GLUCAGON EN VADEMECUM

Vademecum

GLUCAGON
Nota importante

DESCRIPCION

El glucagón recombinante es idéntico al glucagón natural. Los productos recombinantes se expresan tanto en un Saccharoyces cervisiae (GlucaGen ®) o en una cepa Escherichia coli (glucagón, recombinante, Lilly). El glucagón nativo es una hormona sintetizada por las células alfa 2 de los islotes pancreáticos de Langerhans y actúa aumentendo los niveles de la glucosa en sangre. El glucagón se descubrió en 1923, menos de 2 años después del descubrimiento de la insulina. El glucagón se utiliza en el tratamiento de emergencia de hipoglucemia grave en los pacientes con diabetes mellitus. Otros usos para el glucagón son como una ayuda de diagnóstico en el examen radiográfico del tracto gastrointestinal y, posiblemente, como un estimulante cardíaco para bloquear los efectos de las sobredosis de los beta-adrenérgicos. El primer producto comercial de glucagón era una proteína de origen animal extraída del páncreas de res y de cerdo y aprobado por la FDA en 1960. El producto de origen animal ya no está disponible debido al desarrollo de productos recombinantes.

Mecanismo de acción: la administración exógena de glucagón produce los mismos efectos farmacológicos que el glucagón endógeno. Estos efectos incluyen el aumento de la glucosa en sangre, la relajación del músculo liso del tracto GI, y un efecto inotrópico y cronotrópico positivo sobre el corazón. El aumento de la glucosa en la sangre es secundario a la estimulación de la glucogenólisis. En el tejido hepático y adiposo, el glucagón aumenta la producción de la adenilato ciclasa, que cataliza la conversión de ATP a AMPc. El AMP cíclico a continuación, inicia una serie de reacciones enzimáticas que incluyen la activación de la fosforilasa, que promueve la degradación del glucógeno en glucosa. Como resultado, los niveles de glucosa en sangre aumentan a los pocos minutos de la administración de glucagón. El grado en que el glucagón aumenta la glucosa en sangre es dependiente de las reservas de glucógeno del hígado y de la presencia de fosforilasas. El aumento de la glucosa en la sangre no es tan grande en pacientes con diabetes mellitus tipo I en comparación con las personas con diabetes mellitus tipo II. El mecanismo exacto por el cual el glucagón ejerce sus efectos sobre GI músculo liso y músculo cardíaco es desconocido.

Farmacocinética: al igual que con otros polipéptidos, glucagón, debe administrarse por vía parenteral para evitar la degradación rápida y completa en el tracto digestivo. El tiempo para la máxima actividad hiperglucémica es dependiente de la vía de administración. Las concentraciones máximas de glucosa se producen 5-20 minutos después de la dosificación intravenosa, 30 minutos después de la dosificación por vía intramuscular, y 30-45 minutos después de la dosificación subcutánea. Las concentraciones de glucosa en la sangre vuelven a los niveles normales o hipoglucemiantes plazo de 1-2 horas.

El inicio y duración de los efectos sobre el músculo liso GI dependen de la dosis y la vía de administración. El inicio de los efectos sobre el músculo liso GI tiene lugar dentro de 1 minuto después de la administración intravenosa y a los 4-7 minutos o 8-10 minutos siguientes a dosis de 1 mg o 2 mg, respectivamente, por vía intramuscular. La duración de los efectos de músculo liso GI tras la administración intravenosa o intramuscular varían entre 9-25 minutos y 12-32 minutos, respectivamente.

El metabolismo de glucagón no se ha definido claramente, pero es ampliamente degradado por el hígado y los riñones. La vida media plasmática de glucagón es de aproximadamente 3-10 minutos. La semivida aparente es de 45 minutos después de la inyección IM y probablemente refleja la absorción prolongada desde el sitio de inyección.

 

 

INDICACIONES Y POSOLOGIA

Tratamiento de emergencia de la hipoglucemia de pacientes con diabetes mellitus:

Administración parenteral:

  • Adultos y niños que pesen > 25 kg): 1 mg (1 UI) administrada IM, IV o SC.
  • Niños que pesen < 25 kg) o menos de 6-8 años de edad: La dosis recomendada en este grupo es de 0,5 mg (0,5 IU) IM/IV/ SC o, alternativamente, 0,02-0,03 mg/kg (UI/kg) IM, IV o SC.

