tan solo consideraremos aquí el cuarzo (que forma parte de las orgonitas y de los equipos de radiónica) y el shunghit que es el único mineral que contiene fullerenos, compuestos que están siendo extensamente estudiados como portadores de fármacos activos frente al cáncer.

CUARZO

El cuarzo o cristal de roca es un mineral, abundante en todo el mundo y se utiliza desde hace siglos para tratar supuestamente diferentes afecciones.

Cuencos de cuarzo

Los cuencos de cuarzo son instrumentos utilizados en terapia de sonido ya que activan la capacidad de sanación de nuestro cuerpo de una manera global. Las frecuencias emitidas por los cuencos de cuarzo son envolventes y armónicas, con el fin de alcanzar el equilibrio físico, mental, emocional y espiritual.

Cada cuenco de cuarzo esta hecho de 99 por ciento de silica de cuarzo. El cuerpo humano está compuesto de muchas substancias cristalinas, los huesos, la sangre y el AND son de estructura cristalina también al igual que el líquido coloidal-cristalino de la estructura cerebral.. Una de las razones por las cuales nuestro cuerpo vibra con los tonos purosdel del cuarzo es nuestra afinidad natural con este material.

La música del cristal de cuarzo contiene la vibración que actúa directamente sobre nuestro sistema energético cuando se toca. Esta tiene el poder de producir un cambio positivo en nuestra conciencia. El cristal es capaz de mantener el balance de energías electro-magnéticas entre los polos.

El cristal de cuarzo es extremadamente preciso y por lo tanto es la base de los sistemas de relojería digital contemporáneos. El mismo campo electro-magnético existe dentro de cada forma viviente. El cuarzo integra el equilibrio de nuestras energías electro-magnéticas.

¿Cómo influye el sonido de los cuencos de cristal en el cuerpo humano?

Los cuencos crean una ola pura, que llega a extenderse hasta una milla desde su lugar de origen. Esta ola pura de formas también atraviesa objetos.

El cuerpo humano tiene una gran potencial de resonancia en sí mismo. De hecho, está compuesto (en parte) por millones de cristales. Nuestros huesos están hechos de una combinación de colágeno, que es una proteína en la forma de una doble hélice entrelazada alrededor de sí misma .Esto forma un armazón para un tipo de fosfato clásico llamado “cristal Apatite”. Este concepto se ha explorado profunda y detenidamente a través del trabajo realizado por Robert O. Becker en su libro “The Body electric” (el cuerpo eléctrico).

Los cristales apatite existen en todo el cuerpo, en el cráneo o en los dientes. Como todos los cristales estos tienen un potencial de resonancia. Así es que cuando trabajamos con cristales y sonido, como es el caso de los cuencos de cuarzo, entonces hay una resonancia, armonización y un proceso de integración que va entre la vibración interna y externa. La resonancia vibra en todas las cavidades corporales, hace vibrar a los cristales y afecta también la estructura cristalina de nuestros huesos.

Es esta vibración que tiene un gran efecto sobre la columna vertebral (la cual a su vez es un poderoso resonador) difundiendo-se a través de los conductos nerviosos hasta los órganos, y otros sistemas, tejidos, células y a la vez influyendo sobre la circulación sanguínea, metabolismo, el sistema endocrino, el equilibrio de los centros energéticos, limpiando el campo exterior y también equilibrando los hemisferios cerebrales, sin olvidar, lo más importante … creando un alineamiento una parte más elevada de uno mismo.

Un investigador llamado Norman Mikesell, que trabajo muy cerca de Marcel Vogel, descubrió que existe un líquido cristalino en los organismos biológicos. La diferencia entre sólidos, líquidos y gases, desde una perspectiva física, está en la organización de la estructura molecular. Hay también líquidos existentes que no tienen en absoluto una estructura atómica y algunos que tienen algo que se aproxima a la estructura atómica de los cristales. Aunque estos líquidos tiene la cualidad de ser fluidos, hay una relación geométrica esencial entre los átomos y como se mueven. Marcel Vogel y Norman Mikesell encontraron que el tejido sano corporal es mas liquido cristalino en su naturaleza que fluido, y que además tiene una estructura cristalina más organizada que la de un tejido no sano. En el proceso de deterioro, destrucción o enfermedad, la organización atómica se rompe.

LA CURACIÓN A TRAVÉS DE LOS CUENCOS DE CRISTAL DE CUARZO

En este tipo de trabajo podemos mostrar que el sonido puede penetrar el cuerpo, entrando en cada célula, tocando-las y haciendo que equilibren sus energías dentro de la oscilación y resonancia. Esto ocurre con el vaivén de olas sonoras que va y viene mientras el sonido continua, y en la actualidad sabemos con certeza que es así en efecto a través de las investigaciones de Marcel Vogel. Así pues cuando una de estas olas de sonido nos toca, las células responden moviéndose en otra dirección. Pueden haberse movido en la dirección de las agujas del reloj, pero ahora dan la vuelta y se mueven al ritmo del sonido.

El efecto de este sonido progresa tocando otras células, que a su vez tocan otras y así hasta que todas se mueven en armonía, no solo entre ellas sino también con la ondas sonoras.

¡Así es que empezamos con armónicos y al final acabamos en armonía!