AGUA ALCALINA

AGUA ALCALINA

 

INTRODUCCION

El cuerpo humano está compuesto por más de un 70% de agua, distribuida en la sangre, sistema linfático, liquidoe intersticiales y medio intracelular. Además, es el principal componente de otros fluidos orgánicos como las lágrimas, la saliva, los jugos gastricos, la orina, el semen, etc.

El agua químicamente pura tiene un pH = 7, lo que quiere decir que no es ni ácida ni alcalina. El pH se define como el "logaritmo de la concentración de iones hidrógeno (H+)" en un líquido y varía entre el 1 (caso de los ácidos fuertes) hasta el 14 (líquidos fuertemente alcalinos). El agua natural procedente de manantiales contiene anhídrido carbónico (CO2) en disolución, lo que le confiere un carácter debilmente ácido.

Algunos expertos en salud creen que el equilibrio del pH es extremadamente importante, otros dicen que es esencial, y algunos establecen claramente que una cuestión de vida o muerte. El pH del organismo humano oscila entre 7.35 y 7.45, que es aproximadamente el pH que tiene la sangre. Pero hay otros fluídos, como los jugos gástricos que son fuertemente ácidos (pH = 2) y que deben ser neutralizados antes de pasar al intestino delgado, donde el pH = 8. La saliva tiene un pH de 6.9 pero puede variar ligeramente en función de los alimentos que se hayan comido. La bilis de la vesícula tiene un pH que oscila entre 5.5 y 7 las secreciones hepáticas son alcalinas (7.1-8.5). Si el pH de estos sistemas no se encuentra dentro del rango óptimo de funcionamiento, las enzimas digestivas y las sustancias metabólicas de estos sistemas no funcionarán correctamente y posiblemente se producirá una reducción en el estado de salud. Como la sangre debe mantenerse a un pH entre 7.35 y 7.45, el organismo dedica una atención prioritaria a mantener la homeostasis del pH sanguíneo a 7.4

En general el pH del cuerpo depende de la ingesta de alimentos:

En general, los endocrinólogos aceptan que la orina se debe mantener con un pH neutro o ligemente ácido, excepto cuando existen algunos procesos patológicos como nefrolitiasis, gota , etc., cuando es conveniente eliminar sustancias como el ácido úríco, el ácido láctico o el ácido oxálico que se disuelven mejor en medio ácido. Sin embargo, un pH mayor que 8 en presencia de nitritos puede deberse a una infección bacteriana. Los trastornos metabólicos también pueden conducir a un mayor valor del pH de la orina. Un valor más bajo del pH bajo se produce en los alimentos donde predomina la carne, en el ayuno y por la noche.

 

 
 
 

Agua alcalina

El agua puede ser naturalmente alcalina si pasa por rocas o minerales que le pueden transferir algunos elementos básicos. Por ejemplo, el agua natural de Monchique, un pueblo del Algarve portugués, se considera como el agua potable más alcalina del mundo con un pH de 9.5. Aunque este agua está comercializada, existen otros procedimientos que van desde añadir al agua del grifo una pequeña cantidad de bicarbonato sódico o potásico, hasta el utilización de aparatos de elctrolísis que producen hidrógeno H+, considerado como un potente antioxidante y iones hidroxilo, OH- que son alcalizantes

El agua alcalina es un tipo de agua ionizada que actúa como un potente y natural antioxidante, con capacidad de ayudar al organismo a eliminar los desechos ácidos  que produce el proceso natural de la digestión. Este tipo de agua tiene un potencial de oxidación-reducción negativo, lo que quiere decir ue es un antioxidante muy potente gracias a la producción de  iones hidroxilos, favorecen la producción de oxígeno, ayudando a combatir  los radicales libres, corrigiendo a su vez el balance de ácido/alcalino del cuerpo,  regenerando las células y combatiendo diferentes signos del envejecimiento.

Los equipos de electrolisis generan dos tipos de agua: el agua alcalina (o catolito) que se recoge en el polo positivo y el agua ácida (o anolito) que se recoge el polo positivo. Durante la electrolisis, a través de una membrana semi-permeable que deja pasar los iones pero no las moléculas de agua, se van acumulando en cada de los dos vasos separados el agua alcalina y el agua ácida. Con el paso del tiempo el agua en cada vaso del equipo adquirere cualidades completamente distintas: en la parte del ánodo se vuelve ácida y con carga positiva, y en la parte del cátodo,  alcalina, blanda y con carga negativa.

El agua alcalina también se puede preparar disolviendo en agua destilada unas varillas especiales que contienen magnesio. Cuando el magnesio se pone en contacto con el agua experimenta la reacción siguiente:

Mg + 2H20 ---> Mg (OH)2 + H2 ---> Mg++ + 2 OH - + H2

El pH del agua preparada de esta manera oscila entre 9.17 y 10.5 y su potencial antioxidante se cifra en -143.7 a - 197 mV.

Son muchas las propiedades terapéuticas que reclaman los fabricantes y los consumidores de este agua, aunque suele haber un consenso sobre que un régimen alcalino, incluyendo el agua, es beneficioso para la salud. Algunas de las patologías que supuestamente pueden ser tratadas son alergias, adenoma de próstata, alergias, bronquitis, hepatitis, colitis, gingivitis, etc. Sin embargo, solo se ha comprobado la relación entre el consumo de agua alcalina y enfermedades en el caso de las gastritis.

