CEFUROXIMA EN VADEMECUM
 

 
Nota importante

DESCRIPCION

La cefuroxima es una cefalosporina de segunda generación que se puede administrar tanto por vía oral (cefuroxima axetil) como parenteral (cefuroxima sódica). Como ocurre con otras cefalosporinas, la cefuroxima es más activa que las cefalosporinas de primera generación frente a los gérmenes gram-negativos, pero es menos activa que las de tercera generación. Sin embargo, frente al Haemophilus influenza (incluyendo las cepas productoras de lactamasas) la cefuroxima es la más activa de todas las cefalosporinas con excepción de la ceftriaxona.

Mecanismo de acción: al igual que todos los antibióticos beta-lactámicos de la clase de las penicilinas y cefalosporinas, la cefuroxima inhibe el tercer y último paso de la síntesis de la pared bacteriana al unirse a unas proteínas específicas de la pared bacteriana llamadas proteínas de unión a la penicilinas (PBP). Esta proteínas están presentes en cantidades que oscilan entre varios cientos y varios miles en cada bacteria y su composición varía ligeramente de una bacteria a otra. Estas diferencias estructurales de las PBPs explican que algunas cefalosporinas puedan unirse a ellas más firmemente que otras y por lo tanto que algunas tengan una mayor actividad que otras frente a microorganismos específicos. Al inhibir el último paso de la síntesis de pared bacteriana, la bacteria no puede terminar su ciclo vital produciéndose su lisis y muerte. La lisis de la bacteria se debe a autoenzimas bacterianas (autolisinas) cuya actividad está normalmente refrenada por un inhibidor. Se cree que este inhibidor es interferido por los antibióticos beta-lactámicos con lo que se activan las autolisinas.

La cefuroxima es muy activa frente a la mayoría de las bacterias gram-positivas (incluyendo las cepas productoras de penicilinasa) como los estafilococos (S. aureus, S. epidermis), estreptococos (a excepción de los enterococos) y algunas bacterias gram-positivas anaerobias. Entre las bacterias gram-negativas sensibles a la cefuroxima se encuentran los E.coli, Klebsiella, H.influenzae, Proteus mirabilis, N.meningitidis, y N.gonorrhoeae, incluyendo las cepas que son productoras de beta-lactamasas. Otros gérmenes sensibles son la Pasteurella multocida, Citrobacter, Salmonella, Shigella, y Yersinia. La cefuroxima tiene poca actividad frente a especies de Providencia, P. vulgaris, Serratia, o Pseudomonas. Tampoco es efectiva frente a la Listeria meningitis.

Farmacocinética: la cefuroxima se administra parenteralmente en forma de sal sódica y oralmente en forma de axetil. Después de una dosis intramuscular los niveles máximos en plasma se alcanzan en 15-60 minutos. Por su parte, la cefuroxima axetil es rápidamente hidrolizada en la mucosa intestinal, penetrando entre el 37 y 52% de la dosis en la circulación sistémica. Después de una administración oral, los niveles máximos de cefuroxima se alcanzan en las dos primeras horas. Aproximadamente el 35-50% de la cefuroxima circulante se encuentra unida a las proteínas del plasma. El antibiótico se distribuye en la mayor parte de los tejidos y fluidos del organismo incluyendo la vesícula biliar, el hígado, los riñones, huesos, útero, ovario, esputo, bilis y líquidos sinovial, peritoneal y pleural. La cefuroxima penetra a través de las meninges inflamadas y alcanza niveles terapéuticos en el líquido cefalorraquídeo. También cruza la barrera placentaria.

La cefuroxima se excreta en su mayor parte sin alterar a través de la orina por filtración glomerular y secreción tubular. Una pequeña cantidad se excreta en la leche materna. La semi-vida de eliminación es de 1-2 horas en los pacientes con la función renal normal, aumentando hasta las 15-22 horas en los pacientes con enfermedad renal terminal. La cefuroxima es eliminada en la hemodiálisis. La porción axetilo es metabolizada a acetato y acetaldehido.

