PIROXICAM EN VADEMECUM

Vademecum

PIROXICAM

DESCRIPCION

El piroxicam es un fármaco anti-inflamatorio no esteroídico que también posee propiedades analgésicas y antipiréticas. El piroxicam tiene una semi-vida plasmática muy prolongada y se puede administrar una sola vez al día, lo que representa una ventaja con respecto a otros AINES. La actividad anti-inflamatoria del piroxicam es similar a la de la indometacina y su actividad analgésica similar a la de la aspirina.

 

Mecanismo de acción: la actividad anti-inflamatoria del piroxicam es el resultado de la inhibición periférica de la síntesis de prostaglandinas secundaria a la inhibición de la ciclooxigenasa. El piroxicam también inhibe la activación de los neutrófilos que también contribuyen a los efectos inflamatorios. Por otra parte, las prostaglandinas sensibilizan los receptores nociceptivos, por lo que la inhibición de su síntesis podría explicar los efectos analgésicos del piroxicam. Dado que otros anti-inflamatorios que inhiben la síntesis de las prostaglandinas no alteran el umbral del dolor se supone que el efecto analgésico del piroxicam debe ser ser periférico. La antipiresis tiene lugar por la dilatación periférica causada por una acción central sobre el hipotálamo, lo que ocasiona un aumento del flujo sanguíneo cutáneo con la consiguiente pérdida de calor. Los efectos inhibidores de la síntesis de las prostaglandinas son también los responsables de los efectos del piroxicam sobre la función renal, sobre la reducción de mucoprotección del estómago y sobre la agregación plaquetaria

Farmacocinética: el piroxicam se administra por vía oral, siendo su absorción gastrointestinal muy rápida. La presencia de los alimentos retrasa pero no reduce la biodisponibilidad del piroxicam. Las máximas concentraciones sanguíneas se alcanzan a las 3-5 horas. Después de dosis repetidas, se produce una acumulación tisular del fármaco, obteniéndose unas concentraciones plasmáticas de equilibrio a los 7-12 días. El piroxicam se une extensamente a las proteínas del plasma (>99%). Aunque no se conoce muy bien como se distribuye, se sabe que las concentraciones en el líquido sinovial son el 40% de las plasmáticas. El piroxicam se excreta en la lecha materna (las concentraciones en la leche son el 1% de las plasmáticas), si bien se desconoce si es capaz de atravesar la barrera placentaria).

El piroxicam se metaboliza extensamente en el hígado, siendo metabolizado el 50% por hidroxilación y conjugación. El piroxicam experimenta una circulación enterohepática con una semi-vida de unas 50 horas. La eliminación es principalmente renal (60%), de la cual el 5% es representada por el fármaco sin alterar

INDICACIONES Y POSOLOGIA

Tratamiento del dolor moderado debido a artralgia, osteoartritis y artritis reumatoide:

Administración oral:

  • Adultos: 20 mg una vez al día o 10 mg dos veces al día
  • Ancianos: la dosis inicial debe ser de 10 mg una vez al IIa. Si el fármaco es bien tolerado, las dosis se pueden aumentar a 10 mg dos veces al día
  • Niños: la seguridad y eficacia del piroxicam no han sido establecidos

Tratamiento de las jaquecas:

Administración oral

Adultos: 20 mg una vez al día

Dosis máximas recomendadas:

  • adultos y ancianos: 20 mg/día.
  • Adolescentes y niños: la seguridad y eficacia del piroxicam no han sido establecidos
  • Pacientes con insuficiencia hepática: aunque no se han establecido pautas de tratamiento, puede ser necesaria una reducción de la dosis
  • Pacientes con insuficiencia renal: no parecen ser necesarias reducciones en la dosis dosis

CONTRAINDICACIONES

El uso crónico del piroxicam puede ocasionar gastritis, úlceras con o sin perforación y hemorragias del tracto digestivo, muchas veces sin síntomas previos. Por lo tanto, el piroxicam está contraindicado en pacientes con historia de enfermedades gastrointestinales tales como úlcera péptica, colitis ulcerosa o sangrado gastrointestinal. Todos los pacientes tratados crónicamente con piroxicam deben ser monitorizados frecuentemente para detectar posibles efectos gastrointestinales, en particular si son fumadores o alcohólicos.