NOTA: Debido a los efectos adversos graves asociados con la hipoglucemia cerebral prolongada y en función de la profundidad y la duración del coma hipoglucémico, puede ser necesaria la administración de dextrosa IV. La ayuda de emergencia debe ser buscada si el paciente no responde dentro de los 15 minutos después de la inyección SC o IM de glucagón. La inyección de glucagón puede repetirse mientras se espera la asistencia de emergencia. Si el paciente no responde al tratamiento con glucagón debe administrarse dextrosa intravenosa. Es necesario dar carbohidratos suplementarios tan pronto como sea posible para prevenir la hipoglucemia secundaria y para reponer las reservas de glucógeno, especialmente a los niños y adolescentes

Tratamiento de pacientes psicóticos sometidos a una terapia de shock de insulina:

Administración parenteral:

  • Adultos: 0.5-1 UI (mg) de glucagón IM/IV después de una hora de coma. Si el paciente no despierta después de 10 a 25 minutos, la dosis puede ser repetida. En los pacientes en un profundo estado de coma, debe administrarse dextrosa IV además de glucagón para una respuesta más inmediata.

Para su uso en el examen radiográfico del tracto GI:

Administración parenteral:

  • Adultos: La dosis recomendada es de 1-2 mg (IU) IM o 0,25-2 mg (IU) IV según sean deseados el comienzo de acción y la duración del efecto para el examen específico. El inicio de acción se produce aproximadamente 1 minuto después de una dosis IV y 5-10 minutos después de una dosis IM. Para la relajación del estómago, los fabricantes recomiendan que se utilice 0,5 mg (UI) IV o 2 mg (UI) de glucagón, debido a que el estómago es menos sensible. Para el examen del duodeno o intestino delgado, los fabricantes recomiendan que se administren 0,25 mg (IU) IV ó 1-2 mg (IU) por inyección IM. Para un examen más satisfactoria de colon, los fabricantes recomiendan que una sola inyección intramuscular de 2 mg (UI) de glucagón que deberá ser administrado 10 minutos antes del procedimiento.

Tratamiento de la toxicidad de un beta-bloqueante, o para el tratamiento adyuvante de la toxicidad por verapamilo:

Administración intravenosa:

  • Adultos: Inicialmente, 3.5-5 mg (o 50 a 150 mg/kg) en bolo IV. Esta dosis se puede repetir, si es necesario. Puede ser necesaria una infusión continua de 1-5 mg/hora IV para mantener los efectos inotrópicos y cronotrópicos del glucagón. No existe una dosis terapéutica máxima definida. Se han utilizado dosis en bolo acumulativas de hasta 30 mg y las infusiones de 2-10 mg / hora se han continuado durante hasta 26 horas

No están disponibles directrices específicas para los ajustes de dosis en insuficiencia renal aunque parece que es necesario realizar ajustes de dosis.

 

 
  CONTRAINDICACIONES Y PRECAUCIONES

El glucagón está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad conocida al glucagón, lactosa o cualquier otro constituyente de la formulación

El l glucagón está contraindicado en pacientes con feocromocitoma debido a que puede estimular la liberación de catecolaminas por el tumor. Si el paciente desarrolla un aumento dramático en la presión arterial, de 5 a 10 mg de mesilato de fentolamina han demostrado ser eficaces en la reducción de la presión arterial.

El glucagon debe administrarse con precaución a pacientes con sospecha de insulinoma o glucagonoma. En pacientes con insulinoma, la administración intravenosa de glucagón puede producir un aumento inicial de glucosa en la sangre; sin embargo, la administración de glucagón puede, directa o indirectamente (a través de un aumento inicial de la glucosa en la sangre) estimular la liberación exagerada de insulina desde un insulinoma. Si el paciente desarrolla los síntomas de una hipoglucemia después de una dosis de glucagón se debe dar la glucosa por vía oral o por vía intravenosa.

Pueden ocurrir reacciones alérgicas incluyendo una erupción generalizada, y en algunos casos shock anafiláctico con dificultades respiratorias e hipotensión. Las reacciones anafilácticas en general se han producido en asociación con un examen endoscópico en el que los pacientes a menudo reciben otros agentes, incluyendo medios de contraste y anestésicos locales. Los pacientes deben recibir un tratamiento estándar para la anafilaxia incluyendo una inyección de epinefrina si se encuentran con dificultades respiratorias después de la inyección de glucagón.

El glucagón debe utilizarse con precaución en pacientes con condiciones tales como el ayuno prolongado, inanición, insuficiencia suprarrenal o hipoglucemia crónica porque estas condiciones resultan en bajos niveles de glucosa liberable en el hígado y una inadecuada reducción de hipoglucemia por el tratamiento con glucagón.

Debe tenerse precaución cuando glucagón se utiliza como coadyuvante en los procedimientos endoscópicos o radiográficos.

 

 
 

INTERACCIONES

El glucagón aumentó la respuesta hipoprotrombinémica en 8 de los 13 pacientes que recibieron warfarina y en tres de ellos se observó una hemorragia clínica. Estos resultados - sobre la base de datos de sólo 13 pacientes - se publicaron en 1970 y no hay informes posteriores. El mecanismo de esta interacción es incierto.

