BUSERELIDA EN VADEMECUM
   

 
   

DESCRIPCION

La buserelina es un análogo de la hormona liberadora de gonadotropinas natural (gonadorrelina; GnRH; LHRH), con una marcada actividad biológica. El efecto farmacológico inicial de la buserelina consiste en la estimulación de la liberación de gonadotropinas y de la secreción de testosterona. Ello va seguido de un descenso progresivo de la testosterona hasta niveles de castración. Mientras que durante el tratamiento continuado con buserelina resulta inhibida la liberación de gonadotropina, la secreción de otras hormonas hipofisarias (hormona del crecimiento, prolactina, ACTH, TSH) no se ve influenciada directamente. La secreción de esteroides adrenales permanece inalterada. En términos de supresión de la estimulación del tejido tumoral por la testosterona, buserelina es tan eficaz como la orquiectomía, en el tratamiento del carcinoma prostático.

Farmacocinética: la buserelina se administrada a partir de una forma depot. La liberación de buserelina a partir del implante es controlada por la degradación de la matriz polimérica. El perfil de liberación es bifásico: la liberación inicial (Tmáx <1 día) es seguida por una fase de liberación lenta continuada a lo largo del intervalo de dosificación de 3 meses (dosis total 9,9 mg). La biodisponibilidad del implante de buserelina es aproximadamente del 50% tras la inyección subcutánea. La exposición sistémica a la buserelina es suficiente para originar la supresión de testosterona hasta niveles de castración durante el intervalo de dosificación. La buserelina circula en el suero predominantemente en forma inalterada. La unión a proteínas es de aproximadamente el 15%.

De acuerdo con datos preclínicos, la buserelina se acumula preferentemente en hígado, riñones y lóbulo anterior de la hipófisis, que constituye el órgano biológico diana. La buserelina y sus metabolitos inactivos se excretan por vía renal y los estudios en animales también indican excreción por la bilis. Los estudios in vitro han demostrado que buserelina es inactiva mediante peptidasas (piroglutamil peptidasa y endopeptidasas de tipo quimotripsina) en el hígado y los riñones. En la hipófisis la buserelina unida al receptor se inactiva mediante enzimas localizados en la membrana.

INDICACIONES Y POSOLOGIA

La buserelida se utiliza en el tratamiento del carcinoma prostático hormonodependiente avanzado. Este fármaco no está indicado después de orquiectomía bilateral puesto que no se obtendrá ninguna reducción ulterior de los niveles de testosterona.

La buserelida, asociada al tamoxifen, se ha utilizado en el tratamiento de cáncer de mama (1) y en la endometriosis (2)

Cada tres meses se inyecta subcutáneamente el contenido de la jeringa (tres cilindros de implante equivalente a 9,45 mg de buserelina) en la pared abdominal. Sin embargo, el intervalo de tres meses entre inyecciones puede ocasionalmente prolongarse hasta tres semanas. Antes de la inyección se puede aplicar un anestésico local. Se recomienda que la administración de un antiandrógeno como terapia coadyuvante se inicie cinco días antes de comenzar el tratamiento con buserelina.

CONTRAINDICACIONES y PRECAUCIONES

La buserelina no se debe administrar a pacientes con hipersensibilidad a la buserelina, a los análogos de la LHRH o a cualquiera de sus excipientes.

Se recomienda que la administración de un antiandrógeno como terapia coadyuvante se inicie cinco días antes de comenzar el tratamiento con buserelina. Esta medicación adicional se debe continuar en paralelo con buserelina durante las 3-4 primeras semanas de tratamiento. La terapia antiandrogénica coadyuvante es también indispensable en pacientes con metástasis conocidas, por ejemplo de médula espinal, para prevenir las complicaciones iniciales debidas a la activación transitoria del tumor y sus metástasis, como pueden ser compresión medular y parálisis. La respuesta al tratamiento debe ser controlada mediante la determinación en suero de los niveles de testosterona y antígeno-prostático-específico (PSA). Los niveles de testosterona aumentan al comienzo del tratamiento y a continuación disminuyen progresivamente, durante un período de dos semanas hasta alcanzar, transcurridas de dos a cuatro semanas, los niveles de castración. La ausencia de mejoría clínica o de cambios en los niveles de PSA frente a una adecuada supresión de testosterona son indicativos de insensibilidad hormonal del tumor. Los pacientes con metástasis conocidas de columna vertebral o aquellos pacientes con riesgo de complicaciones neurológicas o de obstrucción de las vías urinarias deberán estar sometidos a un estricto control durante las primeras semanas de tratamiento, siempre que al inicio del mismo no se administre simultáneamente un antiandrógeno. En los pacientes hipertensos se recomienda controlar regularmente la tensión arterial (riesgo de deterioro del control de la presión arterial). En los pacientes diabéticos se recomienda controlar regularmente la glucemia (riesgo de deterioro del control metabólico). Los pacientes con historia de depresión deben ser estrechamente controlados y tratados si es necesario (riesgo de recurrencia o bien de empeoramiento de la depresión).

