BUTABARBITAL EN VADEMECUM IQB
 

BUTABARBITAL

   
Nota

DESCRIPCION

El butabarbital sódico es un depresivo no selectivo del sistema nervioso central que se utiliza como sedante o hipnótico.

Mecanismo de acción: el butabarbital al igual que otros barbitúricos, es capaz de producir alteración de estado de ánimo de CNS que van de excitación a leve sedación, hipnosis y estado de coma profundo. La sobredosis pueden producir la muerte. Los barbitúricos deprimen lacorteza sensorial, disminuyen la actividad motora, alteran la función cerebelosa y producen somnolencia, sedación y la hipnosis.

El sueño inducido por barbitúricos difiere del sueño fisiológico. Estudios en los laboratorios del sueño han demostrado que los barbitúricos reducen la cantidad de tiempo en la fase de movimiento ocular rápido (REM) del sueño. También, se reducen las fases III y IV. Tras cese abrupto de barbitúricos utilizados regularmente, los pacientes pueden experimentar mayor sueño, pesadillas o insomnio. Por lo tanto, se recomienda que la retirada del fármaco se lleve a cabo gradualmente con objeto de disminuir la REM rebote y evitar el síndrome de abstinencia.

Tanto el secobarbital como el pentobarbital van perdiendo la mayor parte de su eficacia para inducir y mantener el sueño al cabo de 2 semanas tratamiento continuo, incluso con el uso de dosis múltiples. Igualmente, otros barbitúricos pierden su efectividad para inducir y mantener el reposo después de dos semanas. Por lo tanto, para el tratamiento del insomnio, los barbitúricos incluido el butobarbital tiene un valor limitado fuera de su uso a corto plazo.

Los barbitúricos son depresores respiratorios. El grado de depresión respiratoria es dependiente de la dosis. Con las dosis hipnóticas, la depresión respiratoria producida por los barbitúricos es similar a la que se produce durante el sueño fisiológico, con ligero descenso en la presión arterial y el ritmo cardíaco.

Farmacocinética: el butabarbital sódico es la sal sódica de un ácido débil. Los barbitúricos son ácidos débiles que se absorben y distribuyen rápidamente a todos los tejidos y fluidos con altas concentraciones en el cerebro, hígadoy riñones. Los barbitúricos se unen a las proteínas del plasma y tejidos. La tasa de absorción es mayor si se ingiere como una solución diluida o tomada en ayunas.

Barbitúricos son metabolizados principalmente por el sistema de enzimas microsomales hepáticas, y la mayoría de productos metabólicos son excretados en la orina. La excreción de butabarbital inalterada en la orina es insignificante. El butabarbital se clasifica como un barbitúrico acción intermedia. La semivida plasmática del butabarbital es de 100 horas en el adulto.

Aunque variable de paciente a paciente, el butabarbital comienza su acción a los 45-60 minutos, acción que se mantiene alrededor de 6 a 8 horas.

INDICACIONES Y POSOLOGIA

Tratamiento del insomnio

Administración oral:

  • Adultos: las dosis recomendadas son de 50 a 100 mg a la hora de acostarse
  • Ancianos: las dosis deben reducidas en los ancianos o pacientes debilitados debido a que estos pacientes son más sensibles a los barbitúricos.

Sedante diurno

  • Adultos: 15 a 30 mg, 3 o 4 veces al día
  • Ancianos: las dosis deben reducidas en los ancianos o pacientes debilitados debido a que estos pacientes son más sensibles a los barbitúricos.

Sedante preoperatorio

  • Adultos: 50 a 100 mg, 60 a 90 minutos antes de la cirugía.
  • Niños: 2 a 6 mg/kg máximo 100 mg.

Dado que los barbitúricos parecen perder su eficacia para la inducción y mantenimiento del sueño después de 2 semanas, el uso del butabarbital sódico para tratar el insomnio debe limitarse a este tiempo.

