Vademecum

TAPENTADOL
 
Nota importante

DESCRIPCION

El tapentadol es un analgésico narcótico de acción central que parece actuar mediante una actividad agonista de los receptores opoides m y la inhibición de la recaptación de norepinefrina. Se utiliza en el tratamiento del dolor moderado a severo en los adultos.

Mecanismo de acción: el tapentadol es un análgesico de acción central, unas 2-3 veces menos potente que la morfina en los modelos de analgesia de animales de laboratorio. En el cerebro de las ratas, el tapentadol inhibe la recaptación de la norepinefrina lo que ocasiona una concentración mayor de este neurotransmisor. La actividad analgésica del tapentado es eliminada por los antonistas m-opiodes selectivos como la naloxona, mientras que la recaptación de la norepinefrina solo es sensible a los moduladores de la norepinefrina. Ambos mecanismos de acción, el agonismo del receptor m-opioide y la inhibición de la recaptación de la noradrenalina, contribuyen de forma complementaria a la eficacia de tapentadol en condiciones de dolor nociceptivo y neuropático. Su actividad agonista del receptor m-opioide actúa a distintos niveles sobre la vía del dolor, mediante la inhibición de la transmisión de la señal dolorosa desde la periferia al cerebro.

El componente de la recaptación de norepinefrina de tapentadol desempeña un papel en la modulación del dolor, mediante la activación de la vía inhibitoria descendente del dolor. La combinación de estos dos mecanismos de acción en una molécula puede ser beneficiosa en indicaciones que frecuentemente involucran componentes de dolor nociceptivo y neuropático, como la lumbalgia crónica intensa.

Farmacocinética: la biodisponibilidad absoluta media después de la administración de una dosis única en ayunas de tapentadol de aproximadamente el 32% debido a un amplio metabolismo de primer paso. Las concentraciones séricas máximas de tapentadol se observan usualmente en unas 1,25 horas después de la dosificación. La farmacocinética del tapentadol es lineal en el rango de dosis de 50 a 150 mg. Cuando se administran dosis repetidas de 75 a 175 mg cada 6 horas se observa una acumulación del 1.6 para el fármaco sin alterar y de 1.8 para su metabolito principal, tapentadol-O-glucurónido.

El AUC y la Cmax aumentaron en un 25% y 16%, respectivamente, cuando el tiapentadoe administró después de un desayuno rico en grasas.

El tapentadol se distribuye ampliamente por todo el cuerpo. Después de la administración intravenosa, el volumen de distribución es de 540 + 98 L. La unión a proteínas plasmáticas es baja y asciende a aproximadamente el 20% .

La principal vía de metabolismo de tapentadol es la conjugación con ácido glucurónico para producir glucurónidos. Después de la administración oral aproximadamente el 70% de la dosis se excreta en la orina en la forma conjugada (55% de O-glucurónido y 15% de sulfato de tapentadol). Solo el 3% del fármaco sin alterar se excreta en la orina. El tapentadol se metaboliza adicionalmente al N-desmetil -tapentadol (13%) por las isoenzimas CYP2C9 y CYP2C19 y a hidroxi-tapentadol (2%) por la CYP2D6, que se metaboliza adicionalmente por conjugación. Ninguno de los metabolitos contribuye a la actividad analgésica.

El tapentadol y sus metabolitos se excretan casi exclusivamente (99%) a través de los riñones. La semi-vida terminal es en promedio de 4 horas después de la administración oral. El aclaramiento asciende a 1530 + 177 mL/ min.

La exposición media (AUC) a tapentadol fue similar en sujetos de edad avanzada en comparación con los adultos jóvenes.

El AUC y la Cmáx de tapentadol fueron comparables en sujetos con diversos grados de función renal (desde normal a insuficiencia grave). Por el contrario, las concentraciones del tapentadol-O-glucurónido aumentaron con el grado de insuficiencia renal. En sujetos con insuficiencia renal leve (aclaramiento de creatinina 50 a <80 ml/min), moderada (aclaramiento de creatinina 30 a < 50 ml / min) y grave (aclaramiento de creatinina <30 ml / min), las concentraciones de este metabolito son 1.5, , 2.5, y 5.5 veces mayores respectivamente en comparación con las que tienen lugar en pacientes con la función renal normal.

