Vademecum

ESOMEPRAZOL
 

 
Nota importante

DESCRIPCION

El esomeprazol (en forma de sal magnésica o de sal sódica) es el isómero S del omeprazol , un inhibidor de la bomba de protones. Se utiliza para el tratamiento a corto plazo de los síntomas de reflujo.

Mecanismo de acción: el esomeprazol es un inhibidor de la bomba de protones que suprime la secreción de ácido gástrico mediante la inhibición específica de la H + / K + -ATPasa en la célula parietal gástrica. Los isómeros S y R del omeprazol están protonados y son convertidos en el compartimiento ácido de la célula parietal al inhibidor activo, la sulfenamida aquiral. Al actuar específicamente en la bomba de protones, esomeprazol bloquea el paso final en la producción de ácido, reduciendo así la acidez gástrica. Este efecto está relacionada con la dosis hasta una dosis diaria de 20 a 40 mg y conduce a la inhibición de la secreción de ácido gástrico.

En pacientes sintomáticos con enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), después de cinco días de tratamiento oral con 20 mg y 40 mg de esomeprazol, se mantuvo un pH intragástrico superior a 4 durante un tiempo medio de 13 y 17 horas, respectivamente, durante las 24 horas. La proporción de pacientes en los que el pH intragástrico se mantiene por encima de 4 durante al menos 8, 12 y 16 horas fue del 76%, 54% y 24%, respectivamente, en aquellos pacientes que recibieron tratamiento con 20 mg de esomeprazol. Las proporciones correspondientes para esomeprazol 40 mg fueron del 97%, 92% y 56%.

Farmacocinética: el esomeprazol es ácido-lábil y se administra por vía oral como gránulos con recubrimiento entérico. La conversión in vivo al isómero-R es insignificante. La absorción de esomeprazol es rápida, obteniéndose concentraciones plasmáticas máximas aproximadamente 1-2 horas después de la administración. La biodisponibilidad absoluta es del 64% tras una dosis única de 40 mg y aumenta hasta el 89% tras la administración repetida una vez al día. Los valores correspondientes para 20 mg de esomeprazol son del 50% y del 68%, respectivamente. La ingesta de alimentos retrasa y disminuye la absorción de esomeprazol aunque esto no influye de manera significativa en el efecto de esomeprazol sobre la acidez intragástrica. La fármacocinética del esomeprazol depende la dosis debido a que se produce un metabolismo de primer paso.

El volumen aparente de distribución en estado de estacionario en sujetos sanos es aproximadamente 0.22 L/kg de peso corporal. El esomeprazol se une extensamente ( 97%) a las proteínas plasmáticas.

El esomeprazol es metabolizado completamente por las isoenzima del citocromo P450 (CYP). La mayor parte del metabolismo de esomeprazol depende del polimórfo CYP2C19, responsable de la formación de los metabolitos hidroxi- y desmetil de esomeprazol. La parte restante depende de otra isoforma específica, CYP3A4, responsable de la formación de esomeprazol sulfona, el principal metabolito en plasma.

El aclaramiento plasmático total es de aproximadamente 17 L/h tras una dosis única y de aproximadamente 9 L/h tras la administración repetida. La semi-vida de eliminación plasmática es aproximadamente de 1.3 horas tras la administración repetida una vez al día. El esomeprazol se elimina completamente del plasma entre las dosis, sin tendencia a acumularse con la administración una vez al día. Los principales metabolitos de esomeprazol no tienen efecto sobre la secreción de ácido gástrica. Casi el 80% de una dosis oral de esomeprazol se excreta como metabolitos en la orina, y el resto en las heces. En la orina se encuentra menos del 1% del fármaco original.


Aproximadamente el 3 % de la población carece de una isoenzima CYP2C19 funcional y se denominan
metabolizadores lentos. En estos individuos el metabolismo del esomeprazol es probablemente catalizado principalmente por el CYP3A4. Tras la administración repetida una vez al día de 40 mg de esomeprazol, el área media bajo la curva concentración plasmática-tiempo fue aproximadamente un 100% mayor en los metabolizadores lentos que en sujetos con una enzima CYP2C19 funcional (metabolizadores rápidos). Las concentraciones plasmáticas máximas medias fueron aproximadamente un 60% mayores. Estos hallazgos no tienen implicaciones en la posología del esomeprazol.