 

 

CONTRAINDICACIONES Y PRECAUCIONES

Los barbitúricos están contraindicados en pacientes con sensibilidad conocida de barbitúricos. Los barbitúricos también están contraindicados en pacientes con una historia de porfiria manifiesto a latente.

Debido a que los trastornos del sueño pueden ser la manifestación de un trastorno físico o psiquiátrico, el tratamiento sintomático del insomnio debe iniciarse sólo después de una cuidadosa evaluación del paciente. El fracaso de insomnio a remitir después de 7 a 10 días de tratamiento puede indicar la presencia de una enfermedad psiquiátrica o médica primaria que debe evaluarse.

El empeoramiento de insomnio o la aparición de nuevas anomalías del comportamiento pueden ser las consecuencias de un trastorno psiquiátrico o físico no reconocido. Tales hallazgos han sido observados en el curso del tratamiento con fármacos sedantes hipnóticos. Como los efectos adversos importantes de los sedantes-hipnóticos están relacionadpos con la dosis, es importante utilizar la menor dosis eficaz posible, especialmente en los ancianos.

Se han comunicado comportamientos complejos tales como "sueño de conducción" (es decir, conducir mientras no se está totalmente despierto después de la ingestión de un hipnótico sedante, con amnesia para el evento). Aunque estos comportamientos tales pueden ocurrir con sedantes-hipnóticos solos en dosis terapéuticas, el uso de alcohol y otros depresores CNS con propiedades sedantes-hipnóticos parece aumentar el riesgo de tales conductas. Debido a los riesgos para el paciente y para los demás que este efecto comporta, de considerarse la interrupción del tratamiento con sedantes hipnóticos cuando el pacientes reporta un episodio de "sueño de conducción" .

Se han reportado otros comportamientos complejos (por ejemplo, preparar y comer alimentos, hacer llamadas telefónicas o tener sexo) en pacientes que no están totalmente despiertos después de tomar a un sedante hipnótico. Como en el caso de la conducción de sueño, los pacientes generalmente no recuerdan estos eventos.

Se han registrado casos raros de angioedema , involucrando a la lengua, glotis o laringe después las primeras o posteriores dosis de sedantes hipnóticos. Algunos pacientes han tenido síntomas adicionales tales como disnea, cierre de garganta o náuseas y vómitos, síntomasd que sugieren anafilaxis. Algunos pacientes han requerido tratamiento médico en las Urgencias. Si el angioedema involucra la lengua, la glotis o la laringe, puede ocurrir una obstrucción fatal de las vías respiratorias. Los pacientes que desarrollan angioedema después del tratamiento con sedantes hipnóticos no deben volvar a utilizar esos fármacos droga.

Los barbitúricos pueden crearr hábito. Con el uso continuado pueden producirse tolerancia, dependencia física y psicológica. Los pacientes que tienen una dependencia psicológica de barbitúricos pueden aumentar la dosis o disminuir el intervalo de dosis sin consultar al médico y posteriormente desarrollar una dependencia física de barbitúricos. Para minimizar la posibilidad de sobredosificación o el desarrollo de la dependencia, la prescripción y dispensación de barbitúricos sedante hipnóticos deben ser limitadas a la cantidad requerida hasta la siguiente cita. La discontiuación abrupta después de un uso prolongado en una persona dependiente puede provocar síntomas de abstinencia, incluyendo delirio, convulsiones y posiblemente la muerte.

Debe ejercerse precaución cuando los barbitúricos se administran a pacientes con dolores agudos o crónicos, porque podría ser inducida una excitación paradójica o pueden ser enmascarados síntomas importantes. Sin embargo, el uso de barbitúricos como sedantes en el período postoperatorio de una cirugía y como adjuntos a la quimioterapia, está bien establecido.