La fenitoína ejerce complejos efectos sobre las hormonas que controlan la glucosa en sangre. La fenitoína parece inhibir las acciones estimulantes del glucagón en la liberación de insulina. Cuando se utiliza el glucagón como una prueba de diagnóstico para un insulinoma, la fenitoína debe suspenderse varios días antes para evitar una prueba falsa negativa.

Los beta-bloqueantes pueden inhibir las acciones hiperglucémicas del glucagón, ya sea al interferir directamente con la estimulación por el glucagón de la gluconeogénesis hepática o indirectamente mediante la inhibición de la estimulación de catecolaminas. Además, el glucagón tiene propiedades inotrópicas positivas y puede ser una alternativa útil para el tratamiento la insuficiencia cardíaca inducida por un beta-bloqueante i que no responde a los beta-agonistas. Los médicos deben ser conscientes de estas acciones farmacológicas opuests del glucagón y los bloqueantes beta.

 

 
 

REACCIONES ADVERSAS

Las reacciones adversas son mínimas durante el uso de glucagón. La reacción adversa más frecuente es la náusea/vómitos, que depende de la dosis. Las dosis de 2 mg producen una mayor incidencia de náuseas y vómitos que dosis más bajas. Las náuseas y los vómitos también pueden ser causados por la hipoglucemia, y no por el fármaco.

Han ocurrido reacciones alérgicas generalizadas, incluyendo urticaria, mareos y vértigos en pacientes tratados con glucagón. No se conoce la incidencia exacta de tales reacciones. Las reacciones anafilactoides, incluyendo dificultad respiratoria o hipotensión, parecen ser poco frecuentes.

Debido a que el glucagón es un estimulante cardíaco, teóricamente puede causar dolor en el pecho en pacientes con angina de pecho. La incidencia real de esta reacción no se conoce, pero parece ser rara

 

 
 

PRESENTACIONES

GlucaGen Diagnostic Kit

GLUCAGEN HYPOKIT (NOVO NORDISK)


 
 

REFERENCIAS

  • O'Mahony D, O'Leary P, Molloy MG. Severe oxprenolol poisoning: the importance of glucagon infusion. Hum Exp Toxicol 1990;9:101.
  • Gibbs et al: Use of Glucagon to terminate insulin reactions in diabetic children. Nebr Med J 1958;43:56-57.
  • Cornblath M, et al: Studies of carbohydrate metabolism in the newborn: Effect of Glucagon on concentration of sugar in capillary blood of newborn infant. Pediatrics 1958;21:885-892.
  • Carson MJ, Koch R: Clinical studies with Glucagon in children. J Pediatr 1955;47:161-170.
  • Shipp JC, et al: Treatment of insulin hypoglycemia in diabetic campers. Diabetes 1964;13:645-648.
  • Aman J, Wranne L: Hypoglycemia in childhood diabetes II: Effect of subcutaneous or intramuscular injection of different doses of Glucagon. Acta Pediatr Scand 1988;77:548-553.
  • Umapathysivam MM, Lee MY, Jones KL, Annink CE, Cousins CE, Trahair LG, Rayner CK, Chapman MJ, Nauck MA, Horowitz M, Deane AM. Comparative effects of prolonged and intermittent stimulation of the glucagon-like peptide 1 receptor on gastric emptying and glycemia. Diabetes. 2014 Feb;63(2):785-90.
  • Moberly SP, Mather KJ, Berwick ZC, Owen MK, Goodwill AG, Casalini ED, Hutchins GD, Green MA, Ng Y, Considine RV, Perry KM, Chisholm RL, Tune JD. Impaired cardiometabolic responses to glucagon-like peptide 1 in obesity and type 2 diabetes mellitus. Basic Res Cardiol. 2013;108(4):365
  • Kelly AS, Rudser KD, Nathan BM, Fox CK, Metzig AM, Coombes BJ, Fitch AK, Bomberg EM, Abuzzahab MJ. The effect of glucagon-like peptide-1 receptor agonist therapy on body mass index in adolescents with severe obesity: a randomized, placebo-controlled, clinical trial. JAMA Pediatr. 2013 Apr;167(4):355-60.
  • Haidar A, Legault L, Dallaire M, Alkhateeb A, Coriati A, Messier V, Cheng P, Millette M, Boulet B, Rabasa-Lhoret R. Glucose-responsive insulin and glucagon delivery (dual-hormone artificial pancreas) in adults with type 1 diabetes: a randomized crossover controlled trial. CMAJ. 2013 Mar 5;185(4):297-305.

 
  Monografía creada el 3 de Julio de 2014.Equipo de redacción de IQB (Centro colaborador de La Administración Nacional de Medicamentos, alimentos y Tecnología Médica -ANMAT - Argentina).
 
   
 
 

Sibir un nivelMapa de esta Web. El mejor sitio para comenzar