Tras una dosis única de 40 mg de esomeprazol, el área media bajo la curva concentración plasmáticatiempo es aproximadamente un 30% mayor en mujeres que en varones. No se ha observado diferencia entre sexos tras la administración repetida una vez al día. Estos resultados no tienen implicaciones en la posología de esomeprazol.

El metabolismo de esomeprazol puede alterarse en pacientes con disfunción hepática leve o moderada. El metabolismo está disminuido en pacientes con disfunción hepática grave, aumentado en un 100% el área bajo la curva concentración plasmática-tiempo de esomeprazol. Por lo tanto, no se debe pasar de 20 mg como máximo en pacientes con disfunción grave. Esomeprazol o sus principales metabolitos no muestran tendencia a acumularse con la administración una vez al día.

No se han realizado estudios en pacientes con la función renal disminuida. El riñón es responsable de la excreción de los metabolitos de esomeprazol, pero no de la eliminación del compuesto original, por lo que no se espera que el metabolismo de esomeprazol sufra cambios en pacientes con alteración de la función renal.

Toxicidad: no se han realizado estudios de carcinogénisis del esomeprazol debido a que se dispone de estudios suficientes sobre el omeprazol, del cual el esomeprazol es un enantiómero. En dos estudios de carcinogenesis oral de 24 meses en ratas, el omeprazol a dosis diarias de 1.7, 3.4, 13.8, 44 y 141 mg / kg / día (aproximadamente 0,7 a 57 veces la dosis humana de 20 mg / día) produjo carcinómas gástricos en las células ECL de forma dependiente de la dosis tanto en ratas macho y hembra; la incidencia de este efecto fue marcadamente superior en las ratas hembras, que tenían mayores niveles en sangre de omeprazol. Los carcinoides gástricos rara vez se producen en la rata no tratada. Además, la hiperplasia celular estaba presente en todos los grupos tratados de ambos sexos. En uno de estos estudios, ratas hembras fueron tratados con 13,8 mg de omeprazol / kg / día (aproximadamente 5,6 veces la dosis humana) durante 1 año, y luego siguió por un año más sin el fármaco. No se observaron carcinoidesen estas ratas. Se observó un aumento de la incidencia de la hiperplasia de las células ECL relacionada con el tratamiento al final de 1 año (94% vs. 10% tratado controles). Al segundo año la diferencia entre las ratas tratadas y de control era mucho más pequeña (46% vs. 26%), pero aún mostró más hiperplasia en el grupo tratado.

Un estudio de carcinogénsis en ratones de 78 semanas con omeprazol no mostró mayor incidencia de tumores.

El esomeprazol fue negativo en la prueba de mutación de Ames, en la prueba de aberraciones cromosómicas en células de la médula ósea de la rata, y el ensayo "in vivo" de los micronúcleos de ratón. El esomeprazol, sin embargo, fue positivo en el ensayo "in vitro"de aberraciones cromosómicas en linfocitos humanos. El omeprazol fue positivo en el ensayo de aberraciones cromosómicas en linfocitos humanos "in vitro", en la prueba de aberraciones cromosómicas en células de la médula ósea de la rata y en el ensayo in vivo de micronúcleos de ratón.

Los efectos potenciales de esomeprazol sobre la fertilidad y el rendimiento reproductivo se evaluaron mediante estudios sobre el omeprazol. El omeprazol en dosis orales de hasta 138 mg/kg/día en ratas se encontró (aproximadamente 56 veces la dosis humana) no tiene ningún efecto sobre el comportamiento reproductivo de los animales.

Los estudios de reproducción que se han realizado en ratas con dosis orales de hasta 280 mg/kg/día (aproximadamente 57 veces la dosis humana oral de 40 mg) y en conejos con dosis orales de hasta 86 mg / kg / día (aproximadamente 35 veces la dosis humana oral de 40 mg) y no han revelado ningún efecto teratogénico.

Se llevó a cabo un estudio de toxicidad de 28 días de duración con una fase de recuperación de 14 días en ratas jóvenes con esomeprazol magnésico en dosis de 70 a 280 mg/kg/día (aproximadamente 17 a 57 veces una dosis humana oral diaria de 40 mg). Se observó un aumento en el número de muertes con la dosis alta de 280 mg / kg / día cuando se administró el fármaco desde el día postnatal 7 al día postnatal 35. Además, las dosis iguales o mayores que 140 mg / kg / día (aproximadamente 34 veces la dosis humana diaria oral de 40 mg), produjeron disminuciones del peso corporal (aproximadamente 14%) y del peso y la longitud del fémur, y afecteron al crecimiento general. Se han observado resultados comparables a los descritos anteriormente este estudio con otra sal de esomeprazol, esomeprazol de estroncio, con dosis equimolares al esomeprazol magnésico.

