BRIVUDINA EN VADEMECUM
 

Vademecum

BRIVUDINA

 
Nota importante
DESCRIPCION

La brivudina ((E)-5-(2-bromovinyl)-2'-deoxyuridina)es un análogo nucleósido de timidina que actúa inhibiendo la replicación de los virus, herpes simple tipo 1 y varicela zóster, a través del bloqueo de la ADN polimerasa. Brivudina se encuentra indicada para el tratamiento precoz del herpes zóster agudo en adultos inmunocompetentes.

Mecanismo de acción: inhibe la replicación de los virus, herpes simple tipo 1 y varicela zóster. Se activa por fosforilación catalizada por enzimas virales codificadas en las células infectadas e interactúa con la ADN polimerasa viral.

 

INDICACIONES Y POSOLOGIA

Tratamiento precoz del herpes zoster agudo en adultos inmunocompetentes :

Administración oral:

  • Adultos: la dosis recomendades de 125 mg de brivudina una vez al día durante 7 días.
    El tratamiento debe iniciarse lo antes posible, preferentemente dentro de las 72 horas siguientes a la aparición de las primeras manifestaciones cutáneas (generalmente inicio del rash) ó 48 horas desde la aparición de la primera vesícula. Las dosis deben tomarse todos los días a la misma hora aproximadamente. Si los síntomas persisten o empeoran durante los 7 días de tratamiento, se debe aconsejar al paciente que consulte a su médico. El medicamento está indicado para tratamientos a corto plazo
    .

 

CONTRAINDICACIONES Y PRECAUCIONES

La administración de brivudina está contraindicada, entre otros, en pacientes sometidos a quimioterapia antineoplásica, especialmente si están tratados con 5 fluorouracilo incluyendo también sus preparaciones tópicas, sus profármacos (capecitabina, floxuridina, tegafur) y combinación de medicamentos que contengan estos principios activos u otras 5-fluoropirimidinas (flucitosina). Esta interacción, que provoca un aumento de la toxicidad de las fluoropirimidinas, es potencialmente mortal.

Es necesario respetar un intervalo mínimo de 4 semanas entre la finalización del tratamiento con brivudina y el comienzo del tratamiento con medicamentos 5-fluoropirimidínicos (incluyendo también sus preparaciones tópicas) tales como capecitabina, floxuridina y tegafur (o combinación de medicamentos que contengan estos principios activos) o flucitosina. Como precaución adicional, debe monitorizarse la actividad de la enzima dihidropirimidina dehidrogenasa antes de empezar un tratamiento con medicamentos tipo 5-fluoropirimidina en pacientes que hayan sido tratados recientemente con brivudina.

En caso de administración accidental de 5 fluorouracilo o medicamentos relacionados a pacientes tratados con brivudina, ambos medicamentos deberán ser interrumpidos y deberán tomarse medidas inmediatas para reducir la toxicidad de fluoropirimidinas. Se recomienda una rápida hospitalización así como medidas para prevenir infecciones sistémicas y la deshidratación. Los síntomas más comunes de toxicidad por fluoropirimidinas son náuseas, vómitos, diarrea y, en muchos casos, estomatitis, neutropenia y depresión de la médula ósea.

La administración de brivudina está contraindicada, entre otros, en pacientes sometidos a quimioterapia antineoplásica, especialmente si están tratados con 5 fluorouracilo incluyendo también sus preparaciones tópicas, sus profármacos (capecitabina, floxuridina, tegafur) y combinación de medicamentos que contengan estos principios activos u otras 5-fluoropirimidinas (flucitosina). Esta interacción, que provoca un aumento de la toxicidad de las fluoropirimidinas, es potencialmente mortal.