INTERACCIONES

No se han realizado estudios de interacción específicos.

REACCIONES ADVERSAS

Al comienzo del tratamiento, por lo general, se produce una elevación transitoria de los niveles séricos de testosterona que puede dar lugar a una activación temporal del tumor con reacciones secundarias como son:

  • aparición o exacerbación del dolor óseo, en pacientes con metástasis óseas
  • signos de déficit neurológico debidos a la compresión del tumor que se pueden manifestar p. ej., por debilidad muscular en las piernas.
  • alteraciones en la micción, hidronefrosis y linfostasis.
  • trombosis con embolia pulmonar.

Estas reacciones se pueden evitar en gran medida con la administración concomitante de un antiandrógeno en la fase inicial del tratamiento con buserelina.

A largo plazo, el tratamiento con agonistas de la LHRH, incluida la buserelina puede, en casos aislados, conducir al desarrollo de adenomas hipofisarios.

Reacciones frecuentes (>1/100): Sofocos, pérdida de la libido, impotencia, atrofia testicular, cefalea, dolor o reacción local (p. ej., enrojecimiento, hinchazón) en la zona de la inyección del implante. Reacciones de menor frecuencia: Ginecomastia (indolora) así como edemas (leves) en tobillos y parte distal de las extremidades inferiores, reacciones de hipersensibilidad tales como enrojecimiento de la piel, picor, rash cutáneo (incluyendo urticaria), aumento de los enzimas hepáticos (transaminasas), cansancio, somnolencia, vértigos, estreñimiento, aumento o disminución del peso corporal.

Reacciones poco frecuentes (<1/1.000): Náuseas, vómitos, diarrea, aumento o disminución del cabello y el vello corporal, aumento de la presión arterial en pacientes hipertensos, reacciones graves de hipersensibilidad con broncospasmo y disnea, aumento o disminución de los lípidos hemáticos, aumento de la bilirrubina sérica, palpitaciones, nerviosismo, alteraciones del sueño, alteraciones de la memoria y la concentración, inestabilidad emocional, ansiedad, depresión (puede desarrollarse o agravarse).

En casos muy raros se han descrito leve aumento transitorio del dolor tumoral, deterioro del bienestar general, reducción de la tolerancia a la glucosa (la cual en pacientes diabéticos puede dar lugar a un deterioro del control metabólico), trombocitopenia, leucopenia, tinnitus, trastornos auditivos, aumento de la sed, cambios en el apetito, así como molestias musculoesqueléticas y dolor. En casos aislados se han observado reacciones graves de hipersensibilidad con shock (puede hacerse necesario retirar el implante quirúrgicamente), alteración de la visión (p. ej., visión borrosa) y sensación de presión retroocular. En casos aislados, se ha observado parestesia con otras presentaciones de buserelina. La mayoría de efectos referidos se hallan directa o indirectamente relacionados con la supresión de testosterona por la buserelina (síntomas de déficit androgénico).

 

 
 

Hasta el presente no se ha observado ningún caso de intoxicación con buserelina. Los efectos descritos con la sobredosis de buserelina no difieren de los efectos adversos observados durante su utilización normal. En caso necesario, el tratamiento de la sobredosis será sintomático.

 

 
 

PRESENTACION

SUPREFACT DEPOT 3 MESES Jeringa prec. AVENTIS PHARMA

 

 
   

REFERENCIAS

  • Brogden RN, Buckley MM, Ward A. Buserelin. A review of its pharmacodynamic and pharmacokinetic properties, and clinical profile. Drugs 1990 Mar 39:3 399-437
  • Trabant H, Widdra W, de Looze S. Efficacy and safety of intranasal buserelin acetate in the treatment of endometriosis: a review of six clinical trials and comparison with danazol. Prog Clin Biol Res 1990 323: 357-82
  • Roila F . Buserelin in the treatment of prostatic cancer. Biomed Pharmacother 1989 43:4 279-85
  • Willemsen WN, Franssen AM, Rolland R, Vemer HM. The effects of buserelin on the hormonal states in PCOD. Prog Clin Biol Res 1986 225: 377-89
  • Lemay A, Maheux R, Jean C, Faure N . Efficacy of different modalities of LHRH agonist (buserelin) administration on the inhibition of the pituitary-ovarian axis for the treatment of endometriosis. Prog Clin Biol Res 1986 225: 157-73
  • Bruun E, Frimodt-Moller C. The effect of Buserelin versus conventional antiandrogenic treatment in patients with T2-4NXM1 prostatic cancer. A prospective, randomized multicentre phase III trial. The "Danish Buserelin Study Group". Scand J Urol Nephrol 1996 Aug 30:4 291-7

 
   
Monografía revisada el 20 de Febrero de 2012.Equipo de redacción de IQB (Centro colaborador de La Administración Nacional de Medicamentos, alimentos y Tecnología Médica -ANMAT - Argentina).