 

 

Véase también
Omeprazol
Lansoprazol
Rabeprazol
Pantoprazol

 

 

INDICACIONES Y POSOLOGÍA

Esomeprazol sódico:

Tratamiento a corto plazo de la ERGE con esofagitis erosiva en adultos y pacientes pediátricos de 1 mes a 17 años, como una alternativa a la terapia oral cuando el esomeprazol magnésico no es posible o conveniente:

Administración intravenosa

  • Adultos: l a dosis recomendada en adultos es de 20 mg o 40 mg de esomeprazol una vez al día por vía intravenosa (no menos de 3 minutos) o infusión intravenosa (10 minutos a 30 minutos). No se han demostrado la seguridad y eficacia del esomeprazol inyectable por más de 10 días como tratamiento de pacientes con ERGE con esofagitis erosiva .
  • Niños: Las dosis recomendadas para niños de 1 mes a 17 años, ambos inclusive, se proporcionan a continuación. La dosis debe ser infundida entre 10 minutos y 30 minutos
    • Peso corporal inferior a 55 kg:10 mg
    • Peso corporal de 55 kg o más: 20 mg
    • Más 1 mes y menos de 1 año de edad: 0.5 mg/kg

Reducción de riesgo de resangrado de úlceras gástricas o duodenales durante la endoscopia terapéutica:

  • Adultos: la dosis recomendada es 80 mg administrados como una infusión intravenosa durante 30 minutos seguida de una infusión continua de 8 mg/h durante un tiempo total de tratamiento de 72 horas (es decir, incluye dosis inicial de 30 minutos, más 71,5 horas de infusión continua). La terapia intravenosa va dirigida exclusivamente al manejo inicial de la hemorragia aguda de úlceras gástricas o duodenales y no constituye un tratamiento completo. Terapia intravenosa debe ser seguido por la terapia con ácido supresora oral.

Para los pacientes con insuficiencia renal no es necesario ajustar la dosis de la infusión inicial de esomeprazol. Para los pacientes con insuficiencia hepátiva leve a moderada insuficiencia hepática (Child Pugh clase A y B), no debe superarse una infusión continua máxima de esomeprazol 6 mg/h. Para los pacientes con insuficiencia hepática grave (Child Pugh Clase C), no debe superarse una infusión continua máxima de 4 mg/h

Esomeprazol magnésico:

Tratamiento a corto plazo de los síntomas de reflujo (p. ej., ardor de estómago y regurgitación ácida) en adultos:

Administración oral

  • Adultos: La dosis recomendada es de 20 mg de esomeprazol (un comprimido) al día. Podría ser necesario tomar los comprimidos durante 2-3 días consecutivos para lograr la mejoría de los síntomas. La duración del tratamiento es de hasta 2 semanas. Una vez que se consiga el alivio completo de los síntomas, debe suspenderse el tratamiento.

No es ncesario el ajuste de dosis en pacientes con insuficiencia renal leve a moderada insuficiencia hepática (Child Pugh clase A y B). En los pacientes con insuficiencia hepática grave (Child Pugh Clase C), no se debe exceder una dosis máxima de 20 mg una vez al día.

 

 
 

CONTRAINDICACIONES Y PRECAUCIONES

La respuesta sintomática al tratamiento con esomeprazaol no excluye la presencia de una neoplasia gástrica.

See ha observado ocasionalmente gastritis atrófica en biopsias gástricas de los pacientes tratados a largo plazo con omeprazol, de los cuales el esomeprazol es un enantiómero.

Estudios observacionales publicados sugieren que la terapia con inhibidores de la bomba de protones como el esomeprazol puede estar asociada con un mayor riesgo de la diarrea asociada a Clostridium difficile, especialmente en pacientes hospitalizados. Este diagnóstico debe ser considerado en una diarrea que no mejora. Se ha reportado diarrea asociada al Clostridium difficile con el uso de casi todos los agentes antibacterianos, como los que se utilizan concomitantemente con el esomeprazol para erradir el Helicobacter pylori. Los pacientes deben usar la dosis más baja y la más corta duración de la terapia PPI apropiada para la afección a tratar.