Es necesario respetar un intervalo mínimo de 4 semanas entre la finalización del tratamiento con brivudina y el comienzo del tratamiento con medicamentos 5-fluoropirimidínicos (incluyendo también sus preparaciones tópicas) tales como capecitabina, floxuridina y tegafur (o combinación de medicamentos que contengan estos principios activos) o flucitosina. Como precaución adicional, debe monitorizarse la actividad de la enzima dihidropirimidina dehidrogenasa antes de empezar un tratamiento con medicamentos tipo 5-fluoropirimidina en pacientes que hayan sido tratados recientemente con brivudina.

En caso de administración accidental de 5 fluorouracilo o medicamentos relacionados a pacientes tratados con brivudina, ambos medicamentos deberán ser interrumpidos y deberán tomarse medidas inmediatas para reducir la toxicidad de fluoropirimidinas. Se recomienda una rápida hospitalización así como medidas para prevenir infecciones sistémicas y la deshidratación. Los síntomas más comunes de toxicidad por fluoropirimidinas son náuseas, vómitos, diarrea y, en muchos casos, estomatitis, neutropenia y depresión de la médula ósea.

La brivudina debe administrarse con precaución en pacientes con enfermedades hepáticas proliferativas tal como la hepatitis. Los datos de post-comercialización indican que la extensión del tratamiento más allá de los 7 días de duración recomendada, aumenta el riesgo de desarrollo de hepatitis.

 

Clasificación de la FDA de riesgo en el embarazo La brivudina se clasifica dentro de la categoría C de riesgo en el embarazo. En estudios en animales no se han observado efectos embriotóxicos ni teratogénicos, mientras que lLos efectos fetotóxicos aparecieron únicamente a dosis elevadas. No obstante, no se ha demostrado la seguridad de la brivudina durante el embarazo.

En estudios en animales se ha comprobado que la brivudina y su metabolito principal, bromovinil uracilo (BVU), pasan a la leche materna.

 

 
 

INTERACCIONES

La brivudina, a través de su principal metabolito bromovinil uracilo (BVU), ejerce una inhibición irreversible de la dihidropirimidina dehidrogenasa (DPD), una enzima que regula el metabolismo tanto de los nucleósidos naturales (p. e. timidina) como de medicamentos tipo pirimidina tal como 5-fluorouracilo (5-FU). Como consecuencia de la inhibición enzimática, se produce una sobre-exposición y un aumento de la toxicidad del 5-FU.

La evidencia clínica muestra que, en adultos sanos que están siguiendo un tratamiento con brivudina (125 mg una vez al día durante 7 días), se consigue una recuperación funcional completa de la actividad de la enzima DPD a los 18 días de la última dosis.

La brivudina y 5-fluorouracilo u otras 5-fluoropirimidinas tales como capecitabina, floxuridina y tegafur (o combinación de fármacos que contengan estos principios activos) o flucitosina no deben ser administrados concomitantemente, y debe respetarse un periodo mínimo de 4 semanas antes de iniciar el tratamiento con medicamentos tipo 5-fluoropirimidina. Como precaución adicional, debe monitorizarse la actividad de la enzima DPD antes de empezar un tratamiento con medicamentos tipo 5-fluoropirimidina en pacientes que hayan sido tratados recientemente con brivudina.

En caso de administración accidental de 5-FU y medicamentos relacionados a pacientes tratados con brivudina, ambos medicamentos deberán ser interrumpidos y deberán tomarse medidas intensivas para reducir la toxicidad de 5-FU. Se recomienda una rápida hospitalización así como medidas para prevenir infecciones sistémicas y la deshidratación. Los síntomas de toxicidad por 5-FU son náuseas, vómitos, diarrea y, en muchos casos, estomatitis, mucositis, necrólisis epidérmica tóxica, neutropenia y depresión de la médula ósea.

La experiencia post-comercialización muestra una posible interacción de brivudina con medicamentos dopaminérgicos para el tratamiento del Parkinson, precipitando la corea.

