CEFEPIMA EN VADEMECUM

Vademecum

CEFEPIMA

  Nota importante

DESCRIPCION

La cefepima es una cefalosporina parenteral de "tercera generación con la farmacocinética y el espectro de actividad similar a la ceftazidima. Debido a que cefepima puede ser activo frente a algunos organismos resistentes a la ceftazidima, algunos consideran la cefepima como una cefalosporina de "cuarta generación". La cefepima es comparable a la ceftazidima frente a las Pseudomonas aeruginosa, y puede ser más activo que la ceftazidima frente a los Enterobacter sp. debido a la estabilidad mejorada frente a beta-lactamasas. Los usos clínicos de cefepima son similares a las de las cefalosporinas de tercera generación.

Mecanismo de acción: Al igual que otras cefalosporinas y penicilinas, la cefepima inhibe la tercera y última etapa de la síntesis de la pared celular bacteriana por al unirse a las proteínas de unión específicas para la penicilina (PBP) que se encuentran dentro de la pared celular bacteriana. Estas proteínas de unión son responsables de varios pasos en la síntesis de la pared celular y se encuentran en cantidades de varios cientos a varios miles de moléculas por célula bacteriana. Estas proteínas de unión pueden variar entre diferentes especies bacterianas. Así, la actividad intrínseca de la cefepima, así como la de otras cefalosporinas y penicilinas, contra un organismo particular depende de su capacidad para obtener acceso a a las PBPs. Como todos los antibióticos beta-lactámicos, la capacidad de cefepima para interferir con la síntesis de la pared celular mediada por las PBPs es la que conduce en última instancia a la lisis celular. Esta lisis está mediada por enzimas autolíticos bacterianos de la pared celular (es decir, autolisinas)

En comparación con las cefalosporinas de tercera generación, la cefepima posee una mayor capacidad para penetrar en la membrana externa de la célula bacteriana y una menor tasa de hidrólisis por beta-lactamasas bacterianas. La cefepima existe como un zwitterion y se cree que esta propiedad aumenta su capacidad para penetrar en los canales de porina en las paredes celulares de las bacterias gram-negativas. El rápido desarrollo de resistencia a la ceftazidima y otras cefalosporinas de tercera generación por parte de organismos gram-negativos como Enterobacter cloacae y Pseudomonas aeruginosa se está convirtiendo en una preocupación cada vez mayor de enfermos graves, los pacientes hospitalizados. La cefepima parece ser más resistentes a la destrucción por algunos beta-lactamasas que son otras cefalosporinas. Una vez dentro de la célula bacteriana, cefepima se une a la penicilina-proteína de unión 3 (PBP-3) como otras cefalosporinas de 3 ª generación pero es la única capaz de unirse a las PBP-2. La afinidad por PBP-2 puede explicar por qué cefepima puede ser activo frente a bacterias gram-negativas que son resistentes a cefalosporinas de 3 ª generación.

El espectro bacteriano de cefepima incluye organismos gram-positivos y gram-negativos. La cefepima es el resultado de un intento de crear una cefalosporina con actividad significativa gram-negativas y gram-positivos. Los estudios clínicos han demostrado que cefepima es tan eficaz como la cefotaxima y ceftazidima en la erradicación de las infecciones producidas por Streptococcus pneumoniae, Staphylococcus aureus y la Pseudomonas aeruginosa y tiene una mejor actividad contra especies de Enterobacter y Citrobacter que hacer otras cefalosporinas. La cefepima tiene una actividad igual o mayor que cefotaxima y ceftazidima frente a Escherichia coli, Klebsiella pneumoniae, Proteus mirabilis, Proteus vulgaris, Neisseria gonorrhoeae y Rettgeri Providencia. Otros organismos frente a los cuales la cefepima ha demostrado su eficacia incluyen Shigella, Serratia, Salmonella y especies de Mycobacterium. Al igual que otras cefalosporinas, cefepima no es activo frente a enterococos y Bacteroides.

Farmacocinética: la cefepima se administra por vía parenteral. Las concentraciones séricas máximas de cefepima son 2-3 veces mayores después de una dosis intravenosa de una dosis intramuscular. Las concentraciones séricas máximas de 150 mg/ml se alcanzan después de una dosis de 2 g IV de cefepima. La cefepima es 100% biodisponible tras la administración IM, alcanzando concentraciones plasmáticas máximas en 0.5-1.6 horas. Aproximadamente 16-19% del fármaco circulante se une a proteínas. Se distribuye en la mayoría de los tejidos y fluidos corporales. Los datos en animales sugieren que cefepima penetra en el LCR.

