Vademecum

DAPSONA
 
Nota importante

DESCRIPCION

La dapsona es una sulfona utilizada para el  tratamiento de la dermatitis  herpetiforme. La dapsona tiene además propiedades antibacterianas para cepas susceptibles del Mycobacterium leprae, siendo también activa frente a Plasmodium y Pneumocystis carinii.

Mecanismo de acción: El mecanismo de acción en la dermatitis herpetiforme no se ha establecido, aunque al parecer produce una intensificación metabólica por mieloperoxidasa y suprime la migración de los neutrófilos, bloqueando la adherencia mediada por integrinas. También inhibe la adherencia de anticuerpos neutrófilos, efecto que quizás tiene importancia en enfermedades cutáneas de origen autoinmunitario.

La dapsona produce la depleción del ácido paraaminobenzoico (PABA) en las bacterias y plasmodios, evitando su reproducción. Forma análogos no funcionales del ácido fólico, evitando el desarrollo posterior de la célula bacteriana.

Farmacocinética: cuando se administra por vía oral, la dapsona es es rápida y casi completamente absorbida. Alrededor del 85% dosis se excreta en la orina, principalmente en forma de metabolitos solubles en agua. La excreción del fármaco es lenta y con las dosis usuales se mantienen unos niveles plasmáticos practicamente constantes.

Las concentraciones máximas de la dapsona se alcanzan en 4-8 horas. El estado de equilibrio se consigue al cabo de 8 días con dosis de 200 mg al día, siendo entonces las concentraciones plasmáticas de 2,3 mcg/ml., superiores a las mínimas concentraciones inhibitorias de las cepas sensibles

Toxicidad: la dapsona es cancerígena en las ratas macho produciendo sarcomas. En los ratones hembra causa tumores mesenquimales en el  bazo, y peritoneo, así como carcinoma de tiroides en las ratas hembras. La dapsona no es mutagénica con o sin activación microsomal en las cepas de ensayo 1535, 1537, 1538, 98, o 100 de S. typhimurium (Test deAmes).

 

 

INDICACIONES Y POSOLOGIA

Dermatitis herpetiforme

Administración oral

  • Adultos: una dosis de 50 mg/día ya controla los síntomas y la aparición de ampollas. Se recomienda subir la dosis a 100 mg/día al cabo de 1 semana. Si no se logra el control completo dentro del rango de dosis 50-300 mg al día, se pueden intentar dosis más altas.  La dosis debe ser reducida a un nivel mínimo de mantenimiento tan pronto como sea posible. En los pacientes que responden hay una rápida reducción del prurito seguido por la resolución de las lesiones de la piel.

Los niveles plasmáticos de la dapsona dependen de la naturaleza del paciente como acetilador. Los acetiladores rápidos necesiran dosis más elevadas. En cualquier caso, la dosis debe ajustarse de forma individual a partir de los adultos con 50 mg diarios y, correspondientemente, dosis más pequeñas en los niños

Lepra:

Administración oral: se utiliza como parte de la terapia multifármacos y para la profilaxis de ésta y de las personas en contacto con enfermos. Con el fin de reducir la rsecundariaesistencia a la dapsona , el Comité de Expertos de la OMS en Lepra recomienda comenzar el tratamiento con dapsona debe en combinación con uno o más medicamentos contra la lepra. En un programa multirresistente la dapsona se debe mantener a la dosis total de 100 mg al día sin interrupción (con pequeñas dosis correspondientes para los niños) durante dos años

En el caso de tuberculoides bacteriológicamente negativos y enfermedad indeterminada, se recomienda la administración conjunta de dapsona 100 mg al día, con rifampicina 600 mg al día durante seis meses.

Se continúa la dapsona hasta que todos los signos de actividad clínica son controlados, generalmente después de un período adicional de seis meses. Entonces la dapsona debe continuar por un período adicional de tres años para los pacientes tuberculoides e indeterminados y durante cinco años para los pacientes con tuberculoides "borderline" .