El piroxicam y sus metabolitos se excretan por vía renal, pudiéndose producir acumulación del fármaco o de sus metabolitos en casos de insuficiencia renal, con el correspondiente aumento de los efectos tóxicos potenciales. Además, debido a sus efectos

Pueden ser necesarios reajustes en las dosis sobre las prostaglandinas, el piroxicam puede reducir el flujo renal con la correspondiente descompensación. Los pacientes con enfermedades renales, insuficiencia cardíaca congestiva, dietes mellitus o lupus sistémico eritematoso y los pacientes de la tercera edad o bajo tratamiento con otros fármacos nefrotóxicos son más susceptibles a estos efectos adversos.

El piroxicam se debe utilizar con precaución en pacientes con coagulopatías o hemofilias debido a sus efectos sobre la función plaquetaria y la respuesta vascular a las hemorragias. Las inyecciones intramusculares se deben administrar con precaución ya que pueden producir hematomas, cardenales o hemorragias debido a los efectos del piroxicam sobre la coagulación.

El piroxicam se debe usar con precaución en los pacientes inmunosuprimidos o en los tratados con fármacos mielosupresores. Los fármacos anti-inflamatorios pueden enmascarar los síntomas de infección tales como la fiebre o el dolor en estos pacientes

Los pacientes con enfermedades hepáticas preexistentes tienen un mayor riesgo de desarrollar complicaciones durante el tratamiento con piroxicam. Puede producirse elevaciones de las transaminasas que, en el caso de ser superiores a 3 veces el valor normal y ser persistentes pueden obligar a discontinuar el tratamiento

El piroxicam debe ser utilizado con precaución en pacientes con problemas dentales. Si se va a proceder a una intervención dental, se recomienda realizarla antes de iniciar un tratamiento con piroxicam con objeto de evitar un sangrado excesivo

Clasificación de la FDA de riesgo en el embarazo

El piroxicam se clasifica dentro de la categoría C de riesgo en el embarazo durante los 2 primeros trimestres. No se recomienda el uso de los AINES durante la segunda mitad del embarazo debido a que la inhibición de las prostaglandinas puede producir lesiones fetales (cierre prematuro del conducto arterioso, disfunción renal o plaquetaria y hemorragias gastrointestinales. Por este motivo, el piroxicam se clasifica dentro de la categoría D de riesgo durante el tercer trimestre y solo debe utilizarse, si fuese imprescindible durante los dos primeros trimestres.

El piroxicam se excreta en la leche materna, alcanzando unas concentraciones equivalentes al 1% de las plasmáticas. No se recomienda el uso del piroxicam durante la lactancia debido a los efectos adversos sobre el lactante que podrían resultar de la inhibición de las prostaglandinas

 
 

No se recomienda el piroxicam a aquellos pacientes que hayan experimentado una reacción de hipersensibilidad a los salicilatos con síntomas como angioedema, broncoespasmo o shock ya que en el 5% de los casos existe una sensibilidad cruzada en los salicilatos y los AINES. Las reacciones adversas ligeras a los salicilatos no constituyen una contraindicación al piroxicam, pero los pacientes en los que la aspirina produzca pólipos nasales, asma, urticaria o reacciones alérgicas son propensos a desarrollar reacciones adversas al piroxicam

 
 

INTERACCIONES

El uso concomitante del piroxicam con otros AINES, etanol, corticosteroides u otros fármacos gastrolesivos puede aumentar el riesgo de toxicidad gastrointestinal del piroxicam. Por otra parte, si se administra concomitantemente aspirina, este fármaco compite con el piroxicam en los puntos de fijación de los receptores aumentando los niveles plasmáticos de piroxicam, con el consiguiente aumento de su metabolismo y eliminación. Adicionalmente, los AINES pueden producir hemorragias y reducen la agregación plaquetaria, efectos que pueden sumarse a los del piroxicam. Otros fármacos que producen trombocitopenia pueden incrementar los efectos del piroxicam sobre la agregación plaquetaria. Se han observado notables interacciones entre el piroxicam y medicaciones antineoplásicas y mielosupresoras.