La cefepima se excreta principalmente por vía renal, con un 80% de recuperación de fármaco inalterado 8 horas después de una dosis. La semi-vida de eliminación es 2-2.3 horas en pacientes con función renal normal. Los semi-vida de eliminación aumenta a medida que disminuye la función renal; son necesarios ajustes de la dosis para los pacientes con insuficiencia renal.La cefepima se elimina por hemodiálisis.

En los pacientes pediátricos, la cefepima muestra un perfil farmacocinético similar.

 

   

INDICACIONES

Las siguientes microorganismos son considerados susceptibles a cefepima in vitro. Acinetobacter sp, Aeromonas, Citrobacter freundii, koseri Citrobacter, Enterobacter aerogenes, Enterobacter agglomerans, Enterobacter cloacae, Escherichia coli, Gardnerella vaginalis, Haemophilus influenzae (beta- lactamasa negativas), Haemophilus influenzae (beta-lactamasa positivo); Hafnia alvei, Klebsiella pneumoniae, Moraxella catarrhalis, Morganella morganii, Neisseria gonorrhoeae, Neisseria meningitidis, Proteus mirabilis, Proteus vulgaris, Providencia rettgeri; Providencia stuartii, Pseudomonas aeruginosa, Salmonella sp.; Serratia liquefaciens, Serratia marcescens, Shigella sp;. Staphylococcus aureus (MSSA), Streptococcus agalactiae (estreptococos del grupo B); Streptococcus bovis, Streptococcus pneumoniae, Streptococcus pyogenes (estreptococos del grupo A beta-hemolítico), estreptococos viridans, Yersinia enterocolitica.

Tratamiento de infecciones potencialmente mortales causadas por organismos susceptibles incluyendo bacteriemia, especialmente en pacientes inmunocomprometidos:

Administración parenteral:

  • Adultos: 2 gramos IV cada 8 horas.

Para monoterapia empírica de la neutropenia febril:

Administración intravenosa:

  • Adultos y niños mayores de 16 años de edad: La dosis recomendada es de 2 g IV cada 8 horas durante 7 días o hasta la resolución de la neutropenia. En los pacientes cuya fiebre se resuelve, sino que permanecen neutropénicos durante más de 7 días, la necesidad de continuar la terapia antimicrobiana debe ser re evaluado.
  • Bebés y niños de 2 meses a 16 años de edad o hasta 40 kg: 50 mg / kg IV cada 8 horas (hasta una dosis máxima de 2 g / día) durante 7-10 días o hasta la resolución de la neutropenia.

Tratamiento de infecciones moderadas a severas causadas por microorganismos sensibles, incluyendo infecciones ginecológicas, infecciones respiratorias bajas (neumonía), infecciones de piel y estructura de la piel:

Administración parenteral:

  • Adultos y niños mayores de 16 años: 1-2 gramos IV cada 12 horas
  • Bebés y niños de 2 meses a 16 años o hasta 40 kg: 50 mg / kg IV cada 12 horas (hasta un máximo de 2 g / día) durante 7-10 días.

Para el tratamiento de las infecciones del tracto urinario complicadas y no complicadas

Administración parenteral:

  • Adultos y niños mayores de 16 años: 0,5-1 g IV o IM cada 12 horas.
  • Bebés y niños de 2 meses a 16 años o hasta 40 kg: 50 mg / kg IV cada 12 horas (hasta un máximo de 2 g / día) durante 7-10 días.

Para el tratamiento de infecciones intra abdominales complicadas causadas por Bacteroides fragilis, Enterobacter sp, Escherichia coli, Klebsiella pneumoniae, Pseudomonas aeruginosa, o estreptococos viridans, en combinación con metronidazol.

Administración intravenosa

Adultos: 2 g IV cada 12 horas en combinación con metronidazol.

Límites máximos de dosis:

Adultos: 2 g / día IV o IM.

Ancianos: 2 g / día IV o IM.

Adolescentes: 2 g / día IV o IM.

Niños: 100 mg / kg / día IV o IM, sin exceder los 2 g / día

Bebés > 2 meses: 100 mg / kg / día IV o IM, sin exceder 2 g / día.

Pacientes con insuficiencia renal: NOTA: La dosis inicial recomendada de cefepima en pacientes con insuficiencia renal debe ser la misma que en pacientes con función renal normal.Las siguientes dosis de ajustarán de acuerdo con el aclaramiento se creatinina:

CrCl > 60 ml / min: no es necesario ajustar la dosis.CrCl = 30-60 ml/min: dependiendo de la dosis inicial, reducir la dosis de mantenimiento de 0,5 a 2 g IV o IM, y ampliar el intervalo de dosificación para cada 24 horas. CrCl 11-29 ml / min: dependiendo de la dosis inicial, reducir la dosis de mantenimiento de 0,5 a 1 g IV o IM y ampliar el intervalo de dosificación a cada 24 horas. CrCl < 10 ml / min: dependiendo de la dosis inicial, reducir la dosis de mantenimiento de 0,25-0,5 g IV o IM y ampliar el intervalo de dosificación a cada 24 horas.