 

 
Clasificación de la FDA de riesgo en el embarazo

Los barbitúricos pueden causar daño fetal cuando se administran a una embarazada mujer. Se ha comprobado una conexión entre el consumo materno de barbitúricos y una mayor incidencia de anormalidades fetales. Tras la administración oral, barbitúricos cruzan fácilmente la barrera placentaria y se distribuyen a lo largo de los tejidos fetales, encontrándose las concentraciones más altas en la placenta, hígado fetal y cerebro.

Los síntomas de abstinencia se producen en los bebés nacidos de madres que recibieron barbitúricos durante el último trimestre del embarazo. Si el butabarbital se utiliza durante el embarazo, o si la paciente queda embarazada mientras toma este medicamento, el paciente debe ser informado del peligro potencial para el feto.

 

 
 

INTERACCIONES

La mayoría de los informes de las interacciones clínicamente significativas descritas con los barbitúricos se refieren al fenobarbital. Sin embargo, la aplicación de estos datos a otros barbitúricos aparece válida

El fenobarbital disminuye los niveles plasmáticos de dicumarol y provoca una disminución en la actividad anticoagulante, medida por el tiempo de protrombina. Los barbitúricos inducen las enzimas microsomales hepáticos, lo que resulta en aumentos del metabolismo y disminución de las respuestas anticoagulantes de los anticoagulantes orales (p. ej., warfarina, acenocumarol, dicumarol y phenprocoumon). Los pacientes estabilizados en terapia anticoagulante pueden requerir ajustes de dosificación si se agregan o son retirados barbitúricos de su régimen de tratamiento.

Los barbitúricos parecen mejorar el metabolismo de los corticosteroides exógenos probablemente a través de la inducción de los enzimas microsomales hepáticos. Los pacientes estabilizados en terapia de corticoesteroides pueden requerir ajustes de las dosis si se agregan o son retirados barbitúricos de su régimen de tratamiento.

El fenobarbital parece interferir con la absorción de Griseofulvina administrada oralmente, disminuyendo así sus niveles de sangre. De desconoce la respuesta terapeútica de la griseofulvina como consecuencia de esta reducción de sus niveles de sangre. Es preferible evitar la administración concomitante de estos fármacos.

El fenobarbital ha demostrado acortar la semi-vida de la doxiciclina incluso después de 2 semanas de haber sido discontinuado. Este mecanismo es probablemente debido a la inducción de los enzimas microsomales hepáticos que metabolizan el antibiótico. Si el fenobarbital y la doxiciclina son administrados simultáneamente, debe vigilarse estrechamente la respuesta clínica a doxiciclina.

 

El efecto de barbitúricos en el metabolismo de la fenitoína es variable. Algunos investigadores informan un aumento del metabolismo de este fármaco, mientras que otros no reportan ningún efecto. Por este motivo, los niveles de sangre de la fenitoína deben vigilarse con más frecuencia si estos fármacos se administran simultáneamente. El valproato y el ácido valproico parecen disminuir el metabolismo de barbitúricos; por lo tanto, los niveles de sangre de barbitúricos deberían ser supervisados y las dosis ajustadas

El uso concomitante de otros depresores del sistema nervioso central, incluyendo otros sedantes o hipnóticos, antihistamínicos, tranquilizantes o alcohol, puede producir efectos depresivos aditivos.
Los inhibidores de la monoamino oxidasa
prolongan los efectos de los barbitúricos probablemente porque inhiben el metabolismo de estos.


El p
retratamiento o la administración concurrente de fenobarbital puede disminuir el efecto del estradiol incrementando su metabolismo. Se conocen casos de pacientes tratadas con fenobarbital que han quedado embarazados mientras tomaban anticonceptivos orales.

 

 
 

REACCIONES ADVERSAS

Se han observado las siguientes reacciones adversas con el uso de barbitúricos en pacientes hospitalizados.

Nota: Debido a que los pacientes hospitalizados pueden ser menos conscientes de algunos de los efectos adversos más ligeros de barbitúricos, la incidencia de estas reacciones puede ser algo mayor en los pacientes totalmente ambulatorios.