En 2006, D. Jin y col. llevaron a cabo un estudio en grupos de 15 ratas OLEFT (ratas diabéticas genéticamente modificas) que fueron tratadas con agua alcalina generada por magnesio o con agua normal durante 32 semanas. Desde la semana 6 a la 32, se midió el peso corporal, la composición lipídica y los niveles de glucosa en la sangre de las ratas. Los niveles de glucosa de ambos grupos tendieron a aumentar. Sin embargo, los niveles de glucosa del grupo tratado con agua alcalina fueron significativamente más bajos que los del grupo de control después de 12 semanas (p < 0.05). Los niveles totales de colesterol y triglicéridos en el grupo tratado con agua alcalina se encontraron significativamente más bajos que los del grupo de control durante el período experimental. Estos resultados sugieren que la ingestión de largo plazo del agua alcalina da lugar a una reducción en los niveles de la glucosa, de los triglicéridos, y del colesterol total en la sangre.

Numerosas revistas de divulgación y páginas de Internet señalan que la evaluación de la acidez de la orina o de la saliva es una medida de la acidez del cuerpo para luego modificarla con una dieta alcalina o ácida. Aseguran que las dietas modernas producen una acidificación del cuerpo causando enfermedades, incluyendo el cáncer, la osteoporosis y las enfermedades cardiovasculares. Los promotores de las dietas alcalinas insinuan que el cambiar a alimentos alcalinos previene todas estas condiciones, incluyendo la diabetes y la hipertensión.

Sin embargo, no todas estas afirmaciones han sido contrastadas por estudios científicos bien diseñados. Por ejemplo, Fenton y Huang (2016) han realizado una revisión sistemática de la literatura publicada para comprobar si los diferentes consumos de dietas ácidas/alcalinas y el agua alcalina tenían alguna influencia sobre el tratamiento del cáncer y el resultado final. Estos autores revisaron 8278 referencias y 252 "abstracts", pero tan solo un estudio cumplía los criterios de inclusión. Estos autores concluyen: "A pesar de la promoción de la dieta alcalina y el agua alcalina por los medios y el personal de ventas, no hay casi ninguna investigación real para apoyar o refutar estas ideas. Esta revisión sistemática de la literatura reveló una carencia de la evidencia en favor o en contra de la carga ácida de dieta o del agua alcalina para la iniciación o el tratamiento de cáncer. No se justifica la promoción de la dieta y el agua alcalina para la prevención o el tratamiento del cáncer".

 

 
 

REFERENCIAS

  • Xue J, Shang G, Tanaka Y, Saihara Y, Hou L, Velasquez N, Liu W, Lu Y. Dose-dependent inhibition of gastric injury by hydrogen in alkaline electrolyzed drinking water. BMC Complement Altern Med . 2014 Mar 3;14:8
  • Weidman J, Holsworth RE Jr, Brossman B, Cho DJ, St Cyr J, Fridman G. Effect of electrolyzed high-pH alkaline water on blood viscosity in healthy adults. J Int Soc Sports Nutr . 2016 Nov 28;13:45.
  • Fenton TR, Huang T. Systematic review of the association between dietary acid load, alkaline water and cancer. BMJ Open . 2016 Jun 13;6(6):e010438.
  • Magro M, Corain L, Ferro S, Baratella D, Bonaiuto E, Terzo M, Corraducci V, Salmaso L, Vianello F. Alkaline Water and Longevity: A Murine Study. Evid Based Complement Alternat Med . 2016;2016:3084126.
  • Jamie A. Koufman, MD; Nikki Johnston, PhD. Potential Benefits of pH 8.8 Alkaline Drinking Water as an Adjunct in the Treatment of Reflux Disease. Annals of Otology, Rhinology & Laryngology (2012)l (7):431-4.
  • Heil, Daniel. Acid-Base Balance and Hydration Status Following Consumption of Mineral-based Alkaline Bottled Water. Journal of the International Society of Sports Nutrition. 2010. 7(29)
  • Heil DP Acid-base balance and hydration status following consumption of mineral-based alkaline bottled water. J Int Soc Sports Nutr . 2010 Sep 13;7:29.
  • Jin D, Ryu SH, Kim HW, Yang EJ, Lim SJ, Ryang YS, Chung CH, Park SK, Lee KJ. Anti-diabetic effect of alkaline-reduced water on OLETF rats.Biosci Biotechnol Biochem. 2006 Jan;70(1):31-7.
  • Buclin T, Cosma M, Appenzeller M: . Diet acids and alkalis influence calcium retention in bone . Osteoporos Int 2001 ; 12 : 493 – 9
  • Fenton TR, Tough SC, Lyon AW: . Causal assessment of dietary acid load and bone disease: a systematic review & meta-analysis applying Hill's epidemiologic criteria for causality. Nutr J 2011 ; 10 : 41 .
  • Huebner J, Marienfeld S, Abbenhardt C: Counseling patients on cancer diets: a review of the literature and recommendations for clinical practice. Anticancer Res 2014 ; 34 : 39 – 48 .
 
   
 

Monografía revisada el 26 de marzo de 2017. Equipo de redacción de IQB

 
   

Subir un nivelMapa de esta Web. El mejor sitio para empezar