Se debe evitar el uso concomitante del esomeprazol con clopidogrel. La inhibición de la agregación plaquetaria inducida por el clopidogrel se debe enteramente a un metabolito activo, cuya producción pueda estar afectada por el uso con las medicaciones concomitantes que inhiben la actividad de CYP2C19, tales como el esomeprazol. El uso concomitante de clopidogrel con 40 mg de esomeprazol reduce la actividad farmacológica de clopidogrel. Al usar esomeprazol considerar una terapia antiplaquetaria alternativa.

Varios estudios observacionales publicados sugieren que la terapia con inhibidores de la bomba de protones (IBP) puede estar asociada con un mayor riesgo de fracturas relacionadas con la osteoporosis de la cadera, la muñeca o la columna vertebral. El riesgo de fractura fue mayor en los pacientes que recibieron dosis altas y tratamientos largos (un año o más)con estos fármacos. Los pacientes deben usar la dosis más baja y la duración más cortade de la terapia inbibidores de la bomba de protones apropiadas para la afección a tratar. Los pacientes con riesgo de fracturas relacionadas con la osteoporosis deben ser manejados de acuerdo a las pautas de tratamiento establecidas

Se ha comunicado raramente hipomagnesemia sintomática y asintomática en pacientes tratados con IBP durante al menos tres meses, en la mayoría de los casos después de un año de terapia. Los acontecimientos adversos graves incluyen tetania, arritmias y convulsiones. En la mayoría de los pacientes, el tratamiento de la hipomagnesemia requiere el reemplazo de magnesio y la interrupción del IBP.

Se deben tomar precauciones en los pacientes tratados con digoxina o con medicamentos que pueden causar hipomagnesemia (por ejemplo, diuréticos). Se recomienda la monitorización de los niveles de magnesio antes de iniciar el tratamiento con IBP y después periódicamente.

Los niveles de cromogranina A sérica (CgA) aumentan como consecuencia de las reducciones de la acidez gástrica inducidas por fármacos. El aumento del nivel de CgA puede causar resultados falsos positivos en investigaciones para el diagnóstico de tumores neuroendocrinos. Se debe detener temporalmente el tratamiento con esomeprazol antes de evaluar los niveles de CgA y considerar repetir la prueba si los niveles iniciales CgA son altos.

 

 
Clasificación de la FDA de riesgo en el embarazo

El esomeprazol se clasifica dentro de la categoría C de riesgo en el embarazo. No se han realizado estudios adecuados y bien controlados con el esomeprazol en mujeres embarazadas. Sin embargo, el esomeprazol es el s-isómero de omeprazol y los datos epidemiológicos disponibles no demuestran un aumento del riesgo de malformaciones congénitas u otros resultados adversos del embarazo con uso del omeprazol en el primer trimestre uso

Cuatro estudios epidemiológicos compararon la frecuencia de anomalías congénitas entre los recién nacidos de mujeres que utilizaron omeprazol durante el embarazo con la frecuencia de anomalías entre los bebés de las mujeres expuestas a los antagonistas de los receptores H2 u otros controles. El número de niños expuestos in utero al omeprazol que tenían alguna malformación, bajo peso al nacer, una a puntuación de Apgar baja, o necesidad de hospitalización fue similar al número observado en la población en general. En otro estudio retrospectivo basado en la población que cubre todos los nacidos vivos en Dinamarca desde 1996-2009, se informó sobre 1.800 nacidos vivos cuyas madres usaron omeprazol durante el primer trimestre del embarazo y sobre 317 nacidos vivos cuyas madres no usaron ningún IPB. La tasa global de defectos de nacimiento en los bebés nacidos de madres con la exposición al omeprazol en el primer trimestre fue de 2,9% frente al 2,6% en los recién nacidos de madres no expuestas a ningún fármaco.

Varios estudios han reportado efectos adversos a corto plazo aparentes en el bebé cuando una sola dosis de omeprazol oral o intravenosa se administró a más de 200 mujeres embarazadas como premedicación para la cesárea con anestesia general.

Se han medido concentraciones de omeprazol en la leche materna de una mujer tratada con omeprazol 20 mg por día. Sin embargo, la excreción de esomeprazol en la leche no ha sido estudiada. No se sabe si este fármaco se excreta en la leche humana. Debido a que muchos fármacos se excretan en la leche humana y debido al potencial de tumorigénesis demostrado para el esomeprazol los estudios de carcinogénesis en ratas, debe tomarse una decisión sobre si interrumpir la lactancia o suspender el fármaco, teniendo en cuenta la importancia del fármaco para la madre.