En más del 1% de los pacientes: La reacción adversa más común, la somnolencia, se estima que ocurre en el 1 a 3% de los pacientes.

En menos del 1% de los pacientes: las reacciones adversas más comunes enumeran a continuación, agrupadas por sistema de órganos y por orden decreciente de ocurrencia son:

  • Trastornos del sistema nervioso central y siquiátricos: agitación, confusión, hiperquinesia, ataxia, CNS depresión, pesadillas, nerviosismo, psiquiátricos , perturbación, alucinaciones, insomnio, ansiedad, mareos, anormalidad de pensamiento.
  • Trastornos respiratoria: hipoventilación, apnea.
  • Trastornos cardiovasculares: bradicardia, hipotensión, síncope.
  • Trastornos gastrointestinales: náuseas, vómitos, estreñimiento.
  • Otras reacciones: dolor de cabeza, hipersensibilidad (angioedema, erupciones de la piel, dermatitis exfoliativa, fiebre, daño hepático

El abuso y la adicción son conceptos distintos de tolerancia y dependencia física. El abuso se caracteriza por el uso indebido de las drogas para fines no médicos, a menudo en combinación con otras sustancias psicoactivas. La dependencia física es un estado de adaptación que se manifiesta por un síndrome de abstinencia específico que puede ser producido por cese abrupto, reducción de dosis rápida, disminución de los niveles en sangre de la droga o la administración de un antagonista. La tolerancia es un estado de adaptación en el que la exposición a un fármaco induce cambios que resultan en la reducción de la eficacia del fármaco con el tiempo. La tolerancia puede producirse tanto sobre los efectos deseados como los no deseados de las drogas y puede desarrollarse a diferentes velocidades para distintos efectos.

Los barbitúricos pueden crear hábito, ocasionando tolerancia, dependencia psicológica y dependencia física especialmente con uso prolongado de dosis altas. La administración diaria de 400 mg de pentobarbital o secobarbital durante aproximadamente 90 días probablemente ocasionen algún grado de dependencia física. Una dosis de entre 600 a 800 mg por al menos 35 días es suficiente para producir convulsiones al ser discontinuada. La dosis diaria promedio para el adicto de barbitúricos suele ser de 1,5 gramos. A medida que se desarrolla la tolerancia a los barbitúricos, aumenta la cantidad necesaria para mantener el mismo nivel de intoxicación. Aunque la tolerancia a una dosis fatal aumenta a más del doble, el margen entre una dosis intoxicante y una dosis fatal se hace más pequeño.

Los síntomas de intoxicación aguda con barbitúricos incluyen andar inestable, dificultad para hablar y nistagmo sostenido. Los signos mentales de intoxicación crónica incluyen confusión, juicio reducido, irritabilidad, e insomnio. Los síntomas de la dependencia de barbitúricos son similares a los del alcoholismo crónico.

Los síntomas de la retirada de barbitúricos pueden ser graves y pueden causar la muerte. A las 8-12 horas después de la última dosis pueden aparecer leves síntomas de abstinencia. Estos síntomas generalmente aparecen en el siguiente orden: ansiedad, contracturas musculares, temblor de manos y dedos, debilidad progresiva, mareos, distorsión en la percepción visual, náuseas, vómitos, insomnio e hipotensión ortostática. Los principales síntomas de abstinencia (delirio y convulsiones) pueden ocurrir en las primeras 16 horas y duran hasta 5 días tras cese abrupto de estos fármacos. La intensidad de los síntomas de abstinencia disminuye gradualmente durante un período de 15 días aproximadamente.