 

 

 

INDICACIONES Y POSOLOGÍA

Tratamiento de infecciones leves o moderadas del tracto respiratorio inferior (p.ej. bronquitis)

Administración oral

  • Adultos y adolescentes: 250-500 mg cada 12 horas durante 5 a 10 días
  • Niños: 125 mg cada 12 horas

Administración parenteral:

  • Adultos y adolescentes: 750 mg i.v. o i.m. cada 8 horas
  • Niños> 3 meses: 50-100 mg/kg/día i.v. o i.m. divididos en 3 o 4 dosis cada 8 o 6 horas
  • Neonatos: 20-100 mg/kg/día i.v. o i.m. en dosis divididas cada 12 horas.

Tratamiento de infecciones serias del tracto respiratorio inferior (p.ej. neumonía)

Administración parenteral:

  • Adultos y adolescentes: 750 mg - 1.5 g i.v. o i.m. cada 8 horas

Tratamiento de infecciones del tracto respiratorio superior (tonsilitis, faringitis)

Administración oral:

  • Adultos y adolescentes: 250-500 mg p.os cada 12 horas.
  • Niños: 125-250 mg cada 12 horas

En el caso de la sinusitis, se recomiendan para los adultos y adolescentes dosis de 250 mg dos veces al día durante 10 días. En los niños > 3 meses, las dosis son de 20 mg/kg/día divididos en dos dosis, con un máximo de 500 mg/día

Tratamiento de infecciones graves que ponen en riesgo la vida o producidas por gérmenes menos sensibles

Administración parenteral:

  • Adultos y adolescentes: 1.5 g i.v. o i.m. cada 8 horas
  • Niños > 3 meses: 50-150 mg/kg/día i.v. o i.m. divididos en 3 o 4 dosis cada 8 o 6 hora. En el caso de infecciones óseas, se recomiendan dosis de 150 mg/kg/día hasta un máximo de 6 g/día
  • Neonatos: 20-100 mg/kg/día i.v. o i.m. en dosis divididas cada 12 horas.

Tratamiento de infecciones de la piel y de los tejidos blandos:

Administración oral:

  • Adultos y adolescentes: 250-500 mg cada 12 horas durante 5 a 10 días
  • Niños: 125 mg cada 12 horas

Administración parenteral:

  • Adultos y adolescentes: 750 mg i.v. o i.m. cada 8 horas
  • Niños > 3 meses: 50-100 mg/kg/día i.v. o i.m. divididos en 3 o 4 dosis cada 8 o 6 horas
  • Neonatos: 20-100 mg/kg/día i.v. o i.m. en dosis divididas cada 12 horas.

Tratamiento de infecciones del tracto urinario

Administración oral:

  • Adultos y adolescentes: 125-150 mg cada 12 horas durante 5 a 10 días
  • Niños: 125 mg cada 12 horas

Administración parenteral:

  • Adultos y adolescentes: 750 mg i.v. o i.m. cada 12 horas
  • Niños > 3 meses: 50-100 mg/kg/día i.v. o i.m. divididos en 3 o 4 dosis cada 8 o 6 horas
  • Neonatos: 20-100 mg/kg/día i.v. o i.m. en dosis divididas cada 12 horas.

En el caso de infecciones complicadas, estas dosis pueden doblarse o pueden reducirse los intervalos entre dosis

Tratamiento de infecciones generalizadas (bacteremia o septicemia)

Administración parenteral:

  • Adultos y adolescentes: 1.5 a 3 g i.v. o i.m. cada 3 horas. La dosis máxima recomendada es de 9 g/día
  • Niños de > 3 meses : 200-240 mg/kg/día por vía intravenosa divididos en varias dosis iguales a intervalos de 6 a 8 horas.
  • Neonatos: 20-100 mg/kg/día por vía i.v. o i.m. divididos en dosis iguales cada 12 horas

Tratamiento de infecciones óseas o articulares:

