AUROTIOGLUCOSA EN VADEMECUM IQB
 

AUROTIOGLUCOSA

 
Nota importante

DESCRIPCION

La aurotioglucosa es un fármaco antiartrítico activo por vía intramuscular, utilizado como adyuvante en el tratamiento de la artritis reumatoide, en particular en sus primeros estadios. El fármaco es menos eficaz frente a casos crónicos y avanzados de artritis y se emplea sólo cuando los salicilatos y otros anti-inflamatorios no esteroídicos no responden satisfactoriamente. La introducción del oro para el tratamiento de la artritis fué debido a que en las primeras décadas del siglo XX se pensaba que la artritis tenía un origen infeccioso mientras que el oro muestra propiedades antimicrobianas. Posteriormente, se confirmó la eficacia antirreumática de los compuestos de oro, independientemente de su acción antibacteriana.

Mecanismo de acción: la aurotioglucosa contiene un 50% de oro. Como otros compuestos de oro, la aurotioglucosa muestra unas propiedades antiartríticas, anti-inflamatorias e inmunomoduladoras. Se desconoce el mecanismo por el cual la aurotioglucosa ejerce su acción antiartrítica aunque se cree que puede implicar la inhibición de la síntesis de antígenos por los macrófagos o reduciendo la liberación de enzimas lisosomales, con lo que disminuye la inflamación. El oro tiene una buena afinidad hacia el azufre y puede interferir con los sistemas celulares que contienen grupos SH, los cuales a su vez podrían inhibir la función de los macrófagos responsables de la inflamación en los pacientes reumáticos. El oro y sus derivados reducen la migración y la actividad fagocítica de los macrófagos disminuyendo la inflamación y la destrucción del cartílago.

Farmacocinética: la aurotioglucosa se administra en suspensión en aceite de sésamo, lo que ocasiona una absorción errática. Se necesitan entre 1 y 2 meses para alcanzarse una situación de equilibrio después de inyecciones semanales de aurotioglucosa. El inicio del efecto anti-inflamatorio del fármaco es difícil de cuantificar dado que el efecto terapeútico empieza a observarse varias semanas después de comenzar el tratamiento y puede durar varios meses después de interrumpir el mismo. La administración intramuscular produce unos niveles de oro más elevados que los obtenidos después de la administración oral de otras sales de oro, niveles que pueden ser los responsables de la mayor incidencia de efectos secundarios observados con la aurotioglucosa. La aurotioglucosa se une extensamente a las proteínas del del plasma, es capaz de cruzar la barrera placentaria y se excreta en la lecha materna.

Aunque no se conoce bien el metabolismo de la aurotioglucosa parece ser que se elimina tal cual, pero muy lentamente. Sólo el 40% de la dosis se elimina en la semana siguiente a la administración. El 70% de la dosis se elimina en la orina y el resto for vía fecal. La semivida de la aurotioglucosa en plasma después de un tratamiento acumulativo es de 160 días.

INDICACIONES Y POSOLOGIA

Tratamiento de la artritis reumatoide:

  • Adultos: 10 mg por vía i.m. inicialmente, seguidos de dos dosis de 25 mg a intervalos de una semana. A partir de la tercera semana las dosis se pueden aumentar a 50 mg semanales hasta unas dosis totales de 0.8 a 1.0 g. Si se consigue una mejoría antes de llegar a estas cantidades, las dosis pueden reducirse. Las dosis de mantenimiento pueden ser de 25 a 50 mg administrados indefinidamente a intervalos de 3-4 semanas.
  • Niños: 0.25 mg/kg la primera semana. Las dosis de aumentan a razón de 0.25 mg/kg semanales hasta llegar a la dosis de mantenimiento de 0.75—1 mg/kg una vez por semana (dosis máxima: 25 mg/dosis). Se administra el fármaco semanalmente durante 20 semanas y luego el tratamiento se prosigue a razón de una dosis cada 2-4 semanas.
  • Pacientes con insuficiencia renal: no se han publicado directrices para la administración de aurotioglucosa en estos pacientes. No obstante, no parece ser que sean necesarios reajustes en las dosis

CONTRAINDICACIONES

La aurotioglucosa está contraindicada en pacientes que hayan experimentado recientemente un tratamiento con radiación. También está contraindicada en pacientes con historia de desórdenes inducidos por oro como dermatitis exfoliativa, fibrosis pulmonar, enterocolitis necrosante o reacciones anafilácticas o pacientes que hayan experimentado reacciones tóxicas a sales de oro o a otros metales pesados.

La aurotioglucosa debe ser aministrada con precaución en pacientes en aplasia de la médula ósea, discrasias sanguíneas o hemorragias. Si como consecuencia de la administración de aurotioglucosa aparece un trombocitopenia con menos de 50.000 plaquetas/mm3, debe discontinuarse el tratamiento.

La aurotioglucosa está contraindicada en pacientes con síndrome de Sjogren, lupus eritematoso sístémico, insuficiencia cardíaca congestiva, hipertensión importante, urticaria, colitis o historia de sensibilidad de compuestos de oro. El riesgo potencial de su administración a pacientes con insuficiencia renal, enfermedad inflamatoria intestinal o insuficiencia hepática deberá ser evaluado frente a los posibles beneficios.