La administración de tapentadol ocasionó una mayor exposición y los niveles séricos más elevados en sujetos con insuficiencia hepática en comparación con sujetos con función hepática normal. La relación los parámetros farmacocinéticos para el grupo con insuficiencia hepática leve (Child-Pugh de 5 a 6) y el grupo de insuficiencia hepática moderada (Child-Pugh de 7 a 9) en comparación con el grupo de la función hepática normal fueron de 1,7 y 4,2, respectivamente. La velocidad de formación de tapentadol-O-glucurónido fue menor en sujetos con aumento de la insuficiencia hepática.

Toxicidad: El tapentadol se administró a las ratas (dieta) y ratones (sonda nasogástrica) durante dos años. En los ratones, el tapentadol se administró por sonda oral a dosis de 50, 100 y 200 mg/kg/día durante 2 años. No se observó aumento en la incidencia de tumores con ningún nivel de dosis.

En ratas, el tapentadol se administró en la dieta a dosis de 10, 50, 125 y 250 mg/kg/día durante dos años. No se observó aumento en la incidencia de tumores en cualquier nivel de dosis.

Tapentadol no indujo mutaciones genéticas en bacterias, pero fue clastogénico con activación metabólica en un ensayo de aberración cromosómica en células V79. La prueba se repitió y fue negativo en la presencia y ausencia de activación metabólica.

Cuando el tapentadol se administró por vía intravenosa a ratas macho o hembra a dosis de 3, 6 o 12 mg/kg/día no se alteró la fertilidad con cualquier nivel de dosis. Una cierta toxicidad materna y efectos adversos sobre el desarrollo embrionario, incluyendo disminución del número de implantaciones, disminución del número de fetos vivos y aumento de pérdidas pre-y post-implantación fueron observada con las dosis > 6 mg/kg/día.

 

 

INDICACIONES Y POSOLOGÍA

Tratamiento del dolor moderado a severo

 

Administración oral

  • Adultos: Las dosis usuales son de 50 mg, 75 mg, o 100 mg cada 4 a 6 horas, dependiendo de la intensidad del dolor. En el primer día de la dosificación, la segunda dosis puede administrarse una hora después de la primera dosis si no se alcanza el alivio adecuado del dolor con la primera dosis. Las siguientes dosis son de 50 mg, 75 mg, o 100 mg cada 4 a 6 horas y deben ser ajustada para mantener una analgesia adecuada con una tolerabilidad aceptable. Las dosis diarias mayores de 700 mg el primer día de la terapia y 600 mg en días posteriores no han sido estudiadas y no se recomiendan.

Como con cualquier producto de fármaco opioide, el régimen de dosificación para cada paciente se debe ajustar de forma individual, teniendo en cuenta la experiencia previa de tratamiento analgésico del paciente. En la selección de la dosis inicial de tapentadol, prestar atención a lo siguiente:

  • la dosis diaria total, la potencia y características específicas del opioide que el paciente ha estado tomando previamente;
  • la fiabilidad de la estimación de la potencia relativa utilizada para calcular la dosis necesaria equivalente de sulfato de morfina;
  • grado de tolerancia a los opioides del paciente;
  • el estado general y el estado médico de los pacientes;
  • las medicaciones concurrentes;
  • el tipo y la intensidad del dolor del paciente;
  • los factores de riesgo para el abuso, la adicción o la desviación, incluyendo antecedentes de abuso, adicción o la desviación.

Durante el tratamiento crónico, especialmente para el dolor no relacionado con el cáncer, se debe reevaluar periódicamente la necesidad de seguir utilizando analgésicos opioides.