Administración parenteral

  • Adultos y adolescentes: 750 mg a 1.5 g i.v. o i.m. cada 8 horas. En el caso de gérmenes poco sensibles, estas dosis pueden aumentarse a 1.5 g cada 6 horas
  • Niños de > 3 meses: 50-150 mg/kg/día por vía i.v. o i.m. en dosis iguales divididas cada 6-8 horas
  • Neonatos: 20-10 mg/kg/día divididos en 2 dosis, una cada 12 horas

En los pacientes con insuficiencia renal con un aclaramiento de creatinina > 20 ml/min no se requieren reajustes en las dosis. En los pacientes con CrCl entre 10 y 20 ml/min, se recomienda una dosis inicial intravenosa de 750 mg a 1.5 g seguida de dosis de 750 mg i.v. cada 12 horas. En los pacientes con CrCl < 10 ml/min se recomienda una dosis inicial de 750 mg a 1.5 g por vía intravenosa, seguida de 750 mg.i.v. cada 24 horas.

La cefuroxima es eliminada en la diálisis, por lo que se debe administrar una dosis suplementaria al final de cada sesión.

 

 
 

CONTRAINDICACIONES

La cefuroxima se debe utilizar con precaución en pacientes con hipersensibilidad a las penicilinas. Debido a una cierta similitud entre cefalosporinas y penicilinas, puede darse una reactividad cruzada, que se ha sido cifrada en un 3-7%. Tampoco se debe administrar la cefuroxima en pacientes con hipersenbilidad a las cefalosporinas o a las cefamicinas.

La cefuroxima se debe administrar con precaución en los pacientes con insuficiencia renal debido a que este antibiótico se excreta por esta vía. Las dosis se deben reducir adecuadamente

Se han observado falsos positivos en las reacciones de la glucosa en la orina en pacientes tratados con cefuroxima, aunque esto ocurre sólo si emplean métodos químicos (solución de Benedict o de Fehling). Las pruebas de glucosa en orina por métodos enzimáticos no son afectadas por la cefuroxima.

Las cefalosporinas se deben utilizar con precaución en los pacientes con historia de enfermedades del tracto gastrointestinal, especialmente colitis, ya que pueden exacerbar esta condición. Adicionalmente, los pacientes que desarrollen colitis durante un tratamiento cefalosporínico deberán ser estudiados por la posibilidad de una colitis seudomembranosa asociada al antibiótico.

La cefuroxima, como la mayor parte de las cefalosporinas se excreta en la leche materna y puede alterar la flora intestinal del lactante produciendo deshidratación y diarrea. Deberán tomarse precauciones si este antibiótico se utiliza durante la lactancia.

Las cefalosporinas pueden producir hipotrombinemia y sangrado, en particular las que tienen una cadena lateral de N-metil-tetrazol (cefamandol, cefoperazona, cefotetatan). Por este motivo se utilizarán con precaución en pacientes que tengan alguna coagulopatía preexistente (p.ej. déficit de vitamina K) o en pacientes de la tercera edad ya que esta población es más propensa a complicaciones hemorrágicas. En particular, las inyecciones intramusculares de cefuroxima se administrarán con cautela ya que pueden producir hematomas o hemorragias secundarias a la hipoprotrombinemia.

 

 
 

INTERACCIONES

El probenecid inhibe competitivamente la secreción tubular renal de la cefuroxima produciendo niveles más altos y prolongados de este antibiótico. En general, esta interacción es beneficiosa, ya que refuerza los efectos antimicrobianos.

El uso concomitante de la cefuroxima con fármacos nefrotóxicos como la vancomicina, la polimixina B, colistina, los aminoglucósidos y diuréticos de asa aumenta el riesgo de nefrotoxocidad, aunque por sí misma, la cefuroxina no es nefrotóxica.

El uso de antibióticos bacteriostáticos como el cloramfenicol conjuntamente con las cefalosporinas está contraindicado en algunos textos. Sin embargo, la significancia clínica de esta interacción es objeto de debate. Así, por ejemplo, es frecuente el uso concomitante de cefalosporinas y tetraciclinas en el tratamiento de infecciones mixtas sin que se observe pérdida de actividad de alguno de los dos antibióticos. De igual forma, es frecuente la utilización de macrólidos (claritromicina, eritromicinas, etc), conjuntamente con las cefalosporinas sin pérdida de eficacia y sin aumento de efectos adversos.