 

Clasificación de la FDA de riesgo en el embarazo

La aurotioglucosa está clasificada dentro de la categoría C de riesgo en el embarazo. Aunque no se han realizado estudios controlados en el ser humano, los estudios en animales indican que puede haber efectos adversos sobre el feto. La crisoterapia está contraindicada durante el embarazo a menos que los beneficios para la madre sean muy superiores al posible riesgo para el feto. A menudo, el embarazo alivia la artritis reumatoide evitando la necesidad de tratamientos farmacológicos. La aurotioglucosa se excreta en la leche materna, por lo que se deberá evitar durante la lactancia

 

 
 

INTERACCIONES

La administración concomitante de aurotioglucosa con penicilamina está contraindicada por la posibilidad de causar serios efectos adversos hematológicos o renales.

Aunque no existe una buena documentación sobre interacciones de la aurotioglucosa con otros fármacos, por regla general deberán evitarse todos aquellos que muestran una toxicidad parecida a la de la aurotioglucosa que puede ser aditiva. La aurotioglucosa deberá ser administrada con precaución a pacientes tratados con otros fármacos que deprimen la médula ósea (por ejemplo los fármacos antineoplásicos, la amfotericina B, el cloramfenicol, la carbamazepina, clozapina, zidovudina, etc.) que ocasionan estomatisis o mucositis (por ejemplo los fármacos antineoplásicos) o nefrotoxicidad (antibióticos aminoglucósidos, amfotericina B, vancomicina, anti-inflamatorios)

 

 
 

REACCIONES ADVERSAS

Los efectos adversos ocasionados por la aurotioglucosa se manifiestan por regla general durante el segundo o tercer mes de tratamiento, siendo su incidencia bastante alta aunque desaparecen al interrumpir el tratamiento. Las reacciones adversas más frecuentes después de la administración de sales de oro parenterales son de tipo mucocutáneo y varían desde un rash eritematoso hasta una dermatitis exfoliativa, pasando por urticaria, eritema nodoso, rash maculopapular, rash ampolloso, lesiones vesiculares y liquenosas y decoloración de la piel. En algún caso, también se ha descrito una pigmentación azul de la piel debido a la precipitación de sales de oro.

Las reacciones adversas a nivel de la mucosas incluyen prurito, estomatitis, gingivitis, glositis, faringitis, traqueítis, conjuntivitis y vaginitis. Muchas de estas reacciones pueden ser tratadas con corticosteroides tópicos o anestésicos locales, pero en ocasiones se requieren costicoides sistémicos

Se han descrito depósitos córneos de oro, en forma de partículas amarillas en las capas anteriores de la córnea, después de un tratamiento con sales de oro parenterales. También se han descrito ocasionalmente depósitos lenticulares.

Ocasionalmente, la aurotioglucosa ocasiona reacciones alérgicas que se asemejan a una reacción anafiláctica (sofocos, mareos, diaforesis, debilidad, naúseas, vómitos).

Durante el tratamiento con aurotioglucosa pueden producirse severas discrasias sanguíneas (granulocitopenia, anemia hipoplástica o aplástica, leucopenia, pancitopenia) que pueden llegar a ser fatales.

La aurotioglucosa puede ser nefrotóxica y hepatotóxica ocasionando glomerulonefritis con hematuria, azotemia, síndrome nefrótico, nefritis intersticial o ictericia. Aunque estos efectos secundarios suelen ser moderados, pueden ser fatales si no de interrumpe el tratamiento. En un 50% de los pacientes se produce un proteinuria transitoria al establecerse un tratamiento con aurotioglucosa

 

 

PRESENTACION

La aurotioglucosa no se comercializa en España. En los EE.UU se comercializa con el nombre de Solganal®

 

 
 

REFERENCIAS

  • Rubinstein I, Langevitz P, Pras M. Aurothioglucose overdosage in five patients with rheumatoid arthritis. Clin Rheumatol 1987 Dec 6:4 583-7
  • Van Riel PL, Larsen A, Van de Putte LB, Gribnau FW . Effects of aurothioglucose and auranofin on radiographic progression in rheumatoid arthritis. Clin Rheumatol 1986 Sep 5:3 359-64
  • McGirr EE, Browne CD, Champion GD, Day RO, Sambrook PN. Aurothioglucose in rheumatoid arthritis. Outcome of treatment in patients intolerant of sodium aurothiomalate. Med J Aust 1984 Sep 15 141:6 349-51
  • van Riel PL, van de Putte LB, Gribnau FW, Macrae KD . Comparison of auranofin and aurothioglucose in the treatment of rheumatoid arthritis: a single blind study. Clin Rheumatol 1984 Mar 3 Suppl 1: 51-6
  • Lowthian PJ, Cleland LG, Vernon-Roberts B . Hepatotoxicity with aurothioglucose therapy. Arthritis Rheum 1984 Feb 27:2 230-2

 
  Monografía revisada el 23 de diciembre de 2010.Equipo de redacción de IQB (Centro colaborador de La Administración Nacional de Medicamentos, alimentos y Tecnología Médica -ANMAT - Argentina).