 

 
 

INTERACCIONES

Se han administrado 40 mg de esomeprazol magnésico una vez al día en combinación con claritromicina 500 mg dos veces al día y amoxicilina 1000 mg dos veces al día durante 7 días a 17 hombres y mujeres sujetos sanos. El AUC en estado estacionario y la Cmax de esomeprazol se incrementaron en 70% y 18%, respectivamente, durante la terapia de combinación triple en comparación con el tratamiento con esomeprazol solo. Sin embargo, no se espera que el aumento observado en la exposición al esomeprazol durante la administración concomitante de claritromicina y amoxicilina pueda producir problemas graves de seguridad.

Los parámetros farmacocinéticos de la claritromicina y la amoxicilina fueron similares durante la terapia de combinación triple y durante la administración de cada fármaco por separado. Sin embargo, los valores del AUC y Cmax para la 14-hidroxiclaritromicina aumentaron en un 19% y 22%, respectivamente, durante la terapia de combinación triple en comparación con el tratamiento con claritromicina sola. Este aumento en la exposición a 14-hidroxiclaritromicina no se considera clínicamente significativa.

Los resultados de un estudio cruzado en sujetos sanos han mostrado una interacción farmacocinética entre el clopidogrel (dosis diaria de mantenimiento de 75 mg después una dosis de carga de 300 mg) y esomeprazol (40 mg por vía oral una vez al día) cuando se coadministra durante 30 días. La exposición al metabolito activo de clopidogrel se redujo en un 35% a 40% durante este período de tiempo. Los parámetros farmacodinámicos también se midieron y demostraron que el cambio en la inhibición de la agregación de plaquetas se relaciona con el cambio en la exposición al metabolito activo del clopidogrel.

No se recomienda el uso concomitante del atazanavir y nelfinavir con inhibidores de la bomba de protones. La administración conjunta de atazanavir con inhibidores de la bomba de protones puede disminuir sustancialmente las concentraciones plasmáticas de atazanavir con la correspondiente pérdida del efecto terapéutico y desarrollo de resistencia a los medicamentos. Por el contrario, la administración conjunta de saquinavir con inhibidores de la bomba de protones puede aumentar las concentraciones de saquinavir, con el correspondiente aumento de la toxicidad y la necesidad de una reducción de la dosis.

El esomeprazol inhibe la secreción de ácido gástrico. Por lo tanto, el esomeprazol puede interferir con la absorción de fármacos en donde el pH gástrico es un determinante importante de la biodisponibilidad. Al igual que con otros fármacos que disminuyen la acidez intragástrica, la absorción de fármacos tales como ketoconazol, atazanavir, sales de hierro y erlotinib puede disminuir, mientras que la absorción de fármacos tales como digoxina puede aumentar durante el tratamiento con esomeprazol. El tratamiento concomitante de omeprazol (20 mg al día) y digoxina en sujetos sanos aumentó la biodisponibilidad de la digoxina en un 10% (30% en dos tomas). El esomeprazol es un enantiómero de omeprazol. Se espera que la administración concomitante de digoxina con esomeprazol aumente la exposición sistémica de digoxina. Por lo tanto, puede ser necesario un seguimiento los pacientes cuando digoxina se toma de forma concomitante con esomeprazol.

El esomeprazol es metabolizado en el hígado por las isoenzimas CYP 2C19 y CYP 3A4. Estudios in vitro e in vivo han demostrado que esomeprazol no inhibe las CYP 1A2, 2A6, 2C9, 2D6, 2E1 y 3A4. No se esperan interacciones clínicamente relevantes con los fármacos metabolizados por estas enzimas CYP. Varios estudios de interacciones farmacológicas han demostrado que el esomeprazol no muestra interacciones clínicamente significativas con fenitoína, warfarina, quinidina, claritromicina o amoxicilina.

Se han descrito cambios en las medidas de protrombina se han recibido entre los pacientes que toman warfarina y radioterapia concomitantes con esomeprazol. Los aumentos en el INR y tiempo de protrombina pueden llevar a un sangrado anormal e incluso a la muerte. Los pacientes tratados concomitantemente con inhibidores de la bomba de protones y warfarina pueden necesitar ser supervisado por los aumentos en el INR y tiempo de protrombina.