 

 
 

REACCIONES ADVERSAS

Pueden ocurrir reacciones locales en el lugar de la inyección con dolor e induración. Con las nuevas cefalosporinas la nefrotoxicidad es prácticamente nula, a diferencia de lo que ocurría con las cefalosporinas de primera generación y ocurre sólo muy raramente en el caso de la cefuroxima. Los pacientes de más de 50 años, con disfunción renal previa o tratados con otros fármacos nefrotóxicos son más propensos, habiéndose descrito algún caso de disfunción renal después de un tratamiento con cefuroxima.

Puede producirse colitis seudomembranosa durante o después de una tratamiento con cefuroxima, pero esta reacción adversa es, igualmente, muy rara. También son raros los efectos hematológicos como la neutropenia, leucopenia y anemia.

Otras reacciones adversas descritas ocasionalmente durante un tratamiento con cefuroxima son un aumento de las enzimas hepáticas, colestasis, ictericia, mareos, cefaleas, aumento del tiempo de protrombina, malestar general, vaginitis, rash maculopapular y urticaria. Las reacciones digestivas más frecuentes producidas por las cefalosporinas en general, incluyendo la cefuroxima son náuseas y vómitos y diarrea.

Las convulsiones inducidas por las cefalosporinas son una complicación seria, pero rara. Se deben a las propiedades epileptogénicas del anillo beta-lactámico, menores en el caso de las cefalosporinas en comparación con las penicilinas. El riesgo de padecer convulsiones aumenta con las dosis más elevadas de antibiótico y en casos de disfunción renal.

 

 
La sobredosis de cefalosporinas puede causar irritación cerebral y el desarrollo de consulsiones. Los niveles séricos de sefuroxima en plasma pueden ser reducidos por hemodiálisis y diálisis peritoneal.  
 

PRESENTACION

Inyectable

  • CUROXIMA Vial liof 750 mg y 1500 mg GLAXO
  • LIFUROX Vial liof. 750 mg y 1500 mg LILLY

Oral

  • NIVADOR 125 mg comp. recub.; 250 mg comp. recub; 500 mg compr. recub. MENARINI
  • NIVADOR 125 mg polvo; 250 mg polvo; 500 mg polvo MENARINI
  • SELAN 250 mg comp.; 500 mg comp. FAES
  • SELAN 250 mg polvo; 500 mg polvo. FAES
  • ZINNAT 125 mg comp.; 250 mg comp.; 500 mg comp GLAXO
  • ZINNAT 125 mg polvo.; 250 mg polvo.; 500 mg polvo GLAXO
 

REFERENCIAS

  • Nicholls PJ. Neurotoxicity of penicillins. J Antimicrob Chemother 1980;6:161-72.
  • Perry CM , Brogden RN.Cefuroxime axetil. A review of its antibacterial activity, pharmacokinetic properties and therapeutic efficacy. Drugs 1996 Jul 52:1 125-58
  • Scott LJ , Ormrod D , Goa KL. Cefuroxime axetil: an updated review of its use in the management of bacterial infections. Drugs 2001 61:10 1455-500
  • Pakes GE , Graham JA , Rauch AM , Collins JJ. Cefuroxime axetil in the treatment of sinusitis. A review. Arch Fam Med 1994 Feb 3:2 165-75
  • Anonymous. Cefuroxime axetil: a new oral cephalosporin. Drug Ther Bull 1989 Jan 23 27:2 5-7
  • Smith BR , LeFrock JL. Cefuroxime: antimicrobial activity, Pharmacology, and clinical efficacy. Ther Drug Monit 1983 Jun 5:2 149-60
  • Gold B , Rodriguez WJ. Cefuroxime: mechanisms of action, antimicrobial activity, pharmacokinetics, clinical applications, adverse reactions and therapeutic indications. Pharmacotherapy 1983 Mar-Apr 3:2 Pt 1 82-100
 
Monografía apta para discapacitados Monografía revisada 20 de noviembre de 2010. Equipo de redacción de IQB