Acné:

Administración tópica:

  • Adultos y adolescentes: se ha utilizado un gel de dapsona al 5% sola o en combinación con prednisona.

En los pacientes con lepra lepromatosa y lepra lepromatosa "borderline", se recomienda la administración conjunta de dapsona 100 mg al día, con rifampicina 600 mg al día durante dos años de. Se puede elegir a la administración concomitante de un tercer fármaco contra la lepra, ya sea clofazamina 50-100 mg al día o Etionamida 250-500 mg al día. La dapsona 100 mg al día se continúa 3-10 años hasta que todos los signos de actividad clínica se controlan con raspados de piel y biopsias negativas durante un año. La dapsona se debe continuar por un período adicional de 10 años para los pacientes borderline y de por vida de los pacientes con lepra lepromatosa.

La resistencia secundaria a la dapsona debe sospecharse cuando un paciente con lepra lepromatosa borderline o lepromatosa muestra recaídas clínica y bacteriológicamente durante el tratamiento con dapsona y se encuentran bacilos en los frotis tomados de las nuevas lesiones activas. Si tales casos no muestran una respuesta regular a la dapsona en un plazo de tres a seis meses se debe considerar una resistencia a la dapsona.

 

 

CONTRAINDICACIONES Y PRECAUCIONES

La dapsona está contraindicada en pacientes que hayan mostrado hipersensibilidad al fármaco. Puede producir reacciones muy serias en particular en pacientes pediátricos.

El paciente debe ser advertido de responder a la presencia de signos clínicos tales como dolor de garganta, fiebre, palidez, púrpura o ictericia. Se ha informado de muertes asociadas con la administración de dapsona caracterizadas por agranulocitosis, anemia aplásica y otras discrasias. Se deben realizar con frecuencia hemogramas completos en los pacientes tratados con dapsona. La Comisión Consultiva de Dermatología de la FDA recomienda que, cuando sea posible, el recuento se haga semanalmente durante el primer mes, mensualmente durante seis meses, y cada seis meses a partir de entonces. Si se observa una reducción significativa de leucocitos, plaquetas o hemopoiesis, la dapsona debe interrumpirse.

Los antagonistas del ácido fólico tienen efectos similares y pueden aumentar la incidencia de reacciones hematológicas, si son coadministrado con dapsona.  Los pacientes tratados con pirimetamina semanal y dapsona suelen desarrollar agranulocitosis durante el segundo y tercer mes del tratamiento.

Antes de iniciar el tratamiento la anemia debe ser tratada vigilándose los niveles de hemoglobina.

La hemólisis y la formación de cuerpos de Heinz pueden ser exageradas en personas con deficiencia de glucosa-6-fosfato reductasa (G6PD) o de metahemoglobina, o hemoglobina M. Esta reacción está frecuentemente relacionado con la dosis. La dapsona debe administrarse con precaución a estos pacientes o si el paciente está expuesto a otras condiciones tales como la infección  o la cetosis diabética capaz de producir hemólisis. Los fármacos y otras sustancias que producen hemólisis significativa en los pacientes con deficiencia de de glucosa-6-fosfato reductasa o metahemoglobina incluyen dapsona, sulfanilamida, nitritos, fenilhidrazina, anilina, naftaleno, niridazol, nitrofurantoina y los antimaláricos tales como primaquina.

Se han reportado hepatitis tóxica e ictericia colestásica al inicio del tratamiento. La hiperbilirrubine-mia puede ocurrir con más frecuencia en pacientes con deficiencia en G6PD. se recomienda determinar la función hepática al comienzo del tratamiento con un posterior seguimiento. Si se observa algún valor anormal, la dapsona debe interrumpirse hasta que se establezca la fuente de la anormalidad.

 

 

 
 

No se han llevado a cabo estudios en animales sobre la reproducción. Algunos estudios retrospectivos han mostrado que la dapsona no aumenta el riesgo de anormalidades fetales cuando se administrada durante los tres trimestres de la gestación. Tampoco parece afectar la capacidad sobre la reproducción.