El esomeprazol puede potencialmente interferir con CYP 2C19, la principal enzima que metaboliza el fármaco. La coadministración de esomeprazol 30 mg y diazepam, un sustrato de CYP 2C19, resultó en una disminución del 45% en el aclaramiento de diazepam.

El omeprazol, administrado en dosis de 40 mg al día durante una semana a 20 sujetos sanos en estudio cruzado, aumentó la Cmax y el AUC de cilostazol en un 18% y 26% respectivamente. Las Cmax y AUC de uno de sus metabolitos activos, el 3,4-dihidrocilostazol, que tiene 4-7 veces la actividad de cilostazol, se incrementaron en un 29% y 69% respectivamente. La administración concomitante de cilostazol con esomeprazol puede aumentar las concentraciones de cilostazol y su metabolito activo. Por lo tanto se debe considerar una reducción de la dosis de cilostazol de 100 mg dos veces al día a 50 mg dos veces al día.

La administración concomitante de esomeprazol y un inhibidor combinado de CYP 2C19 y CYP 3A4, como voriconazol, puede dar lugar a más del doble de la exposición de esomeprazol. Normalmente no requerido el ajuste de dosis de esomeprazol. Sin embargo, en los pacientes con el síndrome de Zollinger-Ellison, que pueden requerir mayores dosis de hasta 240 mg/ día, puede ser considerado un ajuste de la dosis

Los medicamentos que se sabe inducen CYP2C19 o CYP3A4 o de ambos (como rifampicina) pueden conducir a la disminución de los niveles séricos de esomeprazol.

La disminución inducida por medicamentos en la acidez gástrica resulta en la hiperplasia de células enterocromafines y el aumento de los niveles de cromogranina A que pueden interferir con las investigaciones para los tumores neuroendocrinos.

La administración concomitante de esomeprazol y tacrolimus puede aumentar los niveles séricos de tacrolimus con el correspondiente aumento de la toxicidad de este.

La administración concomitante de esomeprazol, claritromicina y amoxicilina se ha traducido en un aumento de los niveles plasmáticos de esomeprazol y 14-hidroxiclaritromicina.

La administración concomitante de IBP y metotrexato (principalmente en altas dosis puede elevar y prolongar los niveles séricos de metotrexato y/o su metabolito hidroximetotrexato. Sin embargo, no se han realizado estudios formales de interacción entre el metotrexato y el esomeprazol.

 

 
 

El omeprazol, del cual el esomeprazol es un enantiómero, interactúa con la hierba de San Juan un inductor de CYP3A4. En un estudio cruzado en 12 sujetos sanos de sexo masculino, la hierba de San Juan (300 mg tres veces al día durante 14 días) se redujo significativamente la exposición sistémica al omeprazol en los metabolizadores pobres del CYP2C19 (Cmax y AUC disminuyeron un 37,5% y 37,9%, respectivamente) y en los metabolizadores rápidos (Cmax y AUC disminuyeron un 49,6% y 43,9%, respectivamente). Evite el uso concomitante de la hierba de San Juan con el esomeprazol.

 

 
 

REACCIONES ADVERSAS

La seguridad del esomeprazol se ha evaluado en más de 15.000 pacientes (de 18 a 84 años) en los ensayos clínicos en todo el mundo, incluyendo más de 8.500 pacientes en los Estados Unidos y más de 6.500 pacientes en Europa y Canadá. Más de 2.900 pacientes fueron tratados en estudios a largo plazo para un máximo de 6 a 12 meses.

En general, el esomeprazol bien tolerado en los ensayos clínicos tanto a corto como a largo plazo.

La seguridad en el tratamiento de la esofagitis erosiva se evaluó en cuatro ensayos clínicos comparativos aleatorios, que incluyeron 1.240 pacientes con esomeprazol 20 mg, 2.434 pacientes con esomeprazol 40 mg, y 3008 pacientes en omeprazol 20 mg diarios. Las reacciones adversas más frecuentes (> 1%) en los tres grupos fueron dolor de cabeza (5.5% , 5% y 3.,8% , respectivamente) y diarrea (no hay diferencia entre los tres grupos). Las náuseas, flatulencia, dolor abdominal, estreñimiento y sequedad de boca ocurrieron a tasas similares en todos los pacientes.