Hemodiálisis intermitente: Aproximadamente el 68% de la cantidad total de cefepima presente en el cuerpo en el inicio de la diálisis se elimina en un período de diálisis de 3 horas. Al final de cada sesión de diálisis debe administrarse una dosis de repetición, equivalente a la dosis inicial

Diálisis peritoneal: Administrar cefepima a las dosis recomendadas en un intervalo de cada 48 horas.

 

 
   

CONTRAINDICACIONES

La cefepima debe utilizarse con precaución en pacientes con hipersensibilidad a la penicilina. La similitud estructural entre cefepima y penicilina significa que puede ocurrir una reactividad cruzada . Las penicilinas pueden causar una variedad de reacciones de hipersensibilidad que van desde erupciones cutáneas leves hasta una anafilaxia fatal. Los pacientes que han sufrido graves de hipersensibilidad a la penicilina no deben recibir cefepima. La reactividad cruzada a las cefalosporinas es de aproximadamente 3-7% en los pacientes con una historia documentada de alergia a la penicilina.

La cefepima debe utilizarse con precaución en pacientes con hipersensibilidad a las cefalosporinas o hipersensibilidad a la cefamicina.

Las cefalosporinas se deben utilizar con precaución en pacientes con antecedentes de enfermedad gastrointestinal, especialmente colitis, debido a que los efectos adversos gastrointestinales asociados al tratamiento pueden agravar la situación. Además, los pacientes que presenten diarrea durante o poco después de un tratamiento con cefalosporinas se deben ser considerados para el diagnóstico diferencial de la colitis pseudomembranosa asociada a antibióticos.

 

 
 

La cefepima se clasifica dentro de la categorías B de riesgo en el embarazo. En los animales la cefepima no fue teratogénico ni embriotóxica cuando se administró durante el período de organogenesis en dosis de 1000 mg/kg /día ( 1.6 veces la dosis humana).

Sin embargo, no se llevado a cabo estudios adecuados y bien controlados en las mujeres embarazadas, de manera que este antibiótico no debe usarse a menos que sea absolutamente imprescindible.

La cefepima y la mayoría de las cefalosporinas se excretan en la leche materna en pequeñas cantidades. El lactante puede tener alteraciones en la flora intestinal que resulta en diarrea y deshidratación. Las cefalosporinas se debe utilizar con precaución durante la lactancia y los beneficios y los riesgos deben ser considerados.

 

 
    Todas las cefalosporinas rara vez puede causar hipoprotrombinemia y tienen el potencial para causar una hemorragia. Las cefalosporinas que contienen la cadena lateral NMTT (por ejemplo, cefoperazona, cefamandol, cefotetan) se han asociado con un mayor riesgo de sangrado. Las cefalosporinas se debe utilizar con precaución en pacientes ancianos y pacientes con coagulopatía preexistente (por ejemplo, deficiencia de vitamina K), ya que estos pacientes tienen un mayor riesgo de desarrollar complicaciones hemorrágicas.

Las inyecciones intramusculares deben administrarse con precaución a los pacientes tratados con cefepima debido a que pueden causar sangrado, moretones o hematomas por su efecto hipotrombonémico

La seguridad y eficacia de cefepima no han sido establecidas en los recién nacidos o bebés de menos de 2 meses de edad.

Los datos apoyan el uso de la cefepima en el tratamiento de infecciones del tracto urinario no complicadas y complicadas (incluyendo pielonefritis), de la piel, neumonía, y como terapia empírica para la neutropenia febril en pacientes de edad pediátrica 2 meses a 16 años.

La cefepima debe utilizarse con precaución en pacientes con insuficiencia renal o enfermedad renal, ya que se elimina a través de mecanismos renales.

INTERACCIONES

El probenecid puede inhibir competitivamente la secreción tubular renal de cefepima, prolongando así su eliminación renal y ocasionando niveles séricos mas elevados. En general, esta interacción farmacocinética no es perjudicial. En la actualidad, cefepima no se considera un fármaco nefrotóxico, pero el uso concomitante de algunas cefalosporinas con fármacos nefrotóxicos, como la vancomicina, polimixina B, colistina, diuréticos del asa y aminoglucósidos aumenta el riesgo de desarrollar nefrotoxicidad.