 

 
 

REACCIONES ADVERSAS

Brivudina ha sido administrada a más de 3900 pacientes en ensayos clínicos. La reacción más grave, aunque observada raramente, fue la hepatitis. Esta reacción ha sido notificada también durante la vigilancia post-comercialización.

La única reacción adversa descrita con frecuencia fueron las náuseas (2,1%). Las siguientes reacciones adversas más frecuentes (poco frecuentes y raras) fueron las que pertenecen al sistema nervioso y trastornos psiquiátricos. El efecto de brivudina sobre el SNC también se ha observado en los datos de vigilancia post-comercialización.

Las principales reacciones adversas, organizadas por órganos o sistemas y frecuencias, se describen seguidamente:

Trastornos hematológicos y del sistema linfático: poco frecuentes: granulocitopenia, eosinofilia, anemia, linfocitosis, monocitosis; raras: trombocitopenia

Trastornos del sistema inmunitario: poco frecuentes: reacciones alérgicas/ hipersensibilidad (edema periférico y edema en la lengua, labios, párpados, laringe y cara, prurito, erupción, aumento de la sudoración, tos disnea, broncoconstricción)

Trastornos del metabolismo y nutricionales: poco frecuentes: anorexia

Trastornos psiquiátricos: poco frecuentes: Insomnio, trastorno de ansiedad; raros: alucinaciones, estado confusional

Trastornos del sistema nervioso: poco frecuentes: cefalea, mareo, vértigo, somnolencia, parestesia; raras: disgeusia, temblor; frecuencia desconocida: trastorno del equilibrio.

Trastornos gastrointestinales: frecuentes: náuseas; poco frecuentes: dispepsia, vómitos, dolor abdominal, diarrea, flatulencia, estreñimiento.

Trastornos hepato-biliares: frecuentes: hígado graso, aumento de enzimas hepática; poco frecuentes: hepatitis, aumento de la bilirrubina en sangre; frecuencia desconocida: fallo hepático agudo.

Trastornos vasculares: poco frecuentes: hipertensión; raros: hipotensión; frecuencia desconocida: vasculitis

 

 

PRESENTACION

NERVINEX, 125 mg Menarini

ZOSTEX, 125 mg UFSA

 

 
 

REFERENCIAS

  • Dworkin RH, Johnson RW, Breuer J, Gnann JW, Levin MJ, Backonja M, Betts RF, Gershon AA, Haanpaa ML, McKendrick MW, Nurmikko TJ, Oaklander AL, Oxman MN, Pavan-Langston D, Petersen KL, Rowbotham MC, Schmader KE, Stacey BR, Tyring SK, van Wijck AJ, Wallace MS, Wassilew SW, Whitley RJ. Recommendations for the management of herpes zoster. Clin Infect Dis. 2007 Jan 1;44 Suppl 1:S1-26. Review.
  • Baena Cañada JM, Martínez-Bautista MJ, Cortés-Carmona C, González-Carrascosa Vega T. Non-fatal drug-drug interaction between capecitabine and brivudine.Farm Hosp. 2013 Jul-Aug;37(4):342-3.
  • Rabasseda X. Brivudine: a herpes virostatic with rapid antiviral activity and once-daily dosing. Drugs Today (Barc). 2003 May;39(5):359-71.
  • Lahmer T, Hoffmann D, Heemann U, Küchle C, Frank H. Epstein-Barr virus encephalitis after kidney transplantation and successful treatment with brivudine. Transpl Int. 2010 Jun;23(6):e24-5. doi:
  • Volpi A, Gross G, Hercogova J, Johnson RW. Current management of herpes zoster: the European view. Am J Clin Dermatol. 2005;6(5):317-25. Review.

 

 
   
Monografía creada el 5 de Noviembre de 2014.Equipo de redacción de IQB (Centro colaborador de La Administración Nacional de Medicamentos, alimentos y Tecnología Médica -ANMAT - Argentina).
 
 
 

Sibir un nivelMapa de esta Web. El mejor sitio para comenzar