Otras reacciones adversas que se notificaron como posibles o probablemente relacionadas con el esomeprazol con una incidencia <1% incluyen:

  • Cuerpo en general: abdomen agrandado, reacción alérgica, astenia, dolor de espalda, dolor en el pecho, dolor pectoral, edema facial, edema periférico, sofocos, fatiga, fiebre, trastorno de tipo gripal, edema generalizado, edema de la pierna, malestar general, dolor, rigidez.
  • Trastornos cardiovasculares: sofocos, hipertensión, taquicardia.
  • Trastornos endocrinos: bocio.
  • Trastornos gastrointestinales: irregularidad intestinal, estreñimiento agravado, dispepsia, disfagia, displasia GI , dolor epigástrico, eructos, trastorno del esófago, deposiciones frecuentes, gastroenteritis, hemorragia gastrointestinal, síntomas gastrointestinales no especificados en otra categoría, hipo, melena, trastornos de la boca, trastornos de faringe, trastorno rectal, gastrina sérica aumentada trastornos de la lengua, edema de lengua, estomatitis ulcerativa, vómitos.
  • Trastornos de la audición: dolor de oído, zumbido de oídos.
  • Trastornos hematológicos: anemia, anemia hipocrómica, adenopatías cervicales, epistaxis, leucocitosis, leucopenia, trombocitopenia.
  • Trastornos hepáticos : bilirrubinemia, función hepática anormal, aumento de la SGOT, aumento de la SGPT.
  • Trastornos metabólicos/ nutricionales: glucosuria, hiperuricemia, hiponatremia, aumento de la fosfatasa alcalina, la sed, la deficiencia de vitamina B12, aumento de peso, pérdida de peso.
  • Trastornos musculoesquelético: artralgia, artritis agravada, artropatía, calambres, síndrome de fibromialgia, hernia, polimialgia reumática.
  • Trastornos del sistema nervioso central/psiquiátricos: anorexia, apatía, aumento del apetito, confusión, depresión agravada, mareos, hipertonía, nerviosismo, hipoestesia, impotencia, insomnio, migraña, migraña agravada, parestesia, trastorno del sueño, somnolencia, temblores, vértigo, defecto del campo visual.
  • Trastornos reproductivos: dismenorrea, trastornos menstruales, vaginitis.
  • Trastornos respiratorios: asma agravada, tos, disnea, edema de laringe, faringitis, rinitis, sinusitis.
  • Trastornos de la piel y anexos: acné, angioedema, dermatitis, prurito, prurito anal, erupción, erupción eritematosa, erupción maculopapular, inflamación de la piel, aumento de la sudoración, urticaria.
  • Trastornos de los órganos de los sentidos: otitis media, parosmia, pérdida del gusto, alteración del gusto.
  • Trastornos urogenitales: orina anormal, albuminuria, cistitis, disuria, infección por hongos, hematuria, frecuencia miccional, moniliasis, moniliasis genital, poliuria.
  • Trastornos visuales: conjuntivitis, visión anormal.

Los siguientes cambios de parámetros de laboratorio clínicamente significativos en los ensayos clínicos, independientemente de su relación con esomeprazol, fueron reportados en el 1% de los pacientes e incluyen: aumento de la creatinina, ácido úrico, bilirrubina total, fosfatasa alcalina, ALT, AST, hemoglobina, recuento de glóbulos blancos, plaquetas, gastrina sérica, potasio, sodio, tiroxina y hormona estimulante de la tiroides. Se observaron disminuciones en la hemoglobina, recuento de glóbulos blancos, plaquetas, potasio, sodio, y tiroxina.

Los hallazgos endoscópicos que fueron reportados como reacciones adversas incluyen: duodenitis, esofagitis, estenosis esofágica, úlcera esofágica, várices esofágicas, úlcera gástrica, gastritis, hernia, pólipos benignos o nódulos, esófago de Barrett, y la decoloración de la mucosa.

 

 

Una sola dosis oral de esomeprazol de 510 mg/kg (aproximadamente 103 veces la dosis humana), es letal para las ratas. Los principales signos de toxicidad aguda consisten en una reducción de actividad motora, cambios en la frecuencia respiratoria, temblor, ataxia, y convulsiones clónicas intermitentes.