El uso concomitante de cefalosporinas y algunos antibióticos bacteriostáticos, como cloramfenicol, ha mostrado producir una interferencia con la actividad bactericida de las cefalosporinas. Muchos de los textos advierten de no usar antibióticos bacteriostáticos y bactericidas juntos. Sin embargo, el significado clínico de esto es discutible. Por ejemplo, el uso concomitante clínica de cefalosporinas y tetraciclinas (doxiciclina) o macrólidos (por ejemplo, azitromicina, claritromicina, eritromicina) es común en algunas infecciones bacterianas mixtas, sin pérdida de eficacia clínica de cualquiera de los agentes. De manera similar, muchas infecciones bacterianas mixtas son tratados de forma segura y eficazmente con la administración concomitante de cefalosporinas.

REACCIONES ADVERSAS

Los efectos adversos asociados con el uso de cefepima son dolor de cabeza (2,4%), náuseas / vómitos (1,8%), erupción maculopapular y urticaria (1,8%) y diarrea (1,7%). Otros efectos secundarios incluyen mareos, fiebre, flebitis, ansiedad, mareos, estreñimiento, urgencia urinaria, sensación de frío o entumecimiento en el brazo durante la infusión, tos, dolor en el cuello, flatulencia, sensación de calor subesternal, manos sudorosas, anafilaxia, convulsiones y deterioro de la función renal.

En un pequeño número de pacientes se desarrolla neutropenia con un tratamiento prolongado cefepima (25-49 días). Las alteraciones en los valores de laboratorio relacionados con cefepima incluyen elevación de las enzimas hepáticas. El aumento de los niveles de anticuerpos basados en el test de Coombs se produjo en un máximo de 14,5% de los pacientes, pero no hubo evidencia de hemólisis importante.

Son raras las convulsiones, pero esta es una complicación grave del tratamiento con cefalosporinas. Más comúnmente asociado con las penicilinas, las propiedades epileptogénicas de penicilinas y cefalosporinas se consideran relacionadas con su anillo beta-lactámico. Las dosis altas y la insuficiencia renal se asocian con un mayor riesgo de convulsiones.

 

 
 

PRESENTACION

Cefepima, Maxipime® : vial con 500 mg, 1 y 2 g

Forgen: vial con 500 mg, 1 y 2 g.

 

 
   

REFERENCIAS.

  • Chow JW, Fine MJ, Shales DM et al. Enterobacter bacteremia: clinical features and emergence of antibiotic resistance during therapy. Ann Intern Med 1991;115:585—90.
  • Kim SY, Lee IS, Park SL, Lee J. Cefepime neurotoxicity in patients with renal insufficiency.Ann Rehabil Med. 2012 Feb;36(1):159-62. Epub 2012
  • Kovarik JM, ter Maaten JC, Rademaker CM, Deenstra M, Hoepelman IM, Hart HC, Matzke GR, Verhoef J. Pharmacokinetics of cefepime in patients with respiratory tract infections. Antimicrob Agents Chemother. 1990 Oct;34(10):1885-8.
  • Barbhaiya RH, Forgue ST, Gleason CR, Knupp CA, Pittman KA, Weidler DJ, Martin RR. Safety, tolerance, and pharmacokinetic evaluation of cefepime after administration of single intravenous doses. Antimicrob Agents Chemother. 1990 Jun;34(6):1118-22.
  • Fiel S. Guidelines and critical pathways for severe hospital-acquired pneumonia. Chest. 2001 Feb;119(2 Suppl):412S-418S. Review.
  • Hardin TC, Jennings TS. Cefepime. Pharmacotherapy. 1994 Nov-Dec;14(6):657-68. Review.
  • Yamamura D, Gucalp R, Carlisle P, Cimino M, Roberts J, Rotstein C. Open randomized study of cefepime versus piperacillin-gentamicin for treatment of febrile neutropenic cancer patients. Antimicrob Agents Chemother. 1997 Aug;41(8):1704-8.
  • Grossman RF, Campbell DA, Landis SJ, Garber GE, Murray G, Stiver HG, Saginur R, McIvor RA, Laforge J, Rotstein C, Dubois J, Rivard M, Boulerice F. Treatment of community-acquired pneumonia in the elderly: the role of cefepime, a fourth-generation cephalosporin. J Antimicrob Chemother. 1999 Apr;43(4):549-54.
  • Tam VH, McKinnon PS, Akins RL, Rybak MJ, Drusano GL. Pharmacodynamics of cefepime in patients with Gram-negative infections. J Antimicrob Chemother. 2002 Sep;50(3):425-8.
 
    Monografía creada 6 de Junio de 2012. Equipo de redacción de IQB  
     
   
 

Subir un nivelMapa de esta Web. El mejor sitio para empezar