La dependencia a barbitúricos surge de la administración repetida de un barbitúrico de forma continua, generalmente en cantidades superiores a las dosis terapéuticas. Las características de la toxicomanía a barbitúricos incluyen: (a) un fuerte deseo o la necesidad de continuar tomando el medicamento; (b) una tendencia a aumentar la dosis; (c) una dependencia psíquica sobre los efectos de las drogas relacionadas a la apreciación subjetiva e individual para esos efectos; y (d) una dependencia física sobre los efectos de la droga que requieren su presencia para el mantenimiento de la homeostasis y que resulta en un síndrome de abstinencia cuando la droga es retirada.

El tratamiento de la dependencia de barbitúricos consiste en una retirada gradual y prudente de la droga. Los pacientes dependientes de barbitúricos pueden ser retirados mediante un cierto número de protocolos diferentes de retirada. Un método implica mantener inicialmente las dosis usadas por el paciente, en 3 a 4 dosis divididas, e ir dismuyendo la dosis diaria en un 10 por ciento si esta práctica es tolerada por el paciente.

 

 

La dosis tóxica de barbitúricos varía considerablemente. En general, una dosis oral de 1 gramo de barbitúricos produce un envenenamiento grave en la mayoría de los adultos. La muerte ocurre normalmente después de 2 a 10 gramos. Los síntomas de intoxicación aguda con barbitúricos incluyen andar inestable, dificultad para hablar y nistagmo sostenido. Los signos mentales de intoxicación crónica incluyen confusión, juicio pobre, irritabilidad, insomnioy quejas somáticas. La intoxicación por barbitúricos puede confundirse con el alcoholismo, intoxicación de bromuro y con otros varios neurológicos trastornos.

La sobredosificación aguda con barbitúricos se manifiesta por depresión del SNC y depresión respiratoria que puede progresar a respiración de Cheyne-Stokes, arreflexia, constricción de las pupilas en un grado leve (aunque en intoxicaciones graves pueden presentar dilatación paralítica) , oliguria, taquicardia, hipotensión, temperatura corporal baja y coma.

En sobredosis extrema, puede cesar toda la actividad eléctrica en el cerebro, que no puede confundirse con el caso que un EEG "plano" que normalmente se equipara con la muerte clínica. En el caso de los barbitúticos este efecto es totalmente reversible salvo que se produzcan daños hipóxicos

 

 

PRESENTACIONES

BUTISOL SÓDICO, comp, 30 y 50 mg

 

 
 

REFERENCIAS

  • Hindle TH 3rd. Comparison of carisoprodol, butabarbital, and placebo in treatment of the low back syndrome. Calif Med. 1972 Aug;117(2):7-11.
  • Lee-Son S, Waud BE, Waud DR. comparison of the potencies of a series of barbiturates at the neuromuscular junction and on the central nervous system. J Pharmacol Exp Ther. 1975 Nov;195(2):251-6.
  • Stotsky BA. Sodium butabarbital for emotional disorders and insomnia. Dis Nerv Syst. 1972 Dec;33(12):798-803.
  • Stotsky BA, Cole JO, Tang YT, Gahm IG.. Sodium butabarbital (butisol sodium) as an hypnotic agent for aged psychiatric patients with sleep disorders.J Am Geriatr Soc. 1971 Oct;19(10):860-70
  • Rickels K, Clark EL, Etezady MH, Sachs T, Sapra RK, Yee R. Butabarbital sodium and chlordiazepoxide in anxious neurotic outpatients: a collaborative controlled study. Clin Pharmacol Ther. 1970 Jul-Aug;11(4):538-50
  • Antlitz AM, Tolentino M, Kosai MF. Effect of butabarbital on orally administered anticoagulants. Curr Ther Res Clin Exp. 1968 Feb;10(2):70-75
  • Rosier Y, Demars A. Clinical study of a new barbiturate, CB 2203 or butabarbital. Electroencephalographical notes. J Med Lyon. 1960 Jun 20;41:785-80

 
   
  Monografía creada el 21 de Febrero de 2012.Equipo de redacción de IQB (Centro colaborador de La Administración Nacional de Medicamentos, alimentos y Tecnología Médica -ANMAT - Argentina).
.