Los síntomas descritos en relación con la sobredosis deliberada de esomeprazol (experiencia limitada de dosis superiores a 240 mg / día) son transitorios. Se han administrado dosis únicas orales de 280 mg de esomeprazol y dosis intravenosas de 308 mg en 24 horas que transcurrieron sin complicaciones. Las manifestaciones fueron variables, pero incluyen confusión, somnolencia, visión borrosa, taquicardia, náuseas, sudoración, sofocos, dolor de cabeza, sequedad de boca, y otras reacciones adversas similares a las observadas en la experiencia clínica normal

No se conoce ningún antídoto específico. El esomeprazol se une extensamente a las proteínas plasmáticas y, en consecuencia, no es fácilmente dializable. El tratamiento deberá ser sintomático y se emplearán medidas generales de apoyo.


 

PRESENTACION

NEXIUM, magnésico, comp. 20 mg

NEXIUM sódico, viales con 20 mg y 40 mg de esomeprazol liofilizado

 

 
 

REFERENCIAS

  • Wang ZY, Chen M, Zhu LL, Yu LS, Zeng S, Xiang MX, Zhou Q. Pharmacokinetic drug interactions with clopidogrel: updated review and risk management in combination therapy. Ther Clin Risk Manag. 2015 Mar 19;11:449-67.
  • Hiramoto K, Fujiwara Y, Ochi M, Okuyama M, Tanigawa T, Yamagami H, Shiba M, Watanabe K, Watanabe T, Tominaga K, Arakawa T. Effects of esomeprazole on sleep in patients with gastroesophageal reflux disease as assessed on actigraphy. Intern Med. 2015;54(6):559-65
  • Harb AH, El Reda ZD, Sarkis FS, Chaar HF, Sharara AI. Efficacy of reduced-dose regimen of a capsule containing bismuth subcitrate, metronidazole, and tetracycline given with amoxicillin and esomeprazole in the treatment of Helicobacter Pylori infection.United European Gastroenterol J. 2015 Feb;3(1):95-6.
  • Furuta K, Kohata Y, Fujiwara Y, Sugimoto M, Uotani T, Yamade M, Sahara S, Ichikawa H, Furuta T, Nio K, Iwakiri R, Inamori M, Kawamura O, Kusano M, Kato M, Kawami N, Iwakiri K, Takeuchi T, Higuchi K, Aimi M, Naora K, Fujimoto K, Arakawa T, Kinoshita Y. Intra-gastric pH following single oral administrations of rabeprazole and esomeprazole: double-blind cross-over comparison. J Clin Biochem Nutr. 2014 Nov;55(3):178-83.
  • Nishida T, Tsujii M, Tanimura H, Tsutsui S, Tsuji S, Takeda A, Inoue A, Fukui H, Yoshio T, Kishida O, Ogawa H, Oshita M, Kobayashi I, Zushi S, Ichiba M, Uenoyama N, Yasunaga Y, Ishihara R, Yura M, Komori M, Egawa S, Iijima H, Takehara T. Comparative study of esomeprazole and lansoprazole in triple therapy for eradication of Helicobacter pylori in Japan. World J Gastroenterol. 2014 Apr 21;20(15):4362-9
  • Sugano K, Kinoshita Y, Miwa H, Takeuchi T; Esomeprazole NSAID Preventive Study Group. Safety and efficacy of long-term esomeprazole 20 mg in Japanese patients with a history of peptic ulcer receiving daily non-steroidal anti-inflammatory drugs. BMC Gastroenterol. 2013 Mar 26;13:54.
  • Cardile S, Romano C. Clinical utility of esomeprazole for treatment of gastroesophageal reflux disease in pediatric and adolescent patients. Adolesc Health Med Ther. 2012 Feb 28;3:27-31
  • Maiti R, Jaida J, Israel PL, Koyagura N, Mukkisa S, Palani A. Rabeprazole and esomeprazole in mild-to-moderate erosive gastroesophageal reflux disease: A comparative study of efficacy and safety. J Pharmacol Pharmacother. 2011 Jul;2(3):150-7.
  • Scheiman JM, Devereaux PJ, Herlitz J, Katelaris PH, Lanas A, Veldhuyzen van Zanten S, Nauclér E, Svedberg LE. Prevention of peptic ulcers with esomeprazole in patients at risk of ulcer development treated with low-dose acetylsalicylic acid: a randomised, controlled trial (OBERON). Heart. 2011 May;97(10):797-802.
 
 

Monografía revisada el 21 de abril de 2015. Equipo de redacción de IQB (Centro colaborador de La Administración Nacional de Medicamentos, alimentos y Tecnología Médica -ANMAT - Argentina).

 
   
   

Sibir un nivelMapa de esta Web. El mejor sitio para comenzar