La administración simultánea de piroxicam y anticoagulantes cumarínicos aumenta ligeramente el tiempo de protrombina. Se recomienda, por lo tanto, monitorizar la coagulación de forma regular

La administración concomitante de piroxicam y cidofovir está contraindicada debido al aumento del riesgo de nefrotoxicidad. Se recomienda discontinuar el tratamiento con piroxicam al menos una semana antes de iniciar un tratamiento con cidofovir.

Los fármacos que inhiben la síntesis de las prostaglandinas reducen la eficacia del porfímero en la terapia fotodinámica. De igual forma, al inhibir las prostaglandinas renales, el piroxicam puede potenciar la nefrotoxicidad de la ciclosporina.

El piroxicam aumenta las concentraciones plasmáticas de litio y, por consiguiente, los efectos tóxicos de este agente. Se recomienda monitorizar los niveles plasmáticos de litio cuando se administra concomitantemente piroxicam

La administración concomitante de digoxina y piroxicam incrementa las concentraciones plasmáticas de digoxina con el correspondiente aumento de su toxicidad.

Los AINES en general, y el piroxicam en particular, pueden disminuir el aclaramiento del metotrexato: se han producido serias complicaciones, a veces fatales, cuando se han administrado AINES a pacientes tratados con dosis elevadas de metotrexato. Por este motivo se aconseja discontinuar cualquier tratamiento anti-inflamatorio cuando se comienza un tratamiento con dosis altas de metotrexato.

El piroxicam produce retención de sodio y de fluidos y tiene efectos variables sobre la presión arterial. Los AINES pueden reducir los efectos diuréticos, natriuréticos y antihipertensivos de los diuréticos seguramente debido a la inhibición de las prostaglandinas. Además, el uso de triamterene, espironolactona u otros diuréticos ahorradores de potasio puede producir hiperkaliemia si se administran con el piroxicam.

El piroxicam puede reducir la eficacia antihipertensiva de los beta-bloqueantes y de los inhibidores de la ECA posiblemente por su efecto sobre las prostaglandinas. En efecto, los inhibidores de la ECA reducen la presión arterial al aumentar la excreción urinaria de prostaglandinas y la actividad de la renina plasmática. Estos efectos pueden ser abolidos por la inhibición de la síntesis de las prostaglandinas endógenas ocasionada por los AINES, en particular en los pacientes con niveles bajos de renina. Adicionalmente en los pacientes tratados con inhibidores de la ECA debido a una función renal deteriorada, la administración de piroxicam pueden aumentar el deterioro renal, aunque estos efectos suelen ser reversibles. Por lo tanto se recomienda la vigilancia de la presión arterial y de la función renal en aquellos pacientes tratados con un inhibidor de la ECA que comiencen un tratamiento con piroxicam.

La colestiramina aumenta el aclaramiento del piroxicam y reduce la semi-vida del piroxicam. Se desconoce la significancia clínica de esta interacción.

La administración de alendronato a mujeres menopaúsicas para el tratamiento de la osteoporosis concomitantemente con el piroxicam, aumenta el riesgo de reacciones adversa de tipo gástrico. Por el contrario, no se ha observado un aumento de dichas reacciones cuando el piroxicam se ha administrado conjuntamente con corticosteroides

 
 

El ajo, Allium sativum, el jengibre y el Ginkgo biloba, tienen efectos clínicamente significativos sobre la agregación plaquetaria, desaconsejando se su consumo cuando se administran simultáneamente AINES, incluyendo el piroxicam, debido al riesgo de sangrado.