Pacientes con insuficiencia renal grave: no se recomienda el uso del tapentadol. Se recomienda ajustar la dosis en pacientes con insuficiencia renal leve o moderada.

Pacientes con insuficiencia hepática: la seguridad y eficacia de tapentadol no ha sido estudiado en pacientes con insuficiencia hepática grave (Child-Pugh 10-15). Iniciar el tratamiento en pacientes con insuficiencia hepática moderada (puntuación de Child-Pugh 7-9) con 50 mg una vez cada 8 horas (un máximo de tres dosis en 24 horas). El tratamiento posterior debe reflejar el mantenimiento de la analgesia con una tolerabilidad aceptable. Se recomienda ajustar la dosis en pacientes con insuficiencia hepática leve (puntuación de Child-Pugh de 5 a 6).

Cuando el paciente ya no requiere tratamiento con tapentadol, este se debe retirar gradualmente para prevenir los signos y síntomas de abstinencia en los pacientes físicamente dependientes.

El resultado de la dependencia física son los síntomas de abstinencia después de la interrupción abrupta o una reducción de la dosis significativa de un medicamento. Estos síntomas también se pueden precipitar cuando se administran fármacos con actividad antagonista de los opioides, por ejemplo, naloxona, nalmefeno, o analgésicos agonistas/antagonistas mixtos (pentazocina, el butorfanol, buprenorfina, nalbufina). La dependencia física no se puede producir en un grado clínicamente significativo hasta después de varios días o semanas de continuo uso de opioides. Este síndrome se caracteriza por inquietud, lagrimeo, rinorrea, bostezos, sudoración, escalofríos, piloerección, mialgia, midriasis, irritabilidad, ansiedad, dolor de espalda, dolor en las articulaciones, debilidad, calambres abdominales, insomnio, náuseas, anorexia, vómitos , diarrea, aumento de la presión arterial, la frecuencia respiratoria, o la frecuencia cardíaca.

 

 
 

CONTRAINDICACIONES Y PRECAUCIONES

El tapentadol está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad (por ejemplo, anafilaxis, angioedema) al tapentadol o a cualquier otro componente de la formulación.

El tapentadol está contraindicado en pacientes con depresión respiratoria significativa, asma bronquial aguda o severa o hipercapnia en un entorno sin control o en ausencia de equipos de resucitación. También está contraindicado en pacientes con íleo paralítico.

La administración de tapentadol está contraindicada en los pacientes que esté recibiendo de la inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO) o que los hayan tomado en los últimos 14 días debido a los posibles efectos aditivos en los niveles de norepinefrina, que pueden resultar en eventos adversos cardiovasculares
.

El tapentadol es una sustancia controlada de la Lista II, con un alto potencial de abuso, similar al fentanilo, metadona, morfina, oxicodona, y oximorfona. El tapentado lestá sujeta a mal uso, abuso, adicción, y la desviación criminal-

Todos los pacientes tratados con opioides requieren una vigilancia cuidadosa en busca de signos de abuso y adicción, ya que el uso de productos analgésicos opioides conlleva el riesgo de adicción, incluso en condiciones de un uso médico apropiado.

El abuso de drogas es el uso no terapéutico intencional de un medicamento de venta libre o de prescripción por sus efectos psicológicos o fisiológicos gratificantes.

La drogadicción consiste en un grupo de fenómenos conductuales, cognitivos y fisiológicos que se desarrollan después de un uso repetido de sustancias e incluyen un fuerte deseo de tomar la droga, dificultades para controlar su uso persistiendo en su consumo a pesar de consecuencias dañinas, dando una mayor prioridad a las drogas que a otras actividades y obligaciones, y un aumento de la tolerancia.

El abuso y la adicción son separados y distintos de la dependencia física y la tolerancia. Los médicos deben ser conscientes de que la adicción puede no ir acompañada de tolerancia concurrente y o de síntomas de dependencia física en todos los adictos. Además, el abuso de opioides puede ocurrir en ausencia de la adicción verdadera y se caracteriza por el mal uso con fines no médicos, a menudo en combinación con otras sustancias psicoactivas.