La dapsone se excreta en cantidades apreciables en la leche materna y puede ocasionar reacciones hemolíticas en los neonatos. Se recomienda evitar la lactancia.

 

 
 

INTERACCIONES

La rifampina reduce los niveles plasmáticos de dapsona entre 7 y 10 veces al acelerar su aclaramiento. Sin embargo, para la lepra no se requiere un cambio de la posologia recomendada

Los antagonistas del ácido fólico como la pirimetamina pueden aumentar la probabilidad de reacciones hematológicas.

Se ha observado una modesta interacción en pacientes tratados con 100 mg de dapsona en combinación on with trimethoprim 5 mg/kg cada 6 horas. Ambos fármacos aumentan reciprocamente 1.5 veces sus niveles plasmáticos al cabo de una semana.

 

 
 

REACCIONES ADVERSAS

Además de los efectos hematológicos observados sobre todo en pacientes con deficiencia de glucosa-6-fosfato reductasa, casi todos los pacientres muestran un pérdida de 1-2 g de hemoglobina, un aumento del 2 al 12% en los reticulocitos y un acortamiento de la vida de los hematíes.

Una reacción adversa poco frecuente pero importante es una neuropatía periférica que puede afectar a los pacientes no leprosos, en particular a las fibras motoras. Si se desarrolla debilidad muscular, se debe discontinuar el tratamiento con dapsona. En general, este efecto es reversible y los pacientes regeneran completamente los axones afectados. En la lepra, esta reacción adversa es difícil de detectar debido al estado reactivo de la enfermedad.

Otras reacciones adversas incluyen náusea, vomitos, dolor abdominal, pancreaitis, vértigo, visión borrosa, tinnitus, insomnia, fiebre, jaquecas, fhototoxicidad, eosinofilia pulmonar, taquicardia, albuminuria, síndrome nefrótico, hipoalbuminemia sin proteinuria, necrosis papilar renal, infertilidad mascuilina, lupus eritematoso y síndrome similar a la mononucleosis infecciosa. Por lo general, estas reacciones adversas remiten al discontinuar el tratamiento.

 

 

PRESENTACION

Dapsona caps. 25 y 100 mg.

Dapsona suspensión 2 mg/ml, 50 y 100 ml

Dapsona, Emulsión O/W c.s.p al 5%, 50 g


 
  REFERENCIAS
  • Tan J. Dapsone 5% gel: a new option in topical therapy for acne. Skin Therapy Lett. 2012 Sep;17(8):1-3.
  • Vinod KV, Arun K, Dutta TK. Dapsone hypersensitivity syndrome: A rare life threatening complication of dapsone therapy. J Pharmacol Pharmacother. 2013 Apr;4(2):158-60.
  • Jamil A, Noor NM, Osman AS, Baseri MM, Muthupalaniappen L. Primary dapsone resistant Mycobacterium leprae in a non endemic country.Indian J Dermatol Venereol Leprol. 2013 Jul-Aug;79(4):527-9
  • Lages RB, Bona SH, Silva FV, Gomes AK, Campelo V .Acne fulminans successfully treated with prednisone and dapsone. An Bras Dermatol. 2012 Jul-Aug;87(4):612-4.
  • Hsia CC, Chin-Yee IH.Dapsone hemolysiis. Blood. 2012 Jun 7;119(23):5349. 
  • Lorenz M, Wozel G, Schmitt J.Hypersensitivity reactions to dapsone: a systematic review. Acta Derm Venereol. 2012 Mar;92(2):194-9
  • Esbenshade AJ, Ho RH, Shintani A, Zhao Z, Smith LA, Friedman DL. Dapsone-induced methemoglobinemia: a dose-related occurrence? Cancer. 2011 Aug 1;117(15):3485-92. 
 
  buscar  
 

Monografía revisada el 19 de Agosto de 2009. Equipo de redacción de IQB (Centro colaborador de La Administración Nacional de Medicamentos, alimentos y Tecnología Médica -ANMAT - Argentina).

 
 
 

Sibir un nivelMapa de esta Web. El mejor sitio para comenzar