 
 

REACCIONES ADVERSAS

Se han producido reacciones adversas moderadas en el 3-6% de los pacientes tratados con fármacos anti-inflamatorios no esteroídicos, entre ellas dolor epigástrico y náuseas/vómitos. En el 1-3% de los pacientes se producen diarrea, constipación, anorexia, dolor abdominal y flatulencia. Otras reacciones adversas más graves incluyen úlcera péptica, hemorragias gastrointestinales, gastritis, pancreatitis y ulceración del colon, teniendo lugar en menos de 1% de los pacientes. Estas graves reacciones adversas pueden no estar precedidas por otras menos severas y pueden tener un desenlace fatal. Las reacciones adversas están directamente relacionadas con las dosis y los ancianos y personas con factores de riesgo (historia de úlcera péptica, tabaquismo, alcoholismo, etc) son mas susceptibles. La incidencia del sangrado se debe a la acción del piroxicam sobre la agregación plaquetaria y puede tener especial significancia en los pacientes con coagulopatías o historia de hemorragias gastrointestinales. Aunque con las dosis normales no hay aumento de la sangre oculta en las heces, en el 4% de los pacientes tratados con este fármaco se observan reducciones de la hemoglobina y del hematocrito. En los pacientes en los que la hemoglobina sea de 10 g/dL o menos antes de comenzar el tratamiento con piroxicam, se recomienda una monitorización frecuente del hematocrito y de la hemoglobina, en particular durante tratamientos prolongados.

Se han descrito casos de ictericia y hepatitis fatal en menos del 1% de los pacientes aunque el 15% de los pacientes tratados crónicamente con piroxicam u otros AINES suelen mostrar elevaciones de las enzimas hepáticas. Elevaciones por enzima de 3 veces el valor normal se producen en menos del 1% de los casos. Si estas elevaciones persisten o empeoran, el piroxicam debe ser discontinuado.

Se han observado efectos renales en el 1% de los pacientes tratados con piroxicam, caracterizados por azoemia, necrosis papilar renal, nefritis intersticial, hematuria, proteinuria y síndrome nefrótico. Son mas frecuentes las elevaciones del nitrógeno ureico sanguíneo y de la creatinina sérica, parámetros que retornan a la normalidad tras la discontinuación del fármaco

En el 1-3% de los pacientes tratados con AINES, incluyendo el piroxicam se desarrolla prurito, urticaria, rash ampollosos y rash maculopapular. Estas reacciones pueden ser indicativas de una respuesta de hipersensibilidad de manera que se recomienda una estrecha vigilancia. La necrólisis epidérmica tóxica, una reacción adversa muy grave y a veces fatal, se ha reportado en raras ocasiones. También se ha descrito una combinación bastante rara de síntomas dermatológicos y de hipersensibilidad que recuerda la enfermedad del suero. Los síntomas incluyen artralgia, prurito, fiebre, fatiga y rash.

En raras ocasiones se han comunicado reacciones de fotosensibilidad. En el 2% de los pacientes tratados con piroxicam se desarrolla edema periférico, siendo más propensos a este efecto adverso los pacientes con hipertensión, insuficiencia cardíaca o condiciones que predisponen a la retención de fluidos. Ocasionalmente se han descrito casos de estomatitis aftosa afectando principalmente a la lengua

 

PRESENTACION

  • FELDENE, comp flash de 20 mg. Sup 20 mg. PFIZER
  • ARTRALGIL, caps y sup 20 mg IQUINOSA
  • BREXINIL, comp y sobres de 20 mg. WASSERMAN
  • PIROXICAM RATIOPHARM, cáps y sup. 20 mg. RATIOPHARM
 
 

REFERENCIAS

  • Schulman EA, Silberstein SD. Symptomatic and prophylactic treatment of migraine and tension-type headache. Neurology 1992;42(suppl 2):16—21.
  • Lisi P, Hansel K, Assalve D. Aphthous stomatitis induced by piroxicam. J Am Acad Dermatol. 2004 Apr;50(4):648-9
  • Plantema F. Worldwide studies comparing piroxicam and naproxen. Acta Obstet Gynecol Scand Suppl . 1986;138:15-7
  • Brogden RN, Heel RC, Speight TM, Avery GS. Piroxicam. A reappraisal of its pharmacology and therapeutic efficacy.
    Drugs . 1984 Oct;28(4):292-323. Review
 
  Monografía revisada el 15 de Julio de 2007. Equipo de Redacción de IQB  
   
 
 

Sibir un nivelMapa de esta Web. El mejor sitio para comenzar