Tanto la tolerancia y como la dependencia física pueden desarrollarse durante el tratamiento crónico con opiáceos. La tolerancia es la necesidad de aumentar las dosis de opioides para mantener un efecto definido como la analgesia (en ausencia de progresión de la enfermedad o de otros factores externos).

 
Clasificación de la FDA de riesgo en el embarazo

El tapentadol se clasifica dentro de la categoría C de riesgo en el embarazo. No se han realizado existen estudios adecuados y bien controlados del tapentadol en mujeres embarazadas y, por tanto, sólo debe usarse durante el embarazo si el beneficio potencial justifica el riesgo potencial para el feto.

En principio, el tapentadol no debe usarse en las mujeres durante e inmediatamente antes del parto. A veces, los analgésicos opioides pueden prolongar el parto al reducir la fuerza, la duración y frecuencia de las contracciones uterinas.

Los opiáceos atraviesan la placenta y puede producir depresión respiratoria y efectos psicofisiológicos en los recién nacidos. Los recién nacidos cuyas madres recibieron analgésicos opiáceos durante el parto deben ser cuidadosamente examinados para detectar signos de depresión respiratoria. La naloxona, un antagonista de los opioides, debe estar disponible para la reversión de la depresión respiratoria inducida por opioides en el recién nacido.

La información sobre la excreción del tapentadol en la leche materna humana o animal es limitada. Debido al potencial de reacciones adversas en los lactantes, debe tomarse una decisión sobre si interrumpir la lactancia o suspender el fármaco, teniendo en cuenta la importancia del medicamento para la madre.

Los síntomas de abstinencia pueden ocurrir en bebés lactantes cuando se suspende la administración materna de tapentadol.

 

 
 

INTERACCIONES

La absorción del tapentadol no es afectada por el pH gástrico o la motilidad gastrointestinal.

Debido a su actividad agonista m-opioide, el tapentado puede tener efectos aditivos cuando se usa en conjunción con alcohol, otros opioides, o fármacos que causan la depresión del sistema nervioso central, depresión respiratoria, hipotensión y sedación profunda. Puede producirse un coma e incluso la muerte.

El tapentadol está contraindicado en pacientes que reciben inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO) o que los han tomado en los últimos 14 días debido a los posibles efectos aditivos en los niveles de norepinefrina, que pueden resultar en eventos adversos cardiovasculares.

El uso simultáneo de tapentadol otros fámacos que actúan sobre el sistema nervioso central (SNC), incluyendo los sedantes o hipnóticos, anestésicos generales, fenotiazinas, tranquilizantes y el alcohol, puede aumentar el riesgo de depresión respiratoria, hipotensión, sedación profunda o coma. Cuando se contempla este tipo de tratamiento combinado, iniciar el tratamiento con un tercio o la mitad de la dosis normal.

Se han reportado casos del síndrome serotoninérgico con el uso concomitante de tapentadol y fármacos serotoninérgicos (por ejemplo, los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina , ISRS) . Se recomienda precaución cuando el tapentadol se administra conjuntamente con otros medicamentos que puedan afectar los sistemas de neurotransmisores serotoninérgicos como ISRS, IMAO y triptanos. Si el tratamiento concomitante de tapentadol con un medicamento que afecta el sistema neurotransmisor serotoninérgico está clínicamente justificado, se aconseja una observación cuidadosa del paciente.

El uso concomitante de tapentadol con un agonista/antagonista opioide (por ejemplo, butorfanol, nalbufina, y pentazocina) o con agonistas parciales (por ejemplo, buprenorfina) puede precipitar los síntomas de abstinencia mixta.

El uso de tapentadol con fármacos anticolinérgicos pueden aumentar el riesgo de retención urinaria y o estreñimiento severo, que puede conducir a íleo paralítico.

 

 
 

REACCIONES ADVERSAS

Las reacciones adversas más comunes reportadas por > 10% son náuseas, mareos, vómitos y somnolencia. Las razones más comunes de interrupción del tratamiento debida a reacciones adversas son mareos (2,6% vs 0,5%), náuseas (2,3% vs 0,6%), vómitos (1,4% frente a 0,2%), somnolencia (1,3% frente a 0,2%) y dolor de cabeza (0,9% frente a 0,2%) para tapentadol y los pacientes tratados con placebo, respectivamente.

Las reacciones adversas clasificadas por órganos o sistemas y frecuencia son.

  • Trastornos gastrointestinales: muy frecuentes: náuseas; frecuentes: vómitos ; estreñimiento; poco frecuentes: boca seca, dispepsia, molestias abdominales, alteración del vaciado gástrico
  • Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración : poco frecuentes: fatiga, sofocos, irritabilidad, edema, síndrome de abstinencia de drogas, sensación de embriaguez
  • Infecciones e infestaciones: poco frecuentes: nasofaringitis, infección de las vías respiratorias superiores, infección del tracto urinario
  • Trastornos del metabolismo y nutrición: poco frecuentes; disminución del apetito
  • Trastornos del sistema nervioso: muy frecuentes: mareos, somnolencia; poco frecuentes: temblor, letargo , hipoestesia, parestesias, alteraciones de la atención, la sedación, la disartria, disminución del nivel de consciencia, pérdida de memoria, ataxia, presíncope, síncope, coordinación anormal, convulsiones
  • Tratornos psiquiátricos poco frecuentes: insomnio, estado de confusión, sueños anormales, ansiedad, euforia, desorientación, agitación, ansiedad, nerviosismo, pensamiento anormal
  • Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo: frecuentes: prurito; poco frecuentes: hiperhidrosis, prurito generalizado, erupción urticaria
  • Trastornos cardíacos: poco frecuentes: taquicardia, disminución de la frecuencia cardíaca
  • Trastornos del sistema inmune: poco frecuentes: hipersensibilidad
  • Trastornos musculoesqueléticos y del tejido conjuntivo: poco frecuentes: contracciones musculares involuntarias, sensación de pesadez
  • Trastornos oculares: poco frecuentes: alteraciones de la vista
  • Trastornos respiratorios, torácicos y mediastínicos: poco frecuentes: disminución de la saturación de oxígeno, tos, disnea, depresión respiratoria
  • Trastornos renales y urinarios: poco frecuentes: vacilación urinaria, polaquiuria
  • Trastornos vasculares: poco frecuentes: hipotension
  • Analítica: poco frecuentes: aumento de la gamma-glutamiltransferasa, aumento de la alanina aminotransferasa, y aumento de la aspartato aminotransferasa.

Los antagonistas de los opiáceos, la naloxona o el nalmefeno, son antídotos específicos para la depresión respiratoria que resulta de una sobredosis de opiáceos. Estos agentes deben administrarse con precaución a los pacientes de los que se sabe o se sospecha que son físicamente dependientes del tapentadol. En tales casos, una reversión abrupta o completa de los efectos opioides puede precipitar un síndrome de abstinencia agudo.

En un individuo físicamente dependientes de los opioides, la administración de un antagonista del receptor de opioides puede precipitar un síndrome agudo de abstinencia. Este, dependerá del grado de dependencia física y la dosis del antagonista administrado. Si se toma una decisión para tratar la depresión respiratoria grave en un paciente físicamente dependiente, la administración del antagonista debe ser iniciada con cuidado y con dosis más pequeña que las dosis habituales.

 

 

La sobredosis con opioides puede manifestarse por depresión respiratoria, somnolencia que puede progresar a estupor o coma, flacidez del músculo esquelético, piel fría y pegajosa, pupilas, y a veces edema pulmonar, bradicardia, hipotensión y muerte.

En caso de sobredosis, las prioridades son el re-establecimiento de una via respiratoria o la institución de una ventilación asistida o controlada, si es necesario. Pueden ser necesarias otras medidas de apoyo (incluyendo oxígeno, vasopresores) en el tratamiento del shock circulatorio y edema pulmonar. El paro o las arritmias cardiacas requerirán técnicas avanzadas de soporte vital.

 

 
Nota sobre las especialidades

PRESENTACION

PALEXIA comp 50, 100, 150, 200 y 250 mg

 
 

REFERENCIAS

  • Kress H G: Editorial. Tapentadol and its two mechanisms of action: Is there a new pharmacological class of centrally-acting analgesics on the horizon? European Journal of Pain. 24 July 2010 (doi:10.1016/j.ejpain.2010.06.017)
  • Tzschentke T, De Vry J, Schiene K, Terlinden R, Hennies H-H et al.: Tapentadol Hydrochloride. Drugs of the Future. 2006, 1053-1062
  • Hale M, Upmalis D, Okamoto A, Lange C, Rauschkolb C: Tolerability of tapentadol immediate release in patients with lower back pain or osteoarthritis of the hip or knee over 90 days: a randomized, double-blind study. Current Medical Research and Opinion. 2009, 1095-1104
  • Daniels S, Casson E, Stegmann J-U, Oh C, Okamoto A, Rauschkolb C, Upmalis D: A randomized, double-blind, placebo-controlled phase study of the relative efficacy and tolerability of tapentadol IR and oxycodone IR for acute pain. Current Medical Research and Opinion. 2009, 1551-1561
  • Buynak R, Shapiro D Y, Okamoto A, Van Hove I, Rauschkolb C, Steup A, Lange B, Lange C, Etropolski M: Efficacy and safety of tapentadol extended release for the management of chronic low back pain: results of a randomized, double-blind, placebo- and active-controlled Phase III study. Expert Opinion on Pharmacotherapy. 2010, 1787-1804
  • Afilalo M, Etropolski M, Kuperwasser B, Kelly K, Okamoto A, Van Hove I, Steup A, Lange B, Rauschkolb C, Haeussler J: Efficacy and Safety of Tapentadol Extended Release Compared with Oxycodone Controlled Release for the Management of Moderate to Severe Chronic Pain Related to Osteoarthritis of the Knee. A Randomized, Double-Blind, Placebo- and Active-Controlled Phase III Study. Clinical Drug Investigation. 2010, 489-505.
  • Etropolski M, Shapiro D Y, Okamoto A, Rauschkolb C, Haeussler J: Efficacy and Tolerability of Tapentadol Extended Release for Diabetic Peripheral Neuropathic Pain: Results of a Randomised-Withdrawal, Double-Blind, Placebo-Controlled Phase 3 Study. Poster presented at the 2009 Annual Meeting of the American Academy of Neurology (AAN), April 25-May 2, 2009
  • Schröder W, De Vry J, Tzschentke T, Jahnel U, Christoph T: Differential contribution of opioid and noradrenergic mechanisms of tapentadol in rat models of nociceptive and neuropathic pain. European Journal of Pain, posted online on 24 July 2010 doi:10.1016/j.ejpain .2010.06.017)
  • Schmidt CO, Schweikert B, Wenig CM, Schmidt U, Gockel U, Freynhagen R, Tölle TR, Baron R, Kohlmann T: Modelling the prevalence and cost of back pain with neuropathic components in the general population. European Journal of Pain. 2009, 1030-1035
  • Lange B, Kuperwasser B, Okamoto A, Steup A, Haeufel T, Ashworth J, Etropolski M: Efficacy and Safety of Tapentadol Prolonged Release for Chronic Osteoarthritis Pain and Low Back Pain. Advances in Therapy. 2010, 27(6), 381-399
 
  Monografía creada el 10 de Octubre 2013.Equipo de redacción de IQB (Centro colaborador de La Administración Nacional de Medicamentos, alimentos y Tecnología Médica -ANMAT - Argentina).
.
 
  buscar  
 
 

Sibir un nivelMapa de esta Web. El mejor sitio para comenzar